Se emplea con éxito el tapping en sustitución para tratar el hipo, el miedo a las alturas y el dolor de garganta – AHEFT

Jagjeet Singh Ahluwalia, de India (que actualmente vive en Canadá), comparte tres casos en los que se empleó con éxito el tapping en sustitución.

por Jagjeet Singh Ahluwalia

Hola Gary,

Quisiera compartir con vosotros el éxito que he tenido en diversos casos empleando el tapping en sustitución.

Hipo: Mi amiga Jamie sabía que yo empleaba EFT. Ella y su marido fueron a visitarnos a Montreal, procedentes de los Estados Unidos. Nos encontrábamos en el autobús local cuando de repente ella empezó a tener hipo.

Así que comenzamos con el procedimiento dentro del autobús, pero tuvimos que parar porque el resto de viajeros empezaron a mirarnos. Pasados 10 minutos, seguía teniendo hipo y entonces se me ocurrió utilizar el tapping en sustitución.

De modo que me puse a ello e hice unas 2 rondas, aunque no completé la segunda porque había dejado de tener hipo. Entonces esperé, esperé y esperé… a que volviera el hipo (hay un lapso de tiempo entre hipo e hipo, así que asumí que tal vez era mayor), pero no fue así. Entonces confirmé que tanto ella como otros amigos se habían dado cuenta de que el hipo había desaparecido. Se mostró agradablemente sorprendida y, por supuesto, aliviada.

Miedo a las alturas: Este caso tuvo lugar más tarde el mismo día y Jamie volvió a estar implicada. Me encontraba de pie con otro amigo, en el balcón del séptimo piso de nuestro apartamento, mirando a la multitud que se hallaba a nuestros pies, ya que vivimos muy cerca de una famosa universidad de Montreal.

Entonces Jamie se acercó y cuando estuvo en el balcón, inmediatamente retrocedió varios pasos hasta la puerta. Le pregunté qué sucedía y respondió que le daba un poco de miedo estar allí de pie y mirar hacia abajo. Le pregunté si se mareaba y respondió que sólo tenía miedo y no podía mirar hacia abajo.

Así que, de nuevo, empecé con el tapping de sustitución: “Aunque me da miedo…” y luego “Aunque no puedo mirar hacia abajo…” Hice dos rondas y luego estuve hablando con mi otro amigo y Jamie volvía a estar en la habitación. Pasado un rato, ella volvió al balcón, estuvo mirando hacia abajo, muy cómoda de pie, sin problema alguno.

Me sorprendió, por lo que le pregunté si se sentía bien al estar allí, a lo que ella respondió “¡Oh, Dios mío! Estoy aquí de pie, mirando hacia abajo.” Dijo que no experimentaba miedo alguno y que se sentía muy cómoda. Realmente me impactó, porque en mi mente consideraba que el hipo era algo pequeño, pero que se necesitaba más trabajo para esta fobia. En cualquier caso, le dije que le había aplicado sanación y que tal vez esto lo explicara. Pero realmente me sorprendió…

Dolor de garganta: Una vez me desperté en medio de la noche con dolor de garganta. No quería levantarme, ni siquiera estando tumbada quería empezar a masajearme el punto de dolor y luego hacer tapping… supongo que me daba pereza porque eran las 2.30 de la madrugada.

Así que comencé a hacer tapping intencional y con sólo una ronda el dolor desapareció. De hecho, estuve más rato despierto intentando sentir el dolor, que por el dolor en sí. Intenté hacer ruido con la garganta, aclararla, tragar saliva… pero no podía sentir dolor. Así que, algo sorprendido, volví a dormirme.

Hay más ejemplos, pero tengo que irme despidiendo por ahora. Gary, estoy realmente agradecido de haber descubierto tu página Web y EFT el año pasado, ya que me ayuda en muchísimas cosas simples o complejas y forma parte de mi vida diaria y de la de mi familia.

Saludos,

Traducido por Eva Llobet Martí

   

Deja un comentario