Este artículo de Teresa Knezek debe ser estudiado por profesionales de la salud mental así como personas tratando el TLP. Teresa descubrió su propio TLP y eligió usar EFT para reducir sus síntomas. Ella nos da una fascinante aproximación a lo que es vivir dentro de la piel de una persona que padece TLP y comenta su mayor progreso usando EFT. Mientras ella todavía tiene más trabajo por hacer, el progreso que ha hecho en 1 mes es superior a las expectativas de las terapias convencionales. Ella dijo de su primer intento con EFT, “así que mi lado escéptico me dio la oportunidad (EFT) de tratarlo esa noche. Lo más que estaba esperando era algo que me pudiera hacer que mi situación miserable, la cual estaba sintiendo, se desvaneciera por al menos unas horas. Mi vida ha cambiado completamente desde esa noche. Después de 2 rondas de la receta básica, me sentí calmada y un poco feliz, por primera vez desde la ruptura [con mi novio]”


Por favor dense cuenta que los profesionales deberían normalmente ser consultados con un asunto tan serio como el TLP. En el caso de Teresa, sin embargo, su respuesta de profesionales acerca de su problema fue que era incurable. Así, que ella eligió proceder ella misma.


El seguimiento de 3 años de Teresa al final de este artículo provee más entendimientos.


Por Teresa Knezek

Unos cuantos meses atrás, encontré que tenía un Trastorno Límite de Personalidad (TLP). Estaba leyendo el articulo de un amigo, ella reescribió un pasaje de un libro “Te odio, no me dejes,” donde el autor describía su sistema “Comunicación SET” para comunicar con personalidades límite. (Este libro, lo aprendí después, aparece prominentemente en cada recomendación de lecturas acerca TLP.) Al principio, lo leí con un shock de reconocimiento de felicidad… era obvio que ese libro tenía la llave para mis problemas de pareja. Así que comencé a realizar algo de investigación acerca del TLP, para ver que más podría aprender.

Lo que aprendí fue algo no muy alentador como encontrar un “punto mágico” de un libro para arreglar todo. Donde quiera que viera, leía que el TLP era considerado incurable, o que solamente podría algunas veces ser curado después de años de terapia intensiva. Los de personalidad límite eran abusivos. Los de personalidad límit arruinaban las vidas de las personas. Los de personalidad limit eran tipos de películas de las que escribían (piensen en la película “atracción fatal”)…

— y entre más leí acerca de eso, más me reconocí. Leí las notas de un libro escrito por una mujer recuperada de ese trastorno, quien podría haberlo escrito acerca de las discusiones que tenía en mi relación. Ella podría haber grabado mis histéricas llamadas por teléfono con mi novio, cuando él no llegaba a las citas a tiempo. Encontré otro sitio web con una versión del diagnostico DSM-IV con criterios para los trastornos límite de personalidad, y me di cuenta que me describían perfectamente. (Desde entonces, he discutido el hecho con algunos terapeutas, y después de escuchar mi historia, todos verificaron que si mi versión de mi historia y mi comportamiento era precisa, el diagnostico debería de ser apropiado.)

Existen 9 criterios para diagnosticar el trastorno límite de personalidad. Un paciente necesita exhibir 5 de 9 para un diagnóstico “oficial”. Como se anota arriba, excedí el estándar.

1.- Frenéticos esfuerzos para evitar el abandono real o imaginario. [nota: no incluye el comportamiento suicida y de auto mutilación cubierto en el criterio 5] – durante discusiones he hecho todos los siguientes (muchos de ellos más de una vez): seguir a mi pareja de cuarto a cuarto, histéricamente insistiendo que no se debe alejar de mi, y si él tuvo la osadía de cerrar una puerta entre nosotros, yo entraría a la fuerza para seguirlo, o finalmente terminar en el suelo, tocando la puerta fuerte hasta que mis manos estén dañadas rogándole que me deje entrar (hice la misma acción cuando mi último novio se encerró en el carro para alejarse de mi). He tratado de arrojar a las personas fuera de la casa, sin importar si tienen un lugar a donde ir. He llamado a un hombre a su celular más de 50 veces en una noche, dejándole docenas de mensajes en su correo de voz, pensando que tal vez él contestará el teléfono la siguiente vez… tal vez él no la escuchó la primera vez… tal vez él se acaba de despertar… (Las incesantes llamadas telefónicas hicieron que mi novio se molestara tanto que apagó su celular después de la primera vez que lo llamé.)

2.- Un patrón de inestables e intensas relaciones interpersonales caracterizadas por alteraciones entre extremas idealizaciones y devaluaciones. – este comportamiento es conocido como “separación.” Las personas que padecen el trastorno límite de personalidad lo hacen para ellos y para los que están a su alrededor. Cuando mi último novio y yo nos conocimos, estaba convencida que “fuimos hechos el uno para el otro,” él era absolutamente perfecto para mi. Mi ex esposo antes de él fue mi “destino.” Después, cuando discutíamos, él podía hacer cosas indescriptibles, junto con cosas estúpidas, sin sentido y más cosas indescriptibles. O cuando me criticaba, yo me convertía en quien hacia cosas indescriptibles y sin sentido, y lo plasmaba en otra ronda, “si soy tan &%$#& horrible, ¿por qué no me dejas? Tú tienes que ser &%$# loco para estar con una persona %&&% como yo… ¿qué te sucede? Entonces un par de días después, él era el príncipe encantador otra vez. Fuera de la casa, cualquier empleador quien despidiera a un amigo mío era obviamente un $%&$%, y mi dinero nunca se obscurecería comprando en su establecimiento nuevamente. Cualquiera quien se riera de mí o chismeara acerca de mí era un &%$%& también, y nunca más mi amigo. Todo o nada.

3.- Disturbios de identidad: marcadamente y persistentemente una auto imagen inestable y sentido de mí – esto es algo de que no estoy 100% segura … ¿supongo que no quiero admitir esto acerca de mi? ¿O tal vez este asunto no es suficientemente extremo para reconocerlo como problema?

4.- La impulsividad en por lo menos 2 áreas que son potencialmente autos destructivos (por ejemplo gastar, sexo, abusar de sustancias, manejar de forma temeraria, atascarse de comida). [nota: no incluye comportamientos suicidas o auto mutilantes cubiertos en el criterio 5] – he hecho o continúo haciendo todo, pero sobre todo el comer en exceso. (Sin embargo pare el sexo inseguro en la mitad de mis años 20 antes de que algo malo sucediera.) Actualmente, el principal asunto es beber (el cual estoy controlándolo mejor con EFT), y hábitos de gastar (el cual me resultaba en una bancarrota con $40,000 USD en deudas con las tarjetas de crédito).

5.- Comportamientos suicidas recurrentes, gestos, o tratos, o comportamiento auto mutilante – también estoy insegura acerca de esto. No he sido “realmente” una suicida desde que estaba en la escuela. Pero usualmente “pensaba” acerca del suicidio cuando tenía un argumento con alguien… casi siempre se veía como un comportamiento confortable; si se ponía peor, siempre tenía la opción.

6.- Inestabilidad afectiva debido a un estado de animo marcadamente reactivo (ejemplo episodios marcados de disforia, irritabilidad, o ansiedad usualmente con una duración de unas pocas horas o solamente raramente más de unos días) – humor extremo. Me irritaba porque no había nada bueno en la radio cuando manejaba a casa. Llegaba a casa, y mi novio preguntaba si estaba de mal humor. Me ofendía ese comentario y lo golpeaba. Discutíamos por asuntos triviales. Estaba radiante por las siguientes horas, hasta que me distraía por algunas cosas. 5 minutos después estaba en perfecto estado, y no podía entender porque era él tan cascarrabias. Teníamos una gran pelea. Estaba de pésimo humor a la mañana siguiente. Me iba a trabajar sin inclusive decirle “buenos días” o “adiós” y cuando regresaba a casa en la tarde, estaba bien. No podía entender por qué él podía mantener el enojo por tanto tiempo. ¿O no se ha dado cuenta que la discusión ya se había terminado? Me frustraba al punto de las lágrimas cuando algo salía mal con mi computadora, pero tan pronto como encontraba como solucionarlo, estaba feliz.

7.- Sentimiento crónico de vacío – la primera frase que usé cuando intenté EFT por primera vez fue “a pesar de que tengo este profundo sentimiento de vacío,” mientras me concentraba en el sentimiento familiar de dolor en mi estomago. Es difícil de describir, por alguien el cual no lo ha sentido… pero esto se convertía en un sentimiento abrumador, paralizador algunas veces. Particularmente cuando la relación no estaba yendo bien.

8.- Furia inapropiada e intensa o dificultad para controlar la furia (por ejemplo frecuente despliegue de temperamento, furia constante y recurrentes peleas) – “no hay furia como la de una mujer desdeñada” fue escrito acerca del TLP, estoy segura. La famosa furia del TLP es lo que eventualmente destruyó mi última relación. Conductualmente, a menudo se conecta con #1 y #2… si mis miedos de abandono no podrían ser aplacados, lo cual es usualmente el caso, o una pareja hacía algo que disparaba una separación dentro de la zona indescriptible, ira era lo que usualmente seguía. Los argumentos alcanzarían cierto punto, y algo golpearía dentro de mí. Un minuto, estaba usando un argumento razonablemente lógico, y al siguiente minuto estaba gritando cualquier cosa hiriente. Algunas veces disparada un tipo de herida emocional o miedo dentro de mi, y todo lo que pudiera pensar hacer era tirar algo y eso podría hacer a mi enemigo sentir tan herido y pequeño como yo me sentía. Mientras la verdadera ira e histeria son algo que solamente mis seres amados eran suficientemente privilegiados para experimentar. Pero día a día, si me escuchaban en el tráfico, o me veían como rápidamente comenzaba a perder mis estribos cuando mi PC fallaba, o me escuchaban decir comentarios sobre los clientes cuando leía sus emails…

9.- Ideación paranoica temporal relacionada con el estrés o síntomas severos de disociación – cuando mi esposo y yo nos separamos, y estaba repentinamente viviendo sola por primera vez en 5 años, comencé a escuchar voces en otros cuartos de la casa. Cuando mi más reciente novio me terminó, si él estaba hablando por el teléfono, o hablando con un amigo en otro cuarto, SABIA que estaban hablando de mí. Si alguien llegaba tarde para encontrarse conmigo era porque habían estado en un accidente automovilístico, o si se trataba de una pareja hombre, era porque estaba con alguien más. Cuando el dinero aprieta, SABIA que mi jefe me iba a despedir por un error imaginario. Y así seguía.

Ahí vamos. Esa es la historia de los últimos 15 años de mi vida. No obstante toda la miseria que las personas que padecen el TLP pueden causar a las personas a su alrededor, puedes estar seguro que sus propias vidas son igual de miserables, si no es que más. Es una forma agobiante de vivir. Así que, a pesar que la investigación no me dio muchos datos, “no es tan malo, usted estará mejor” aseguraban, era un alivio para mí saber que existía un nombre para mi problema, y algún entendimiento de cómo trabajarlo. Unos días después, presenté a mi novio algunos papeles de una página Web informativa que había encontrado, y conversé con él acerca de eso un poco. Él dijo que le daba esperanza que yo estuviera dispuesta a ver mi comportamiento y tomar responsabilidad por ello y admitir que era un problema. Hablamos acerca de que no sería rápido ni fácil de solucionar, y significaría mucho para mí si él pudiera ayudarme a tratar distintamente mis patrones de comportamiento, y traje un montón de libros sobre el tema, y resolví mejorarme de una forma u otra.

Unos cuantos meses después, él me dejó por la tercera vez en tantos años. Seguro, estaba mejor, estuvo de acuerdo. Pero no suficientemente mejor. Después de vivir conmigo por 7 años, él estaba realmente hartado. A pesar de que yo estaba mejor, seguía amenazando con dejarlo durante cada discusión pesada. Seguía volviéndome histérica durante las discusiones, y comenzaba a gritar a pesar de que sus niños estuvieran tratando de dormir. Sí, estaba mejor. Pero no lo suficiente y no lo suficientemente rápido. Estuve devastada. Estaba histérica gran parte de la semana. No podía pensar en las palabras para describir lo sin sentido y sin esperanza y por qué no simplemente me moría. Estaba tan cansada de sentirme de esa forma. Después de todos nuestras discusiones. Después de 3 rupturas. No podía seguir. Pero no tenía idea de qué hacer.

Descubriendo EFT

Supe de EFT hace un mes, unas semanas después de la terminación de mi relación. Leí un artículo en el sitio Web del Dr. Mercola. Estaba intrigada al leer acerca una técnica de auto ayuda que aparentemente funcionaba muy bien, y estaba deseosa de intentar cualquier cosa que pudiera hacer. Cuando encontré que podía bajar el manual del sitio de Gary totalmente gratis, me inscribí y lo imprimí inmediatamente. Me di cuenta que no perdería nada solamente con intentarlo.

Por supuesto, no esperaba mucho. Incluso la más optimista literatura que había leído sobre el TLP decía que era de esperar años de terapia intensiva y consejería antes de que pudiera tener esperanza de considerarme recuperada. Y los testimonios en el sitio de Gary pusieron mis alertas de “es demasiado bueno para ser cierto”. Pero el mismo Gary dijo que no tienes que creer en EFT para que te funcione. Así que mi lado escéptico le dio la oportunidad de aplicarlo esa misma noche. Lo más que estaba esperando era algo que pudiera disminuir la miseria que estaba sintiendo.

Mi vida ha cambiado completamente desde esa noche. Después de 2 rondas de la receta básica, me sentí calmada y hasta un poco feliz, por primera vez desde que terminamos. Era capaz de salir de la sala, y sentarme y estar con J sin sentirme miserable y necesitar dejar el cuarto para llorar cada 10 minutos. De hecho, era capaz de disfrutar la compañía sin el sentimiento compulsivo de rogarle para que regresara.

Después de un par de semanas usando EFT cada vez que encontraba un asunto disparador, me sentía como una nueva persona.

Existieron algunos incidentes de nuestra primera terminación hace 2 años que me seguían provocando histeria si pensaba en ellos por algo de tiempo. Tan pronto como comenzaba a pensarlos, mi mente estaba atrapada en un obsesivo círculo… ¡no podía dejar de pensar en eso y me hacía la vida miserable! Literalmente me reducía a sollozar de forma incontrolable. Estos recuerdos ya no me molestan. Me puedo sentar e INTENTAR molestarme (y lo he hecho), pero no funciona. Si acaso pienso acerca de eso, los pensamientos vienen y se van. Han perdido su poder emocional sobre mí.

Mientras trabajaba con los obvios asuntos que ya sabía, descubrí otros miedos y asuntos disparadores que habían estado enterrados. Descubrí conexiones entre asuntos de mi infancia y mis destructivos hábitos de beber, así como la extrema posesividad que sentía por las personas cercanas a mí. A pesar de que esos asuntos no estaban completamente resueltos, se estaban desvaneciendo notablemente conforme usaba EFT. Me gustaba la experiencia de pelar las capas de cebolla… mientras resolvía los asuntos obvios. Descubrí que había otros abajo.

Mis técnicas de EFT.

La primera vez que usé EFT, hice una ronda de la receta básica con 2 diferentes frases. El manual decía que debía ser específico, cuando me senté a intentar, no podía pensar por donde comenzar. Me sentía deprimida y completamente miserable, vacía dentro de mí, así que usé la frase de preparación “a pesar de que tengo este increíble sentimiento de vació, me acepto completa y profundamente” mientras iba en la receta básica, me concentré en el sentimiento que tenía en mi estómago. Por el final de la segunda serie de los puntos de tapping, me sentía más calmada y más enfocada.

Espontáneamente pensé en la discusión que tuve con J esa semana, y el momento cuando él se salía de la casa y comenzaba a rogarle que no me dejara. Así que mi segunda frase fue: “a pesar de que tengo este miedo de abandono…” mientras hacía tapping, me concentraba en el sentimiento de pánico y desesperación que sentía durante la última discusión. Sentía que podía morir si él se fuera de mi vida. Cuando ya había terminado la segunda ronda en los puntos de tapping, me sentía que una banda había sido cortada de mi pecho. Ya podía respirar, me sentía calmada. Me sentía lo más calmada que había sentido desde que J me dejó.

Estaba completamente sorprendida, pero esperaba “aventar el otro zapato.” Este sentimiento de calma no podría durar. Después, esa noche cuando me fui a la cama, hice una ronda más de la receta básica con la frase “a pesar de que J terminó conmigo…” y dormí mejor esa noche que en las semanas anteriores. Y así como avanzaba la semana, ¡ese fabuloso sentimiento de calma seguía! Mi sentimiento de devastación nunca regresó a la forma que sentía antes de EFT.

Desde entonces, he desarrollado mi propia rutina informal para tratar con los grandes asuntos.

Cuando me siento que estoy tratando con algo más profundo que una capa de cebolla, comienzo con la receta básica. Intento con diferentes frases de preparación mientras me froto el punto sensible hasta que encuentro uno que me hace llorar o me da un sentimiento de hormigueo en mis brazos y piernas. Siempre, cuando encuentro una frase de preparación que realmente da en la raíz de un asunto, uno de esas 2 cosas aparece. Después de que encuentro la frase correcta de preparación, realizo una ronda con la receta básica, repitiendo la frase completa de preparación en cada punto, y al final casi siempre termino llorando y/o suspirando profundamente en cada punto.

Cuando eso sucede, sé que está funcionando.

Después realicé unas rondas modificadas utilizando el método de elecciones descrito en un artículo en el sitio Web de Gary. Hice la primera ronda, permitiéndome decir una frase “problema” diferente en cada punto. Comencé con la primera mitad de mi frase de preparación. Por un instante, cuando estaba tratando con mi culpa acerca de la ruptura, utilicé las siguientes frases: “a pesar de que me siento culpable por haber herido a J” (mi frase de preparación), “a pesar de que la ruptura fue mi culpa,” “a pesar que merecía este dolor,” etc. Todo diferente, pero todos diferentes aspectos de mis sentimientos acerca del asunto principal.

Entonces, para la 2da ronda, usé la segunda mitad de la frase de preparación en cada punto, re fraseada como una frase de elección. Por la culpa por ejemplo fue: “elijo olvidar y aceptarme completamente.”

Para la tercera ronda, usé la frase problema alternativa de la primera ronda con la frase de elección de la 2da ronda, diciendo una diferente frase de 2 partes en cada punto; “a pesar de que me siento culpable por herir a J, elijo completamente olvidar y aceptarme.” “a pesar que merezco este dolor, elijo completamente…” y así seguí.

Usualmente lo hago en la noche, mientras estoy acostada en mi cama. Este solía ser el tiempo que agitaba y volteaba y pensaba en por qué no me podía dormir. Ahora, cuando termino con EFT, usualmente me volteo y me duermo en minutos. Duermo mejor.

Conclusión.

Cuando estaba hablando con Gary por teléfono sobre mis experiencias con EFT, me pidió que evaluara mi avance, suponiendo que mi comportamiento de TLP era 10. Sin dudar di una calificación de 5, y después me preguntó él por qué no era un 2 o un cero. Aunque he pensado más en el asunto, continúo realmente sin tener certeza. Haciéndolo sin la guía de un terapeuta profesional, me he dado cuenta que realmente no sé exactamente cuál es el nivel de respuesta emocional que se considera normal, así que es difícil decirlo.

No sé, sigo teniendo algo de mal genio. Sigo frustrándome muy rápido. Aunque no he tenido más furia desde que comencé con EFT, sigo saliendo de mis estribos con histeria ocasionalmente. EFT me ha ayudado tremendamente en frenar mi tendencia a beber en exceso, pero no se ha ido completamente. No lo he usado en mis hábitos de gastar dinero, pero he encontrado un par de asuntos de mi infancia que definitivamente me han ayudado a reducir los asuntos de la bebida y del gasto, así como crear alivio adicional del asunto de abandono y posesividad.

Ahora puedo pararme durante una discusión cuando antes perdía el control, lo cual es completamente una nueva experiencia para mi. Y si me pongo realmente molesta por algo, en lugar de estar completamente consumida por sentimientos de pérdida del control, una parte de mí está buscando la razón real por la cual está sucediendo, así que puedo usar EFT sobre eso después (no he tenido mucho éxito usando EFT para calmarme durante una abrumadora emoción). Conforme las cosas suceden día a día en mi vida, miro la forma de tratar esos asuntos con EFT, y puedo sentir la diferencia que hace en cada momento.

Y no soy la única que se ha dado cuenta de los cambios. J dijo que estoy mejor que nunca desde que me conoció hace 7 años, y si alguien está en posición de medir mis cambios en mis comportamientos, es él. Personalmente, sé que me siento más en control, más calmada y mucho más feliz. ¿Siento como se siente una persona normal? No lo sé. Pero lo que sí sé es que los cambios que he hecho en unos meses, con la ayuda de EFT, se siente nada menos que un milagro. Estoy en la búsqueda de una casa para mudarme de la casa que hemos compartido los últimos 5 años.

Estoy buscando lo que la vida tiene para ofrecerme, en lugar de desesperadamente buscar una relación para validarme.

Por primera vez, realmente me siento que estoy haciendo las cosas constantemente, con progreso significativo trabajando con mis problemas, en lugar de ir 2 pasos adelante, uno para atrás, peleando cada paso en el camino. No puedo agradecer suficiente a Gary por poner esta información disponible a todos, y sólo espero que mi historia pueda ayudar a otros que están luchando con el TLP, o cualquiera con problemas fuera de control.

Teresa Knezek

Seguimiento

Gary-

Todavía recibo correos a veces respecto del primer artículo que escribí acerca de usar EFT en mis síntomas aparentes de Trastorno Límite de Personalidad, y entonces quiere escribir un artículo de seguimiento para contestar muchas de las preguntas que he recibido.

¡Espero que lo puedes usar para el boletín y el sitio Web!

Es difícil de creer que han pasado tres años desde que escribí mi artículo de EFT sobre el Trastorno Límite de Personalidad… cuando hablé con Gary por teléfono en Julio de 2005, él me pidió que calificara mi progreso en una escala de 1 a 10 (tomando mi comportamiento anterior como 10), yo dije 5. No estaba muy segura, pero sabía que todavía me faltaba para estar completamente bien.

Ahora sé que debí haber dicho algo más cercano a 7 u 8, porque aunque había mejorado increíblemente en tan solo un mes de usar EFT, verdaderamente siento que mis comportamientos TLP hoy están en cero. Al releer mi artículo original hoy, parece que estoy leyendo sobre una persona diferente. Aunque recuerdo los comportamientos sobre los que escribí entonces, no hay ninguna conexión emocional cuando los leo… honestamente no siento ni la sombra del infierno emocional donde antes vivía constantemente.

Ahora que repaso ese artículo, me doy cuento que lo escribí tan pronto en mi experiencia de EFT que todavía no había utilizado la técnica que me trajo a la recuperación aparentemente completa de hoy. A menudo pensé en escribir un seguimiento, pero siempre tenía un poco de miedo a recaer, y que mis consejos sólo daría a la gente una falsa esperanza.

No he experimentado una rabia TLP, ni sentido el pánico y desesperación indescriptibles que antes sentía frecuentemente, en más de año y medio, a pesar de varias experiencias emocionalmente retadoras entretanto: un embarazo accidental, aborto, discusiones con mi pareja actual, tener a mi hermana menor con disturbios emocionales viviendo conmigo, incluso ser rechazada por un hombre a quien adoré durante años – después de que por fin tomé el valor de acercarme (¡otros que sufren de TLP entenderán por qué sentí tan orgullosa de mí por no perderlo después de eso!). Todos estos son cosas que me hubieran hecho una ruina hace 3 años.

Entonces, ahora que realmente puedo confiar en que he manejado mis asuntos TLP, quiero compartir cual rutina EFT pareció ayudarme de la manera más duradera y significativa.

En 2005 leí la serie sobre el Procedimiento de Paz Personal en emofree.com. En algún nivel, sabía que me ayudaría enormemente, pero parecía que estaba todo el tiempo en medio de alguna enorme crisis emocional, y no podía enfrentar la idea de lidiar con cosas de tanto alcance. La mera idea de escribir cada cosa específica que me ha molestado que podía recordar era demasiado para contemplar, y entonces durante varios meses simplemente trabajé en usar EFT para controlar mi mal genio violento y mis cambios de humor histéricos (1).

Entonces, una noche, cuando me sentía tranquila, decidí empezar a manejar mis memorias dolorosas de la infancia, sin las reglas específicas que se dan para el Procedimiento de Paz Personal. Empecé a hacer tapping en las memorias tempranas que todavía tenían el poder para hacerme enojar o llorar. Empezando con la que me molestaba más, hice tapping en ellas una por una, y empezaron a desaparecer.

Conforme se despejaba las más grandes y dolorosas, otras memorias segundarias empezaron a surgir. Así como se describe en el Procedimiento de Paz Personal, después de tumbar los árboles más grandes en tu bosque emocional, puedes empezar a manejar los pequeños… y en muchos casos encontré que los asuntos grandes “tumbaron” muchos de los pequeños al mismo tiempo, sin tener que hacer tapping en cada memoria individualmente.

Creo que la clave para mí fue ésta: Con el nivel de fragilidad emocional que viene con TLP, o problemas similares, sentarse a escribir un inventario completo es una tarea que asusta demasiado para siquiera intentarlo. Te abrumarían sentimientos que ni siquiera podrías empezar a manejar. En lugar de esto, yo simplemente dejé que mis memorias me guiaron (una de las pocas veces que seguir mis sentimientos era algo bueno en ese entonces), manejando solo una a la vez, conforme se hacían notar en mi consciencia.

Ahora lamento que no escribí un diario detallado de todo mi trabajo con EFT, pero las mejoras con cada sesión eran definitivas y suficientemente significativas para mantener mi optimismo y determinación. Dentro de un año, encontré que podía lidiar con situaciones que antes me hubieran provocado inevitablemente un brote. Y como mencioné al principio de este artículo, no he sentido nada ni siquiera cercano a esa rabia – terror – desesperación que antes me venía (varias veces por semana en mis peores años).

No puede agradecer a Gary lo suficiente por traer esta técnica de auto terapia al público, y hacer disponible las instrucciones básicas a quienquiera que la necesita, son costo. Gracias a EFT, después de sólo un año de persistencia personal (lo que es nada comparado con las décadas de miseria que viví antes), mis amigos hoy me dicen que soy una de las personas más felices y llevaderas que conocen. Para cualquiera que ha vivido con Trastorno Límite de Personalidad, o ha cuidado a alguien que lo sufre, sabrán con demasiado claridad lo milagroso que es eso.

No estoy exagerando para nada al decir que EFT ha cambiado totalmente mi vida, y me ha ayudado a convertirme en la persona que realmente siempre quise ser.

(1) Para personas que apenas empiecen con EFT para asuntos de TLP, aquí está lo que funcionó mejor para mí cuando pretendía calmar una rabia después de que había iniciado: permití que la otra persona saliera del cuarto (¡si puedes hacer eso, llevas la mitad del camino andado!), y luego empecé la rutina básica de tapping mientras me decía todas las cosas que estaba pensando en ese momento. Aun si sabía que eran irracionales, o me sentía estúpida o mezquina al decirlas en voz alta. Recuerdo una pelea con J: Después de que salió empecé a hacer tapping en frases como:

Aunque él no me entiende…

Aunque no le importo para nada…

Aunque él me odia… tal vez con unas palabras altisonantes 😉

No importaba lo que pasaba por mi mente, o si tenía sentido… haciendo tapping en exactamente lo que pensaba y sentía “en ese momento” era lo único que podía ayudar. No acababa feliz y serena, pero me calmaba lo suficiente para entrar en la casa y no retomar la discusión, lo cual era un logro enorme.

Teresa

Traducido por Jesús Alfredo Cruz Pérez – Escribir a Jesús AlfredoIr a su Sitio WEB