desganaMaría Aurora nos detalla la importancia de tratar también a los padres ante un caso, aparentemente inexplicable de apatía en un niño. Si quieres trabajar EFT con niños, este artículo te dará pistas muy importantes.

Por María Aurora Villarreal, México

Correo: [email protected]

‘Saúl’ es un niño tímido y reservado de 9 años y es el mayor de 3 hermanos. Su mamá, Elena, no podía contener las lágrimas cuando hablaba sobre su hijo y cómo lo veía. Ella me decía que no sabía qué más hacer; si Saúl abría la boca era para quejarse o hacer un comentario negativo, siempre desganado. No le interesaba nada, estaba en football y soccer pero como si no estuviera, apático, parecía que le pesaban los pies al caminar. Se le dificulta tomar decisiones tan sencillas como ¿qué me pongo de ropa hoy? o ¿llevo almuerzo o dinero al colegio? o ¿voy a la fiesta de mi amigo o no? Lloraba mucho cuando se enfrentaba a situaciones nuevas. 

Para su papá los deportes son importantes; él había sido por muchos años entrenador y le dolía ver a su hijo así.

En la escuela Saúl no presentaba problemas de conducta, aunque sus calificaciones iban bajando. Sin embargo, para la maestra esto no representaba gran problema; había en el salón muchos niños que requerían atención antes que Saúl.

La mamá me comentó que en el colegio no había gran apoyo y no sabía qué hacer.

Le expliqué cómo trabajaba en mis terapias y le mostré cómo hacer EFT. Le pedí que me permitiera que hiciéramos unas rondas juntas para que ella misma viera la diferencia y se sintiera más relajada sobre la situación de su hijo y pudiera ayudarlo mejor y de forma más acertada.

No hubo necesidad de preguntarle el nivel de impotencia, pues empezó a llorar en el momento.

A pesar de que me siento muy impotente (palabra de ella al preguntarle cómo se sentía) para ayudar a mi hijo Saúl, que lo veo muy desanimado y apático, yo me amo y me acepto profunda y completamente.

En los puntos: “esta impotencia”, “no puedo hacer nada”.


A pesar de que Saúl no puede tomar simples decisiones como “¿llevo lonche o dinero al colegio?” yo soy una gran mamá, hago lo mejor que puedo con mucho amor.


En los puntos: “Saul no puede decidir”, “ni siquiera si quiere llevar lonche o dinero”.

En este punto estaba más relajada, pero me mencionó que se sentía mal porque a lo mejor ella había sido muy exigente con su hijo. Hicimos una ronda de tapping sobre eso y la intensidad bajó considerablemente.

Se fue más tranquila y acordamos que íbamos a estar en constante comunicación y que el niño vendría una vez por semana 45 min.

Saul llegó a la primera cita con lágrimas en los ojos y no se quería quedar. Su mamá se veía muy preocupada. Le comenté a Saúl si quería que su mamá se quedara, movió la cabeza para decir que no y finalmente accedió a quedarse y empezamos a platicar. Me contó de sus actividades, lo que le gustaba y no le gustaba del colegio, sus amigos etc… y le enseñé EFT y en menos de 5 minutos ya se estaba riendo.

Durante las siguientes sesiones trabajamos con sus miedos y creencias.

Cuando hay sentimientos muy fuertes, me gusta que hagan dibujos sobre lo que sienten y qué le harían a la persona que los lastima o han lastimado. Es impactante lo que dibujan. Y hacemos tapping sobe eso que sienten que quisieran hacer, así como con la culpa que experimentan por sentir eso.

Aunque quiero que Gabriel se caiga por un precipicio y se rompa todos los huesos, pues me ha hecho sentir muy mal cuando me dijo que era un tonto, yo soy un gran niño.


En los puntos: “Me dijo tonto”, “que se caiga al precipicio”, “que se rompa los huesos”.

Cuando terminamos estaba riéndose.

Seguimos con la culpa por pensar eso:


Aunque me siento muy mal por pensar eso, yo soy un gran niño.

En los puntos: “me siento muy mal”, “pensar eso está mal”.

Cada vez estaba más abierto para platicar y venía alegremente. Su conducta fue cambiando y su mamá me empezó a reportar que ya no lloraba en situaciones nuevas como a la hora de ir a una fiesta o en un partido de football (traía también mucho conflicto con su entrenador que constantemente le gritaba).

Sus calificaciones empezaron a subir y hasta llegó a contestarle a su mamá, pues ella quería que fuera con unos amigos que a él no le parecían sus amigos.

María Aurora Villarreal, México

Formadora y Facilitadora Avanzada de EFT

Correo: [email protected]

Sitio: http://eftalegria.com.mx/