Pita Mann nos muestra cómo ella usó EFT a distancia para levantar el peso de un serio dolor sentimental en su hijo.

Por Pita Mann

Soy una principiante de EFT pero creo en el consejo de Gary de aplicarla a todo. Mi hijo de 16 años, que vive con su padre, pasó por mi casa para verme cuando regresaba de una salida de fin de semana con su novia y los padres. La muchacha era la primera por quien mi hijo tenía sentimientos tan profundos, así que imagínense mi consternación cuando él me telefoneó esa noche para decirme que ella había roto con él cuando llegaron a la casa. El dijo que se sentía tan mal que creía que iba a vomitar. Añadió que aunque tenía tarea para hacer, que no podía hacerla en lo mas mínimo y que no iba a ir a la escuela al día siguiente.

Le dije que lamentaba que se sintiera tan triste pero que iba a hacer tapping por él y lo único que él debía hacer era llamarme si comenzaba a sentirse mejor. (El no tenía ningún conocimiento de lo que es EFT). Aunque me siento realmente triste y herido porque ella rompió conmigo, yo me acepto, soy un buen muchacho…

Hice tapping por un par de rondas incluyendo el procedimiento de nueve pasos. Aproximadamente 30 minutos más tarde el teléfono sonó y mi hijo dijo, «No sé sobre esta cosa de hacer tapping pero me siento muchísimo mejor.» Le pregunté que si su nivel de intensidad era de 10 en la escala de 10 cuando hablamos anteriormente, cómo estimaba su nivel de intensidad ahora. Dijo que era alrededor de 3 en la escala de 10.

Le dije que haría más tapping por él; luego lo llamé para ver cómo se sentía. Dijo que su nivel de intensidad era de 2 o 2.5 y agregó que no tenía que superarlo todo completamente ahora, probablemente porque reconocía cognitivamente y honraba la importancia de la relación para él y sin advertir que podía superarlo completamente.

Mencionó que estaba haciendo su tarea. Le pregunté si había surgido algo más relacionado con su ruptura y dijo que se sentía «un poco asustado por no tener novia.» Le dije que haría tapping por eso y que él debía dejarme saber si había disminuido a cero. Dijo que en verdad se sentía completamente bien. Se estaba haciendo tarde y no volví a oír de él.

Lo llamé al día siguiente para preguntarle como se sentía. Dijo que se había sentido un tanto extraño en la escuela por una pequeña parte del día, pero que ya había pasado y que se encontraba bien. El sentimiento de libertad emocional perduró y cuando lo llamé ligeramente después de una semana más tarde, se refirió a la ruptura como si hubiera ocurrido «semanas atrás». Dijo que hacer tapping es «vudú» pero que se hallaba abierto para aprender a hacerlo por sí mismo.

Pita Mann

Traducido al castellano por Laura Livov Escribir a Laura