Traducido con la autorización de www.EFTfree.net

Ranjana Appoo nos detalla las cuatro fases que identifica en el proceso de cambio que ocurre cuando usamos EFT. Un artículo educativo de interés sobre todo para ayudar al terapeuta.

Por Ranjana Appoo

Hace poco en una sesión de supervisión, un practicante de EFT me preguntó cómo definiría yo las fases principales del cambio inducido por EFT. He detectado durante muchas sesiones de EFT las siguientes cuatro fases que se necesitan para inducir cambio, equilibrio, y sanación. Muchos lectores y practicantes las van a reconocer.

Cuatro Fases de cambio

Lo esencial es formular preguntas, que inducirán los siguientes procesos:

1. Despertar concienciación

En algunos casos lo único que se necesita para que se produzca un cambio es concienciación. Al instante que se despierta la conciencia, se abren las puertas hacia el cambio. Se trata de observar intencionalmente el diálogo interno y externo. Afinar tu percepción de palabras, emociones, movimiento, signos físicos, aparte de la historia misma. La conciencia es el arte de sintonizarse.

2. Descubrir el camino hacía el asunto de raíz.

Con preguntas y con intuición, la percepción puede cambiar en un instante. Con intuición, conciencia y tapping el cliente puede sacar a la superficie sus emociones para descubrir las causas del problema. El tapping ayuda a cambiar la perspectiva para poder ver lo que está sucediendo.

3. Desarrollar la habilidad de escuchar y observar sin juicio.

Esta destreza hace posible una aceptación profunda. Al escuchar al cliente mientras relata asuntos de su vida, se le abre un espacio protegido, donde él mismo puede darse cuenta del impacto que aquel asunto ejerció sobre su vida. En el marco de este espacio se puede llegar al fondo, y descubrir recuerdos, emociones, ideas y sensaciones somáticas específicas. Mientras están haciendo el tapping, escucha y observa cómo sucede el cambio en el cliente. Percibe los cambios que se llevan a cabo en sus sensaciones somáticas, mentales y emocionales.

4. Testear los cambios.

Esto produce en el cliente el sentido de que el proceso se completó. Deja que experimenten el cambio. Puede que quede aun mucho por hacer, sin embargo, el cliente se despide con la impresión de que muchas cosas están aclaradas. Vuelve al comienzo, y pregúntales, cómo se sienten ahora. Chequea, cómo se notarán los cambios en su vida ahora. ¿Qué es diferente ahora?

Ayuda para el practicante

Si te encuentras estancado o inseguro acerca del proceso, he aquí un par de frases de tapping que ayudaron al practicante con el cual yo trabajaba. En el curso de involucrarse en la sesión que le pedí que armara, una sesión que estaba llena de momentos potencialmente difíciles, hicimos tapping de la siguiente manera:

“Aunque no me doy cuenta qué está pasando, y a veces no me doy cuenta de cosas obvias, me amo y me acepto”.

“Aunque estoy enredado en mis propios pensamientos, opto por experimentar quietud y claridad.”

“Aunque no siempre me doy cuenta qué está sucediendo, y a dónde ir y cómo seguir con esto, me acepto incondicionalmente.”

“Aunque no lo sé, le permito a Dios que trabaje a través de mi.”

“Aunque no sé qué va a suceder, si puedo ayudar de verdad, tengo muy claro mi deseo de que ocurra sanación real.”

“Aunque, cuando estoy testeando los cambios, a veces parecen tan pequeños, casi insignificantes, y eso me hace sentir … (aquí él gimió), opto por sentir un amor profundo, y respetar el proceso.”

“Aunque no sé si puedo ayudar a persona alguna, opto por dejar atrás mis dudas, y acepto creer en la habilidad de los clientes en sanearse a sí mismos…”

Cuando hicimos tapping sobre la capacidad de los clientes de sanarse, de repente se iluminó y gritó (con su permiso, parafraseo lo que dijo): “¿Sabes qué? Siempre que estoy contigo, siento que tú tienes una confianza plena en mi, y siento que aunque yo no tenga confianza en mi mismo, tú sí que la tienes, y, de alguna manera, eso me hace sentir que sí, yo también puedo hacer lo mismo. Soy capaz de sanarme; puedo también creer en mí mismo.”

De cierto modo esto es verdad; cuando estoy trabajando con un cliente, es importante tener una confianza total en su capacidad de sentir y experimentar una alegría infinita, y sanación. Esto me recuerda de una cosa que escribió Goethe: “Trata a las personas como si fueran ya lo que podrían ser, y con eso les ayudas a convertirse en lo que son capaces de ser.”

Esta última ronda le hizo sonreír: “Por supuesto, no soy yo quien produce la sanación, son ellos… yo debo observar cómo se sanan a sí mismos a su propio ritmo” – dijo. La magia de EFT está en su sencillez. Sin embargo, la sencillez de EFT es una maestría.

Ranjana Appoo

www.emotionalhealthcentre.com

Traducido por Ida Kiss, Chile

http://blog.alivio-con-eft.com