Nuestros resultados sobre el zumbido de oídos (tinnitus) varían ampliamente. En ocasiones, el ruido es bastante obstinado y toma varias sesiones lograr algún progreso. En otras, tales como este caso de Felix Becker de Alemania, desaparece instantáneamente. Así es como Felix describía la situación original: “Cuando llegó a verme, el ruido de su oído era severo y muy alto, como una ‘sierra eléctrica en mi cabeza’, describía. ¡El ruido era tan fuerte que no podía creer que ninguna otra persona lo estuviera escuchando! Casi no podía dormir por la noche y frecuentemente se levantaba por causa del ruido en su cabeza. ¡No podía dormir por más de tres horas seguidas!”

Por Felix Becker

Querido Gary,

Hoy presencié el más rápido de los resultados con EFT de mis dos años de vida en EFT.

Fui instruido en varios seminarios por Maya de Vries (EFTCert-Honors), así como estudiando tus series de DVDs, y me alegro cada día más de que ambos de ustedes me hayan dado este regalo.

Trabajo como un terapista del deporte en una clínica de rehabilitación en Alemania. Uno de los pacientes, quien estaba en la clínica por un dolor crónico en espalda, cuello y rodilla, a quien llamaremos Peter, vino a verme ya que escuchó de los resultados de otros pacientes con EFT, y se preguntaba si EFT podría ayudarlo con su zumbido de oídos (tinnitus).

Esto fue lo que me dijo. Hacía más de 20 años había tenido su primer cuadro de zumbido de oídos, mismo que desapareció con tratamiento médico convencional. Su primo resultó ser otorrinolaringólogo (especialista en oído, nariz y garganta), y trató exitosamente su primer padecimiento. El síntoma desapareció por unos cinco años, pero regresó en un viaje de buceo en Kenia. Lo que sabía de su experiencia previa con el zumbido de oídos (y de su primo), es que debía recibir una solución intravenosa en las primeras 12 horas; de otra forma, el zumbido sería muy difícil, si no es que imposible, de curar.

Imagen relacionadaSin embargo, decidió no ir al hospital por las infusiones, dadas las condiciones higiénicas de los hospitales en Kenia. Dijo haber estado realmente temeroso de ser infectado de VIH con agujas no esterilizadas.

De vuelta en Alemania, su primo intentó con el espectro completo de tratamientos médicos, incluida una cámara de compresión, medicamentos, etc. Incluso fue tratado por el “papa del tinnitus en Alemania”. Esta búsqueda de curación había tomado 15 años de su vida.

Cuando vino a verme el ruido de su oído era severo y muy alto, “como una sierra eléctrica en mi cabeza”, describía. ¡El ruido en su cabeza era tan fuerte que no podía creer que ninguna otra persona lo estuviera escuchando! Casi no podía dormir por la noche y frecuentemente se levantaba por causa del ruido en su cabeza. ¡No podía dormir por más de tres horas seguidas!

Le expliqué un poco sobre EFT, la técnica en sí misma y el fenómeno de la reversa psicológica. También le hablé de que podríamos intentar con diferentes enfoques, por ejemplo, hacer tapping por los síntomas o encontrar disparadores emocionales, o detectar asuntos de raíz. Pensé que podría encontrarse en un estado de Reversa Psicológica, ya que había hecho una elección hacía 15 años en Kenia contra el riesgo de VIH (por las infusiones), y por el tinnitus. Mi idea es que había una programación inconsciente a “salvar su vida”, es decir, tener zumbidos o morir; y que esta programación estaba activa todavía y estorbaba su proceso de curación del zumbido. Decidimos hacer tapping primero por los síntomas y empezamos con:

Aunque tengo este severo zumbido…

Según comencé a repetir esta frase por tercera vez, él se detuvo. Así que le dije que teníamos que hacerlo una vez más y empezar todo de nuevo. Pero no hizo ningún tapping; estaba como “congelado”, viéndome detenidamente sin poder creerlo. Después de largos segundos, se “descongeló” y dijo: “¡Esto es imposible!!!!” ¡El zumbido había caído a cero sólo haciendo tapping en el canto de la mano y llevando a cabo dos tercios de las frases de inicio (lo que en total fueron unos 10 segundos)!

Después de unos segundos dijo que el ruido aumentó nuevamente a más o menos un uno (muy lejano del inicio), pero nos las arreglamos para bajarlo a un 0.2. Él ni siquiera estaba seguro que ese 0.2 fuera real, o más bien una especie de zumbido imaginario, reliquia de 15 años de ruido de sierra eléctrica en su cabeza.

También me dijo que su propia voz le sonaba muy extraña. No había oído su voz (sin la sierra eléctrica) por 15 años. Hicimos tapping por algo del “miedo a que esperemos que no vuelva”, y se fue, esperanzado, a un fin de semana de buen sueño nocturno y libre de ruido.

No alcanzo a saber qué causó esta maravilla de 10 segundos; quizá mi sospecha de “zumbido o sida” podría ser una explicación. Fue mi intención traer a la sesión el conflicto vida/muerte, pero nunca tuvimos que llegar a ello. Esta experiencia para mí es evidencia del poder de las reversas psicológicas. ¡¿Quizá, estos dos tercios de las frases de inicio fueron suficientes para colapsar su reversa psicológica, y su sistema entendió que el zumbido ya no era necesario para protegerlo del sida y decidió interrumpirlo?!

Muchísimas gracias Gary (y Maya). ¡Amo este trabajo!!!

Felix Becker

Kaiserslautern, Alemania

Traducido por Sandra Figueroa Sosa