El hijo de Beatrice Salmon-Hawk estaba presentando un ataque de asma agudo cuando le llamó pidiendo ayuda. Su inhalador no le servía y Beatriz, a 400 millas de distancia, lo guió a través del proceso de EFT vía telefónica. Creo que ustedes apreciarán la habilidad y el seguimiento plasmados en su artículo.

Por Beatrice Salmon-Hawk

Un domingo por la tarde, justo después de comer, mi hijo de 19 años de edad que está en una universidad a 400 millas de distancia, me llamó en completo estado de pánico. Me dijo que no podía respirar, que no había dormido durante 48 horas, sólo había dormitado… su tos era terrible y su pecho se había contraído, su respiración manifestaba un silbido a un nivel de 10 (en una escala de nivel de intensidad del cero al 10) y sus hombros le dolían tanto que no podía relajarlos. Estaba contemplando el llamar a una ambulancia y dijo que su inhalador ya no le funcionaba.

Yo estoy a 400 millas de distancia. Sé que él siempre se ha burlado de EFT y sin embargo él dice: «Mamá, desearía que pudieras presionar en mi pecho y así liberarlo». Eso como que me da permiso. Yo le pregunto que en qué posición se siente menos incómodo y él dice que parado. Así que empezamos con él de pie.

Debido a que está en tal estado de pánico, yo elijo tratar la ansiedad primero y le pido que se haga tapping en el Punto Karate y digo:

Aunque EFT es una tontería y yo no creo en eso…

Aunque yo sé que no va a funcionar…

Aunque yo desearía que funcionara, y que pudieras presionar en mi pecho y aliviarme…

Entonces él hace un par de rondas con esto en mente y también le pido que se haga tapping en el Plexo Solar (el centro de su pecho).

Él comunica sentirse más centrado y empezamos a trabajar con la ansiedad, que dice estar en un nivel de ocho en una escala del cero al 10. Hacemos tapping en relación con sus miedos y ansiedad y el nivel de intensidad sube a 10 rápidamente. Continuamos haciendo tapping con:

Aunque yo realmente estoy muy ansioso, y realmente necesito esta ansiedad, me está ayudando, cree que me está ayudando a respirar mejor, está aterrada de que yo deje de respirar, también estoy aterrado porque es la primera vez que estoy enfermo y lejos de casa, y me siento solo, y asustado…

Un par de rondas y la ansiedad baja a cero en una escala del cero al 10.

Mi hijo entonces anuncia que sus hombros se han relajado y que se siente mejor pero que todavía silba al respirar y que quiere hacerlo acostado. Así que hacemos los arreglos, y le pido que me diga el nivel de intensidad del silbido y está en un nivel de 10 en una escala del cero al 10. Después de dos rondas de EFT en este silbido y motivándolo a que lo visualice encogiéndose y desapareciendo… ha desaparecido por completo. Dice que se quiere ir a dormir ahora y cuelga el teléfono.

Le llamé temprano esa noche, él ha dormido toda la tarde, y el ataque de asma ha desaparecido por completo. Vuelvo a checarlo la mañana siguiente y ha dormido toda la noche sin rastros de asma, no ha usado el inhalador, no lo ha necesitado, y va en camino a su clase matutina.

Fue tan tranquilizador haber podido ayudarlo estando a una distancia tan grande. Yo soy una practicante experimentada (4 años) y entrenadora en EFT pero nunca había visto una resolución tan rápida de algún problema. Podría haberme sentido impotente como madre y en lugar de eso ¡pude ayudar a mi hijo a sobreponerse a un ataque de asma y pánico agudos! ¡Maravilloso!

Seguimiento

Añadiendo al artículo anterior acerca de la recuperación de mi hijo de un ataque de asma, sólo una post-data para decirles que me llamó anoche (un día y medio después) para decirme que había ido a la doctora para asegurarse que todo estaba bien y que ella había dicho que su pecho estaba completamente limpio y que no había necesidad de tomar medicamento alguno.

Beatrice Salmon-Hawk

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall Escribir a Ana Paula