Aquí tienen un artículo útil por Baerbel Froehlin que no solo demuestra el valor de Compartir Beneficios, sino que también nos brinda una pista fuerte de cómo calmar a los niños en la noche y ayudarlos a dormir.

Por Baerbel Froehlin, CHt./HypnoCoach, EFT-ADV

Aquí les brindo un lindo cuento de como dos niños Compartieron Beneficios mientras su mamá tuvo una sesión telefónica conmigo.

Mi cliente, «Liz» es una madre soltera. Me había pedido una sesión telefónica porque en aquel entonces se sentía muy cansada debido a su vida difícil. Su matrimonio estaba por terminar, depresión y síntomas físicas de todas clases habían estado manifestándose por un tiempo.

También había mencionado que casi no se sentía con energía para lidiar con sus dos pequeños hijos. Por varias semanas habían rehusado irse a dormir. Cuando por fin se acostaban rehusaban a dormirse. Debido a todos los disturbios emocionales a los que habían sido sometidos durante tanto tiempo cada noche era una batalla para que se durmieran.

Nuestra primera sesión telefónica fue a las 8 de la noche. Liz estaba a punto de estallar emocionalmente y físicamente. Para el colmo, no había podido encontrar alguien que se hiciera cargo de los niños esa noche y eso también la tenía molesta. Les rogó a sus hijos – 3 y 5 años de edad – repetidamente que se portaran bien y no la interrumpieran, sin embargo la interrumpieron la mayor parte de la sesión. Entraron a la habitación de vez en cuando esperando impacientemente a que ella terminara, y observaban como ella hacia tapping y hablaba por teléfono a la vez.

Ya para el fin de la sesión ambos estaban cansados y querían estar al lado de ella; y para entonces estaban muy agitados. Le sugerí a Liz invitarlos a hacer tapping en el esternón, junto con ella, y repetir frases como, «Estoy tan casado, mami… yo quiero que me abraces.» En seguida los podía escuchar repitiendo, cuando de repente hubo un completo silencio en el otro extremo de la línea de teléfono. Los dos se habían quedado dormidos instantáneamente sin ningún esfuerzo. Sólo tomó un minuto para que entraran en un dormir profundo en el piso junto a su madre.

Estoy segura de que porque habían estado observando a su madre hacer tapping varias veces esa noche, sus pequeñitos sistemas individualmente ya habían compartido beneficios anteriormente, de manera que sin esfuerzo se durmieron. Tuvieron que ser cargados a sus camitas y no despertaron hasta el siguiente día. Fue la primera noche de sueño profundo sin interrupción para los niños y su madre.

En otra ocasión, después de haber tenido varias sesiones sin interrupción, otra vez Liz no tenía quien viniera a cuidar los niños. Su pequeño hijito se había dormido pero su hija estaba despierta, interrumpiendo y esperando que mamá dejara de hablar por teléfono. Por fin le pedí a Liz que le permitiera hablar conmigo. Concedió y le pedí hacer tapping – como mamá – mientras le pregunté ¿Qué había estado dibujando mientras esperaba y si haría un dibujo para mí? Ahí la tienes, contestando mis preguntas, haciendo tapping en su esternón, adormeciéndose y lista para la cama.

Poco después recibí mi dibujo por correo. Adjunto había una foto de los niños. Tiene su lugar en el escritorio de mi oficina; un constante recuerdo de la sesión telefónica tres en uno, de cuando toda la familia pudo tener una buena noche de dormir.

¡EFT maravilloso y mágico!

Baerbel Froehlin, CHt./HypnoCoach, EFT-ADV

Traducido por MMc

InEnglish.gif