Dr. Inci Erkin, Doctor en Medicina de Turquía da un breve, pero enjundioso ejemplo de cómo al aliviar un tema emocional central se pueden resolver síntomas físicos.

Por Inci Erkin, Doctor en Medicina

Este caso trata de una mujer de 50 años que se quejaba de debilidad en sus brazos. No podía tomar con sus manos ni cargar cosas, ni aún cuando pesaban entre 1 y 2 kg (2 a 4 libras). Los exámenes clínicos no indicaban ninguna anormalidad, ni aun cuando le hicieron una electromiografía.

Cuando trabajamos con la frase preparatoria: «Aunque no tengo fuerza en mis brazos…” no funcionó. Después, cuando le pedí que me contara sobre su vida diaria, encontré el tema central. Ella era una jueza jubilada y toda la tarea doméstica era realizada por una empleada y una tía vieja que vivía con ella. Después que se jubiló, empezó a sentirse muy inútil porque en la casa todo marchaba bien y no la necesitaban a ella.

Así que aplicamos EFT con las siguientes frases preparatorias:

A pesar de que me jubilé…

Aunque yo no trabajo en mi casa…

Ahora esta señora puede utilizar sus manos y sus brazos con su fuerza normal… Y ella comenzó a trabajar con horario reducido como abogada en la oficina de un amigo.

Inci Erkin, Doctor en Medicina

Traducido por Dalila Milicúa