Aquí tenemos algo para las personas desconfiadas que abandonan EFT demasiado pronto. Kris Neyts desde Bélgica, nos enseña cómo finalmente encontró la raíz del problema de su dolor en el pecho.

Por Kris Neyts

Hola Gary,

Tengo que contarte una historia personal concerniente a un alivio impresionante de dolor que yo experimenté. Creo que puede ser una fuente de inspiración y muy útil para muchos asuntos de salud. Desde hace varias semanas tengo fuertes dolores esporádicos en la parte izquierda del pecho. Fui a un médico para que me lo mirara, y ella lo diagnosticó como estrés. Seguramente relacionado con mis frustraciones en cuanto a mi actual situación de trabajo.

Desde que empecé a estudiar EFT desde varias fuentes (incluyendo tus DVDs) estoy destinado a convertirme en un terapeuta independiente con EFT, pero el cambio de trabajo me produce estrés. De momento todavía estoy haciendo el trabajo que llevo realizando durante unos pocos años y me ofrece un salario fijo. Debo admitir que tengo algunos miedos a abandonar un buen sueldo y empezar yo sólo en una disciplina que es mayoritariamente desconocida o no aceptada por el público en general.

No obstante, he decidido que en los próximos meses, empezaré este negocio como terapeuta usando EFT. Creo que necesito más conocimiento en relación con EFT antes de empezar a hacer esto de manera profesional. Pero mientras tanto, lo estoy pasando mal en mi trabajo actual porque me gustaría dedicar mi tiempo más a estudiar en vez de estar en el trabajo: esto me frustra.

Y este estrés ahora se manifiesta físicamente, en dolores agudos en la parte izquierda de mi pecho y mi brazo izquierdo, especialmente cuando respiro profundamente. La primera vez que usé EFT para tratar esto yo me había despertado en mitad de la noche con estos dolores agudos. No podía apenas respirar (literalmente), y no importaba de qué manera me intentara acostar cómodamente en mi cama, el dolor estaba ahí. Así que pensé, tengo esta herramienta de EFT, veamos si puede de verdad cumplir con sus expectativas en una situación de la vida real (debo admitir que era un poco escéptico).

Así que me hice unas cuantas series de EFT, simplemente haciendo tapping en ‘este dolor en la parte izquierda de mi pecho’ y después de 10 minutos el dolor había desaparecido. ¡Desaparecido! Apenas me lo podía creer, ¡un resultado genial! Después, me dormí como un tronco.

Pero éste no es el fin la historia. Anoche me desperté en mitad de la noche con este dolor. Me levanté inmediatamente y empecé a hacer tapping. Esta vez fue todo un desafío. Cuando empecé, la intensidad del dolor era más o menos de 6 en una escala de 0 a10.

Me hice unas cuantas series de tapping: la primera vez: ‘este dolor en la parte izquierda de mi cuerpo…’ sin resultado. La siguiente vez: ‘esta tensión que siento cuando respiro profundamente’ no tuvo ningún resultado, y la siguiente vez: ‘esta tensión que siento justo debajo de m pecho – cuando respiro profundamente…’ sin resultado – el dolor todavía estaba en el 6.

En este momento empecé a preocuparme un poco… ¿cómo puede ser que nada de esto me ayude?

¿Mí ayudará EFT esta vez? La siguiente: ‘esta frustración que tengo en el trabajo…’ sin resultado entonces hice tapping para este miedo de empezar mi propio negocio y el dolor todavía estaba igual. Continué con: el miedo a abandonar mi antiguo trabajo y la seguridad económica… y todavía sin resultados.

Entonces hice tapping para: nunca me relajo y siempre tengo que seguir adelante… ‘estoy ocupado en demasiadas cosas ahora mismo y después, tengo sentimientos de culpa si me permito relajarme… y todavía nada. Esto empezaba a frustrarme seriamente. Hasta ahora, cualquier cosa por la que hacía tapping no me daba ni el más pequeño alivio del dolor. Pero bueno, me acordé de las palabras de Gary: perseverancia, perseverancia, perseverancia…

Así que empecé a leer las tutorías de EFT en tu página Web una vez más… y fue allí donde encontré la tutoría 16 ¿qué beneficios estás obteniendo de tu enfermedad? ¿qué tendrías que dejar atrás si tu enfermedad desapareciera? y la respuesta a esa pregunta fue… ¡si yo ya no tuviera este dolor, no tendría una excusa para coger la baja del trabajo! Así que la ventaja de tener este dolor era que yo podía coger la baja y pasar el día en casa.

Así que empecé a hacer tapping aquella misma noche: aunque utilizo este dolor como una excusa para quedarme en casa mañana… después de una serie (¡una!) el dolor había desaparecido. ¡Completamente desaparecido! sin dejar ni rastro. Intenté invocarlo otra vez (solamente para asegurarme de que realmente había desaparecido), pero no – se había ido. Así que lo que pasaba era que simplemente tenía que encontrar esa causa específica para que desapareciese el dolor. Cualquiera de las otras frases preparatorias no habían hecho nada. Por cierto, al día siguiente fui a trabajar. ¡La perseverancia funciona!

Un saludo cordial,

Kris Neyts

Traducido por Sophie da Costa