Esta breve anécdota de la australiana Lee-Ann Hayes le presta énfasis a nuestra sugerencia a menudo citada de “intentarlo en todo” (usando sentido común, por supuesto).

Por Lee-Anne Hayes

Hola Gary

Uso EFT bastante en mí y también en clientes (soy una terapeuta australiana). De todas formas quiero compartir contigo el fantástico resultado que tuve con EFT trabajando en el calor australiano de 38°C. Normalmente me derrito a partir de los 25°C, de todas formas aquél día yo sabía que debía estar fuera trabajando hasta el fin de la tarde sin aire acondicionado, y me preguntaba qué hacer y cómo lidiar con el calor. Normalmente no puedo pensar, ni decir concentrarme, no tengo energía y soy completamente inútil.

Pensé acerca de EFT y decidí intentarlo. Bien, ya se que EFT funciona, pero no podía creer la diferencia en mí incluso al atardecer cuando el calor es normalmente insoportable. Yo estaba atenta y trabajando, hablando, actuando con sentido y alguien comentó que yo parecía estar manejando el calor mucho mejor que cualquier otro.

Yo continuaba caliente, mi cuerpo transpirando, etc., pero tenía energía y podía pensar.

Gracias por transmitir una técnica tan efectiva y eficiente. También he usado EFT para ayudar clientes a dejar la adicción a drogas, trauma por violación, y la lista sigue y sigue.

Lee-Anne Hayes

Traducido por Martin Jones – Escribir a Martin