Por Gary Craig

Aquí va una rápida sesión que yo tuve con “Lenny” que había tratado de hacerse EFT a sí mismo y no había podido adelantar mucho. Mientras desarrollábamos el tema, él dijo que tenía una crisis desagradable de gripe. Nuestra conversación se desarrolló como sigue…

Gary: Has hecho EFT para eso?

Lenny: Sí, varias veces.

Gary: Obtuviste algún resultado?

Lenny: No.

Gary: Cuál es el síntoma más fuerte que tienes?

Lenny: La garganta inflamada.

Gary: En una escala de 0 a 10, qué tan mal está?

Lenny: Es un 6.

Gary: Frota el punto de dolor y repite lo siguiente: –«Aunque tengo esta garganta inflamada, me perdono por cualquier contribución emocional que pueda haber hecho a este problema. Me perdono por cualquier queja que yo pueda estar reteniendo o cualquier culpa, miedo u otra emoción que yo pueda tener y que pueda estar apareciendo como una garganta inflamada, aunque yo no pueda ser capaz de articularlo. Estoy abierto a la posibilidad de que el veneno que está en mi pensamiento pueda estar manifestándose como venenos en mi cuerpo.”

Después de esto, Lenny hizo tapping desde la ceja hasta debajo del brazo repitiendo “esta garganta inflamada.” El 6 bajó a 2 y después gradualmente se elevó a 3, donde se detuvo. Hicimos otra vuelta similar y cayó a 0,5. La afirmación que se cita arriba no está en el curso de EFT. Forma parte de nuestras grabaciones avanzadas. Los que se interesen en esto, pueden entrar en «Steps toward becoming The Ultimate Therapist.» (“Pasos para convertirse en Terapeuta Extraordinario”)

La conversación continuó…

Gary: Por qué supone Ud. que conseguimos estos resultados, si Ud. no podía lograr ningún alivio por sí mismo?

Lenny: Las afirmaciones. Sentí que algo cambiaba mientras las repetía.

Gary: Es probable. Sin embargo, hay otra posibilidad.

Lenny: ¿Cuál?

Gary: Es el hecho de haber hecho esto juntos. A menudo las personas pueden obtener resultados administrando el tapping por sí mismas. Otras veces, resulta útil que dos personas trabajen juntas. Pienso que es algo espiritual – hay amor en esto. Pienso que ésta es la unicidad que la mayoría de las disciplinas espirituales insisten en que es nuestra verdadera naturaleza.

Abrazos a todos, Gary

Traducido por Dalila Milicúa