Marjorie Footitt, de Francia, tuvo una “sesión de sincronicidad” por teléfono con una clienta.

Por Marjorie Footitt

Nunca deja de sorprenderme cómo funciona la sincronicidad (¿oportunidad divina?), de la que experimenté 5 ejemplos que desembocaron en una sesión de EFT con Mary:

1) Recientemente, he “lanzado al mundo” que daría las gracias al universo por una mayor abundancia financiera y que agradecería atraer a gente a la que pudiera ayudar.

2) Hice el primer y el segundo nivel de EFT durante el fin de semana de Pascua (días 14, 15 y 16 de abril). Aprendí el método por teléfono, aunque por entonces no estaba realmente segura de poder manejarlo.

3) El día 22 de abril, vi los DVDs de ‘El terapeuta extraordinario’ de Michael Gandy.

4) ¡El día 23 de abril, recibí una llamada de una mujer (Mary), sumamente angustiada, que se había “equivocado” de número!!

5) Llamó cuando yo podía dedicarle tiempo.

La intención de Mary era llamar a su madre, pero tenía mi número al lado del suyo en el móvil. Mi número estaba registrado como “madre de David”. Unas semanas antes, mi hijo David le había dado mi número porque pensó que tal vez yo podría ayudarla. Le dolía mucho el oído izquierdo, se había quedado sorda de aquél lado y tenía problemas en los senos.

Llamaba desde el coche, desde el exterior de su club de golf, ya que el dolor le impedía jugar. Dijo que creía que padecía estos síntomas de forma continuada desde el mes de enero, cuando había pasado por lo que parecía una neumonía, con tos, dificultades para respirar y cansancio. Las pruebas la descartaron; de hecho, no se halló explicación médica alguna para su estado.

Le sugerí que empezáramos a hacer tapping y me alegré de haber visto la noche anterior el DVD de Michael Gandy en el que se muestra lo que ahora denomino “La Forma Corta” del tapping… Punto de karate, coronilla, interior de la muñeca, interior del tobillo. Dadas las circunstancias, ella estaba llorando, sentada en el coche, y desconocía totalmente el resto de los puntos de tapping. Le expliqué qué hacer e hicimos tapping diciendo «Aunque estuve enferma en el mes de enero, con esta tos, dificultad para respirar y cansancio inexplicables…»

La ansiedad que sentía empezó a disminuir… 10—7—4—3—1. Entonces, dejó de llorar y se mostraba más controlada, por lo que abordamos el dolor de oído, la sordera y los senos bloqueados. Me había hablado de su infancia traumática, con un padre alcohólico, abusos físicos y verbales y una reciente separación de un marido alcohólico. Su madre tampoco estaba libre de culpa.

Recientemente, había decidido también contarlo todo por escrito… para “sacarlo” fuera. Hasta entonces, había utilizado sólo “me acepto completa y profundamente” como parte de la frase de preparación, ya que pensaba que probablemente en ese momento no se amaba a sí misma.

Entonces hicimos tapping para “el dolor y la sordera”… 8—5—3—1—0. El dolor se desplazó entonces a la parte posterior de la cabeza, pero rápidamente bajó a 0. Entonces se desplazó a la zona entre el oído y el cuello y ella dijo que era de color púrpura y en forma de cuchillo.

A medida que avanzaba el tapping, se rió por el hecho de estar haciendo eso en el coche, donde podían verla, e introduje el “me amo y me acepto”… Ella dudó y dijo “Es difícil”, así que le aseguré que si no se sentía bien al respecto podía omitirlo. “No, lo diré”, repuso. Bien, pensé, está encontrando su poder. El color púrpura bajó de 4 a 0 rápidamente. Los sollozos intermitentes habían cesado y se hallaba calmada.

El dolor de oído había desaparecido por completo y la sordera había disminuido en gran medida (le dije que podría irse de la noche a la mañana). No pudimos darle una puntuación a los senos, a causa del llanto.

Me llamó al cabo de unos días, para decirme que no había vuelto a sentir dolor, pero que tal vez sería buena idea trabajar algo más con viejos problemas que emergían continuamente.

Marjorie

Traducido por Eva Llobet Martí