El cliente de Nancy Knox, vivió con culpa y vergüenza y sintió que tenía que mentir constantemente para ocultar sus pensamientos y comportamiento. Este es un caso difícil, ya que, normalmente, hay muchos aspectos en él. Lee cómo Nancy se enfoca hacia las situaciones correctas.

Por: Nancy Knox

Gary,

(La razón que tengo para incluir el guión textual de esta sesión de EFT es porque el día anterior a la sesión, conocía lo que él quería trabajar. A veces tengo la habilidad de caer en un trance ligero y ser guiada por un poder superior para transcribir anticipadamente en mi computadora, las palabras “correctas” a ser usadas en la sesión. Así que, en principio, llevé la sesión basada en el guión, aunque siempre soy flexible al tomar una dirección diferente o si surge algo que requiere de atención inmediata.)

He usado intermitentemente EFT para ayudar a mi amigo «Joe» por varios años. Lo habían molestado sexualmente a los 8 años y, en consecuencia, tenía muchas situaciones, incluyendo la adicción a la comida, adicción a las drogas (en recuperación), ADD, promiscuidad sexual, matrimonios múltiples, mentir compulsivamente. Él no estaba consciente de los abusos, hasta hace 4 años cuando fue tratado con EMDR en la rehabilitación de drogas.

Debido a que el valora mucho la integridad, vivió profundamente avergonzado respecto a sus acciones todos esos años. Joe tenía mucha resistencia, incluso a utilizar EFT (nosotros hicimos tapping respecto a eso, pero con poco éxito), a pesar de experimentar su eficacia. Él sólo me dejaba usarla cuando se sentía desesperado.

Llegó a ese punto el año pasado durante una crisis personal. Le pregunté cual creía que era la causa del problema. Dijo, «el estrés de mentir constantemente a todo el mundo y tratar de hacer malabarismos con múltiples relaciones, sin que una se entere de las otras». Dijo, «tengo que mentir constantemente para vivir mi vida como la conozco» era un «10» con 10 como totalmente cierto y 0 falso. Empezamos a hacer tapping:

Aunque desde muy joven aprendí que no era seguro decir la verdad, profunda y sinceramente acepto y perdono a ese pequeño niño, únicamente trataba de cubrir sus necesidades y sobrevivir.

Frase Recordatorio: No es seguro decir la verdad

Aunque mi deshonestidad me hace sentir muy avergonzado, porque sé que no es lo que soy, me perdono a mí mismo por mis acciones pasadas, hice lo mejor que pude en ese momento y elijo sentir compasión por ese niño aterrorizado dentro de mí, que pensaba que se moriría si decía la verdad.

Frase Recordatorio: Estoy avergonzado de mi deshonestidad. No sé quien soy. Tuve que mentir. Él dijo que me mataría. Hice lo mejor que pude. Estaba aterrorizado. No podía decirle a nadie. Tuve que mentir para sobrevivir. No podía decir la verdad.

Aunque sé, en lo profundo de mí, que mentir no funciona y que sólo retrasa el dolor y crea estrés increíblemente perjudicial para mi cuerpo, me perdono por el daño que he hecho. Yo puedo cambiar.

Frase Recordatorio: Mentir no funciona. Sólo retrasa el dolor. Hace que las cosas empeoren. Yo vivo en el temor a ser descubierto. Daña mi cuerpo y mi alma. Yo elijo dejar de mentir. Elijo sanar.

A pesar de que ser deshonesto daña mi propia imagen de una persona íntegra, puedo elegir actuar en consonancia con mis valores y perdonarme a mí mismo por mi anterior comportamiento.

Frase Recordatorio: Soy una persona íntegra. La deshonestidad daña mi integridad. Elijo la integridad. Elijo actuar a partir de mis valores. Vivo en la integridad.

Aunque mentir se ha vuelto mi forma automática de enfrentar las situaciones posiblemente incómodas, me doy cuenta de que existen muchas otras opciones que funcionarían mejor y realmente representan quien soy: una persona íntegra.

Frase Recordatorio: Miento automáticamente. Elijo ser consciente. Tengo otras opciones. Puedo elegir desde la integridad. Puedo aceptar mi malestar como una advertencia de que estoy a punto de mentir. Mi malestar es mi advertencia. Puedo elegir conscientemente. Puedo elegir la integridad.

En este punto era consciente de que había hecho un gran cambio, ha ido a «0» en su declaración inicial y preguntó cómo podía desenredar sus múltiples relaciones. Continuamos:

Aunque tratar de satisfacer mis necesidades, me lleva a situaciones que no sé cómo manejar y me enredo en las expectativas de los demás y tengo que mentir para no lastimarlos o para evitar que se enojen y me dejen, estoy haciendo lo mejor que puedo y me perdono a mí mismo por no saber cómo hacerlo mejor.

Frase Recordatorio: Me he enredado. No quiero lastimarlos. No es seguro hacer que se enojen. Me lastimarán si hago que se enojen. No quiero que me abandonen. Tengo miedo a estar solo. Tengo que mentir.

Aunque mi verdadero yo no es apto para ser amado, porque disfruto la compañía de muchas mujeres al mismo tiempo y ellas sólo quieren que las ame, yo elijo amar a ese ser no apto para ser amado de todos modos. Yo soy el que soy.

Frase Recordatorio: El verdadero yo no es apto para ser amado. No estoy autorizado a amar a más de una persona.

Jesús amaba a todo el mundo, pero yo no estoy autorizado. Las mujeres probablemente eran atraídas hacia él como lo están hacia mí. Sólo se enamoran de mí. No es mi culpa. Yo no soy responsable de sus expectativas. A menos que las fomento. A menos que yo las genere, a menos que yo mienta y aliente esas expectativas. Si yo fuera honesto con ellas entonces no me sentiría culpable al respecto, sería su elección, su problema. Mi honestidad nos serviría a ambos.

Aunque no sé por qué no puedo amar a una sola mujer y serle fiel y creo que hay algo malo en mí debido a esto y tal vez tiene que ver con mis heridas, yo elijo aceptar que este soy yo en este momento. Simplemente no me ajusto a las normas de nuestra sociedad de una relación monógama a largo plazo. Tal vez debería vivir en una isla donde el amor tribal fuera aceptado. Me ajustaría mucho mejor allí. No es que mi comportamiento sea erróneo, es sólo que no es la norma en nuestra sociedad. Disfruto de la variedad, igual que todos los hombres, tal vez estoy menos socializado para hacer lo «correcto» que la mayoría de los hombres. Quizás si acepto que una parte de mí mismo está bien, a pesar de que no coincida con los deseos de las mujeres, podría ser honesto al respecto y no tendría que mentir tanto. Tal vez si fuera honesto al respecto cuando conozco una nueva mujer y abiertamente vivir día con día, al pasar tiempo terminaría con mujeres que me aceptaran como soy y no tendría que tratar de ser quien no soy, sólo para satisfacer sus expectativas. Quizás yo no acabaría con mujeres que necesitan más de mí de lo que yo puedo darles. Tal vez si simplemente dijera: «Tengo planes con fulana esta noche», yo eliminaría sus expectativas de que son “la única”. Puede que no le gustara, pero podrían elegir si quieren estar con el verdadero yo, no la persona de sus sueños, que nunca puede estar a la altura de ellos. Sería un alivio dejar de ser alguien que no soy. Estoy tan cansado de las mentiras y los juegos.

Frase Recordatorio: No puedo amar sólo a una mujer. Hay algo malo conmigo. No me ajusto aquí. Me gusta la variedad. Y está bien. Yo soy el que soy. Yo acepto esa parte de mí. Puedo ser honesto acerca de ello. Puedo atraer a las mujeres que se sientan bien con eso. Podrían aceptar al verdadero yo. No me gustaría tener que mentir. No incrementaría sus expectativas. Ambos podríamos conseguir lo que necesitamos. Necesito mi libertad. No quiero sentirme amarrado. Elijo ser yo. Elijo ser real. Elijo ser honesto.

Durante los siguientes meses, me informó que simplemente ya no sentía la necesidad de mentir, liberó amorosamente a todas las relaciones con excepción de una, una mujer increíble con la que ahora está en condiciones de ser honesto y monógamo. Tal vez lo más importante, por primera vez desde que tiene memoria, es capaz de sentirse amado y amar con su corazón en vez de con la cabeza.

Él se enamoró profundamente de esta mujer, se casaron un año después de la sesión de EFT. Hace poco le pregunté por su vergüenza y dijo que desde que ya no hace las cosas que lo avergonzaban, no experimenta vergüenza. Él todavía lucha con su adicción a la comida y no está dispuesto a dejar de fumar, pero es más feliz que nunca.

Creo que una de las claves de la eficacia fue el utilizar las palabras que le permitieron dejar de culparse a sí mismo, su sensación de alivio y validación fueron evidentes. Me acordé de la emotiva escena en «En Busca del Destino», cuando Robin Williams le dice a Matt Damon «No es tu culpa».

Nancy

Traducido por Rosario Cortes

InEnglish.gif