Saludos a Todos/as,

Kim Eisen exhibe excelente destreza de compenetración con sus clientes rebeldes y aplica EFT a las verdaderas causas de rebeldía. Ella dice, «En sus cortos 15 años, había acumulado tanta angustia y había trabajado más y más duro para llegar a ser perfecta (para sus padres), que finalmente se desmoronó y su aparente salida fue rebelarse, más allá de lo que se considera rebeldía de adolescente. Cuando salió de mi oficina, hasta se comportó amable con su madre y le pidió irse a la casa a dormir. Su madre me dijo luego que, camino a la casa, la adolescente sólo hablaba de lo mucho que le había gustado la sesión y que quería regresar. Y así será.»

Por Kim Eisen

Hola Gary,

Es asombroso por lo que pasan algunos niños a tan temprana edad. Tuve una madre y madrastra que trajeron a una quinceañera que consideraban estar fuera de control, llena de ira y rebeldía. Ya no sabían qué más hacer con ella. Naturalmente, la chica entró a la oficina bajo protesta, alegando que no necesitaba estar ahí. La llamaré Beth.

Le aseguré que sabía que ella no quería estar presente, pero ya que sí lo estaba, por qué no aprovechar la oportunidad y hasta divertirnos un poco. Beth viró los ojos hacia el techo. Le comenté a ambas madres que esto era un problema que envolvía a toda la familia y agradecía el que ambas estaban trabajando juntas en vez de echarse la culpa mutuamente. No obstante, les avisé que era imperativo que vinieran también por separado, para de este modo repasar cualquier circunstancia de sus propios asuntos que pudiera estar contribuyendo al problema, o al menos llegar a algún tipo de entendimiento.

Pienso que esto es importante porque si podemos ayudar a que toda la familia llegue a ser más saludable a nivel individual, entonces toda la familia se puede mantener más unida.

Beth se mantuvo con los brazos cruzados, repitiendo que no hacía falta que ella estuviera ahí. Le dije que entendía, pero que ya estaba presente. «Así que,» le dije, «¿por qué crees que estás aquí?»

Beth: Bueno, mi madre piensa que ___ y mi madrastra piensa que ___ y, ellas no entienden… ¡son estúpidas! ¿Suena familiar?

Yo: Bueno, de todo eso, ¿qué es lo que más te molesta ahora?

Beth: Mi madre consiente a mi pequeña hermana, Natalie, como si fuera incapaz de hacer nada malo.

Yo: Muy bien, ¿quieres hacer algo divertido?

Beth: Eh, ¿seguro?

Yo: Bueno, vamos a divertirnos (cambia las palabras para adaptarla a la persona).

Beth: Bien.

Yo: Todo lo que tienes que hacer es repetir lo que digo y hacer lo que hago.

Beth: ¿Ajá?

Yo: Sólo vamos a hacer tapping en algunos puntos. Primero me lo hago yo y luego a ti para que experimentes. ¿OK?

Beth: OK.

Tapping: Aunque mi padre tiene una nueva familia, sigo siendo una chica estupenda. Luego hicimos tapping en los puntos alternando frases como Tratan a Natalie como una bebé – Es incapaz de hacer NADA malo.

Yo: ¿Vino algo a tu mente mientras estábamos haciendo esto?

Beth: Sí, Natalie hace gimnasia y la llevan a todas sus reuniones, todo el mundo va. Sin embargo, cuando yo tenía baloncesto, siempre estaban ocupados. Por eso lo abandoné, ya que no me podían acompañar y ahora están molestos conmigo por haber abandonado. Y cuando era pequeña, lo único que quería era hacer gimnasia pero nunca había suficiente dinero, aunque pienso que sí lo había pero no querían tomarse el tiempo para mí. Mi verdadero padre me abandonó cuando pequeña y mi «padre», que ahora está con mi madrastra, tiene una nueva familia y Natalie es su hija biológica.

Nota: Una tonelada de información aquí. Miren esto, básicamente, ella no es la niñita de nadie y, definitivamente, ante sus ojos no es la niñita de su papá. Esto es grande. Conociendo a las familias, no hay mucha distancia entre lo que ella piensa y lo que es real. Aunque debido a como pensaba, se estaba alejando del padrastro o la única representación paternal, para darle solidez a la idea de que ella no valía gran cosa para su familia.

Tapping: Aunque papá tiene una nueva familia, sigo siendo una gran chica. Como frase recordatoria: Papá tiene una nueva familia.

Algunos no estarán de acuerdo con esto, pero tenía la impresión que esto iba a traer a flote lo que realmente necesitábamos trabajar. Y así fue. En ese momento empezaron a fluir las lágrimas y duró casi toda la sesión. Una tonelada de aspectos aparecieron sobre los verdaderos sentimientos que tenía por todos y cómo los veía.

Por 45 minutos, después de eso, tratamos cada aspecto tan pronto surgía. Finalmente cesó el llanto. Y en las propias palabras de Beth, «Caramba, de verdad que me siento mejor.» Y se veía reflejado en su rostro.

En sus cortos 15 años, había estado acumulando tanta angustia y había luchado tanto para ser perfecta para ellos, que terminó desmoronándose y su única opción aparente era rebelarse, más allá de lo que se podría llamar rebeldía ‘normal’ en una adolescente. Cuando salió de mi oficina, se portó amable con su mamá y sólo quería regresar a su casa y dormir. Su mamá luego me dijo que, camino a la casa, sólo hablaba de lo divertido que había sido y que quería regresar. Y así será. Mi esperanza es que sus padres tomen provecho de esto para sí mismos ya que verdaderamente creo que contribuiría a la felicidad de todos.

Kim Eisen

Traducido por Gladys Muñoz Escribir a Gladys

InEnglish.gif