El bebé de Doug Miller se encuentra en la etapa de dejar los pañales y ha desarrollado una erupción grave como parte del proceso. Doug hizo EFT en sustitución para su hijo y, aunque los problemas relacionados aún no han sido eliminados, la erupción desapareció. Pueden leer los detalles en este artículo.

Por Doug Miller

Nuestro niño todavía no está entrenado para usar el orinal. Tuvo UNA evacuación en el servicio y eso lo asustó. Dijo que parecía un plátano. Ahora intenta aguantar todo en sus intestinos. Según entiendo, se trata de un problema común en los niños pequeños. Como resultado de ello, ha tenido una pañalitis severa, hasta el punto de sangrar y de tener graves molestias. A veces es tan malo que no podemos siquiera tocar sus nalguitas y, por tanto, debemos verter agua en sus nalguitas en la bañera para retirar su pupis. Es tan doloroso ver a nuestro hijo tener tanto dolor y agonía.

Siendo un novato en el EFT, empecé a hacer tapping para este asunto. Me usé a mi mismo como sustituto para mi hijo y comencé a hacer tapping para la erupción, y para el desafío general del pupis. Usé muchas de las técnicas de estos boletines y del sitio Web. A continuación señaló lo que hice:

1. Me dije a mí mismo: «Yo soy Jack (el nombre de mi hijo).»

2. Frase preparatoria con la que comencé: «Aunque tengo miedo de que hacer pupis me lastime, soy un gran niño y me amo a mí mismo.»

3. La frase recordatoria: _»miedo de que hacer pupis me lastime.» _

4. Hice tapping usando esto por unas cuantas veces, aumentando intencionalmente la energía emocional y añadiendo algunas desvariaciones aquí y allá. Por ejemplo, «¡Realmente asustado de que este pupis gigantesco me vaya a lastimar mucho!»

5. Escuché de manera intuitiva por si surgían unos «sí, pero…» y esto es lo que oí, «Esto ya es lo único que puedo controlar.»

6. Empecé de nuevo con esta frase preparatoria, «Aunque siento como si mi pupis ya fuera lo único que puedo controlar, soy un gran niño y me amo a mí mismo.»

7. La frase recordatoria: «Pupis ya es lo único que puedo controlar.»

Mientras continuaba escuchando por si surgían los «sí, pero», oí (e hice tapping sobre ello) puntos como: Mamá y Papá no quieren cambiar pañales, no quieren dejar de jugar para cambiar pañales, miedo de ver pupis en el orinal, miedo a sentir dolor, deseo de que todo esto desaparezca, etc.

Y aquí está el milagro. Aunque la mayor parte de mi tapping estaba dirigido al problema del pupis, ¡su erupción, que estaba relacionada con dicho problema, se ha ido completamente! Sólo tomó dos días de tapping y desapareció totalmente. Él sigue luchando con el pupis y tratando de aguantarlo (¡SÍ, todavía estoy haciendo tapping para esa parte de la situación!). No tener que verlo en tanto dolor cuando le cambiamos los pañales es un alivio enorme.

Muchas gracias. ¡Estoy tan agradecido de tener esta técnica simple y de gran alcance en mis manos (el juego de palabras es a propósito)!

Amor y luz,

Doug Millar

Traducido por Maria del Pilar Castillero Escribir a Mari Pily

InEnglish.gif