Una mujer fue a la oficina de su doctor. Fue atendida por uno de los doctores nuevos, pero después de unos 4 minutos en el consultorio, ella salió gritando y corrió por el pasillo.

Un doctor mayor la paró y preguntó cuál era el problema, y ella le explicó. La hizo que se sentará y que se relajara en otro privado.

El doctor se marchó de regreso al primer doctor y le exhortó, “¡Qué te pasa! La señora tiene 63 años, tiene 4 hijos crecidos y 7 nietos, ¡¿y tú le dices que está embarazada?!

El doctor nuevo sonríe mientras sigue escribiendo en su tabla.

“Se le quitó el hipo, ¿no?

Autor desconocido