La falta de sueño tiene consecuencias muy evidentes durante el día, algunas de ellas son los cambios repentinos de humor, tristeza, irritabilidad, actitud pesimista y aumento del estrés y ansiedad. Al final todo esto termina afectando el estilo de vida del cliente.

Los trastornos del sueño pueden estar relacionados con problemas físicos, pero también pueden ser secundarios a los problemas que cada día tenemos que afrontar o bien ser consecuencia de problemas más graves que mantenemos resguardados inconscientemente.

EFT ha beneficiado a clientes con trastornos de sueño que no han logrado obtener alivio por ningún medio. El hacer tapping hace la diferencia en estos casos porque detecta el problema raíz  y con esto llega casi de manera inmediata la solución al problema y en algunos casos la disminución de los síntomas