Paciente con trastorno bipolar, 46 años, femenina, le platique de la Técnica de Liberación Emocional, sugerí hiciéramos una consulta para que la conociera y le comenté que, yo estaba segura que le podía ayudar, ella accedió y hemos trabajado en diversas emociones que se le presentan en diferentes etapas, propias de su enfermedad, aquí redacto una sesión.

Después de llevar casi 2 años con depresión, empezó a salir de esta etapa, pero empezaba la parte eufórica de la enfermedad.

Llega el día 2 de julio -Me ha pasado un drama familiar, estuve en una cena con mi única hermana en casa de unos primos, mi hermana se enojo, me gritó: me choca cuando empiezas con tu verborrea a hablar y no paras, no te soporto, ella me prefiere deprimida-. Comentó quiero trabajar ese enojo y tristeza por lo que me hizo mi hermana frente a las demás personas, aunque lo que me da más tristeza es que me prefiera deprimida, tumbada sin quererme levantar, ni moverme, mi hermana es 12 años más chica que yo y es soltera, a la mejor está amargada, sí solterona amargada.

bipolar signs

En una sesión anterior ya habíamos trabajado su miedo a ponerse eufórica, y el miedo que tenía su marido a esa eufória, la verborrea es parte de ella, hablar mucho y no dejar hablar.

Ella ya sabía de lo que era “Técnicas de Liberación Emocional”  así que comenzamos poniendo una calificación  o SUD,  fue de 8 el enojo con su hermana.

Le dije que ella ya se sabía la técnica y que la íbamos a trabajar las 2 al mismo tiempo, me pidió que la hiciera en ella, ya que tenía rato de no practicarla (dos meses, que no asistía a consulta), así que me dio su permiso y empezamos:

Pto. Karate: Aunque en este momento estoy pasando por un periodo de euforia a veces no dejo hablar, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque a mi hermana le moleste mi euforia, y ella me prefiera deprimida, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque mi hermana no me soporte en el periodo de euforia y  mi verborrea, ella no sabe lo que es estar deprimida, yo  me amo y me acepto completa y profundamente.

Hicimos la secuencia con el punto gamma.

Estoy enojada, un poco eufórica, mi hermana, estoy muy molesta,  un poco de verborrea, un poco de euforia, eufórica, enojada, verborrea, molesta, mi hermana…………………………..

Después de la primera secuencia hicimos el punto gamma, repetimos la secuencia corta dos veces más, …………………… al final punto karate……………………………………

Aunque a mi hermana no le guste que me ponga un poquito eufórica, tenga verborrea y me haya caído muy mal su comentario, yo me amo y me acepto completa, profunda e incondicionalmente.


Aunque estoy pasando por un período de euforia, es poca mi euforia, yo me amo y me acepto completa y profundamente. Elijo mi equilibrio.


Aunque estoy muy enojada con mi hermana, me hizo quedar mal, le molesta que tenga un poco de euforia y verborrea, yo me amo a me acepto profunda e incondicionalmente. Elijo mi equilibrio.

Le pedí que tomara agua, hiciera 3 respiraciones profundas y al exhalar dijera, elijo mi tranquilidad

Hago hincapié en “un poco de euforia y verborrea” porque mientras empezábamos la sesión, ella me platicaba de su miedo a ponerse muy eufórica una sesión anterior habíamos trabajado ese miedo, se rio al comentar que un poco eufórica a ella no le molestaba, pero “poco”,  lo prefiero a tener depresión.

Su calificación fue de 6. Tome la decisión, de seguir con el tema de poca euforia, y mencionar la tristeza que le había ocasionada la hermana. …….

Punto Karate: Aunque me siento triste, por lo que mi hermana me dijo en la reunión, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque esté un poco eufórica y triste, también enojada, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque me siento triste y estoy enojada con mi hermana y estoy un poco eufórica yo me amo y me acepto completa y profundamente.

En esta ocasión hicimos 3 secuencias cortas. Lo hicimos juntas.

Estoy enojada, triste, molesta, mi hermana, muy triste, un poco eufórica, triste, eufórica poquito, enojada, mi hermana, triste, eufórica…

Terminamos en punto karate: Aunque estoy un poco enojada y triste por lo que me dijo mi hermana yo me amo y me acepto completa y profundamente. Elijo mi tranquilidad.

Aunque estoy triste y enojada, un poquito eufórica yo me amo y me acepto completa y profundamente. Elijo mi tranquilidad.


Aunque estoy un poquito eufórica y triste, enojada con mi hermana, yo me amo y me acepto completa, profunda e incondicionalmente. Deseo mi tranquilidad.

Tomamos agua, le pedí que hiciera sus 3 respiraciones profundas, y al exhalar, dijera en voz fuerte y con muchas ganas: elijo mi bienestar.

Le pedí su calificación, 2 o 1, – ese es su problema, si no me quiere eufórica, pues no nos vemos, aunque le reconozco, que sí me ha ayudado, cuando empezó este problema y me daban las depresiones fuertes (lleva diez años que se le diagnosticó la enfermedad), ella me ayudaba con mis hijos, no le gusta que me ponga eufórica –

Comentó – quisiera trabajar con la verborrea, hablo mucho, no dejo hablar a los demás, quisiera ser más escucharrea y menos verborrea. Se rió y dijo –saber escuchar, dejar hablar.

Le pregunté, ¿y cuál es tu calificación?, -6 yo creo que es 6-

Hicimos tres secuencias cortas, ya que su calificación no era tan alta.

Punto Karate: Aunque tengo verborrea, hablo mucho, no dejo hablar, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque me es difícil ser escucharrea (use está palabra, porque para ella tiene mucho sentido), es por el momento, me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque por el momento soy más verborrea que escucharrea, me amo y me acepto completa, profunda e incondicionalmente.


Secuencia corta: tengo verborrea, quiero se escucharrea, verborrea, escucharrea, por momentos verborrea, verborrea, saber escuchar, escuchar, verborrea………………………


Hicimos las tres secuencias cortas, al terminar usamos punto karate:

Aunque por el momento tengo un poco de verborrea, yo puedo ser más escucharrea, dejar hablar, escuchar a los demás, me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque me cuesta trabajo dejar hablar a los demás, yo me amo y me acepto…………..


Aunque tengo algo de verborrea, me cuesta trabajo callarme  y escuchar yo me amo y me acepto completa y profundamente.

Tomamos agua hicimos las 3 respiraciones profundas y al exhalar ella decía, elijo saber escuchar.

Y tu calificación cual sería ahora  – 2, yo creo que 2.

Decidí hacer una ronda más de tapping, poniendo el enojo y tristeza, verborrea y euforia, para llegar a “0”.

Hicimos 3 rondas cortas, empezamos punto karate:

Aunque me queda un poquito de tristeza y enojo con mi hermana, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque tengo poca verborrea y un poquito de euforia, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque me queda algo de tristeza y enojo con mi hermana por no quererme con la verborrea, es ya muy poco, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


Secuencia sin el punto gamma: poquito enojo, muy poco enojo, poca tristeza, mi verborrea, poca euforia, verborrea, poco enojo, muy poco………….


Terminamos en punto Karate: Aunque tengo un poquito de tristeza, muy poco enojo con mi hermana, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque tengo algo de verborrea y euforia, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


Aunque ya mi enojo y tristeza es poco ha bajado mucho, la verborrea se que la puedo controlar, yo me amo y me acepto completa y profundamente.

Tomamos agua, hicimos las 3 respiraciones profundas, y al exhalar ella decía: elijo ser mas escucharrea… eso me gusta.

Y ahora cuál es tu calificación – cero, ya es cero-.

Hicimos el barrido ocular. Terminamos, se fue muy contenta y tranquila.

Hemos seguido trabajando, ya que ha tenido otro tipo de problemas, un enojo con su hijo de 20 años porque le dijo que estaba loca, que debería estar en un manicomio, pero supo darse su lugar ante esto, y ahora dice: -se va ensañar a respetarme-

La he vuelto a ver y realmente está muy bien, la última vez que nos vimos dijo – estoy más estable que nunca, estoy muy contenta-

Es una paciente que me ha dado muchísima satisfacción, bueno todas pero ella en especial. Su esposo es Médico, y él le dice “no faltes a tu terapia”, pero sí sigue sus consultas con el psiquiatra, toma medicamento, que le dice que está muy bien y que sí estas terapias le han servido tanto, que no las deje.

Lic. en Psicología Elsa Gpe. Leal Morales

Mail: [email protected]

facebook: soyequilibrio