Esta historia personal de Malcolm Kirke (75 años) de Las Filipinas proporciona un excelente ejemplo para aquellos que “se dan por vencidos demasiado rápido.” Malcolm tiene ataques frecuentes de latidos rápidos del corazón para las cuales EFT ha proporcionado solo alivio temporal. De cualquier forma, el fue persistente y un día el verdadero asunto principal salio de su boca mientras el hacía EFT. Le dio seguimiento y su taquicardia alcanzó un impresionante nivel de mejora.

Por Malcolm Kirke

Hace 10 años tuve un episodio de taquicardia (latidos rápidos del corazón) que duró algunos minutos. Desde entonces, estos episodios se volvieron gradualmente más frecuentes. Además, a menudo, sentía que me faltaba la respiración, debilidad, tenía sudor frío y baja presión sanguínea, todo lo cual indica un problema con el corazón. Visité doctores dos o tres veces pero no tenía confianza de que cualquiera de ellos fuera capaz de ayudarme, y yo estaba determinado a no verme forzado a una vida de azarosa toma de pastillas o incluso peor, confinado a un hospital.

Desde principios de febrero hasta principios de abril de este año, estos síntomas se volvieron la norma en mi vida, y librarme de ellos era como estar en una isla en medio de un mar de ansiedad. No le tengo mucho miedo a la muerte, pero tengo un pequeño hijo de ocho años. Hace un año, me encontré con EFT (Técnicas de Liberación Emocional), compré los Videos de Gary Craig y los estudié con cuidado. Seguro que yo hice tapping para esos “problemas del corazón”, y me proporcionaron alivio temporal, pero que sólo duraba algunas horas cuando mucho. Algunas veces parecía no trabajar bien. A menudo me levantaba en la noche con falta de respiración, tenía que caminar durante un par de horas hasta que yo me sentía lo suficientemente bien para arriesgarme a regresar a la cama.

El siguiente fin de semana empecé a hacer tapping cuando se dio un episodio. Usualmente uso la frase “Aunque yo tengo problemas con el corazón” o “…este problema del corazón…” pero por error usé la frase “Aunque yo tengo fallas del corazón…”.

Tan pronto como me escuché decir esto, me dí cuenta que “falla del corazón” para mí, en este momento en el tiempo, realmente significaba “sentimientos de fracaso”. “Corazón” igual a “sentimientos”. Tres o cuatro veces en mi vida he fracasado completamente cuando intenté lograr puestos de liderazgo, y fueron fallas realmente traumáticas: fallé cuando quise ser aceptado para una comisión en el ejército; renuncié a mi puesto de maestro en jefe de una escuela primaria; fui pasado por alto como líder cuando era estudiante de secundaria.

Pensé que tenía que dejar atrás esos fracasos, pero yo tenía la sensación de que este lapsus Freudiano tenía un significado y que yo debía hacer tapping para este “sentimiento de fracaso en mi vida”, usando los incidentes específicos hasta que yo los recordara. Hice esto dos o tres veces. No tuve ninguna emoción fuerte mientras hacía tapping”, pero los síntomas persistían. Yo estaba libre de ellos durante 5 días y volvían – un descanso muy bienvenido.

Pero decir que yo estaba liberado, es ponerlo a medias. Me sentía como si tuviera muchos más años de vida (tengo 75 ahora), mientras que la semana anterior yo me preguntaba cuantos días se habían ido.

Los síntomas regresaron. Hice tapping otra vez para el sentimiento de fracaso en la vida, tratando de encontrar otros casos (que parecieran ser relevantes). Hasta la siguiente semana dos de los síntomas gradualmente se redujeron y se convirtieron en la excepción que confirma la regla. Yo seguí (hacia mediados de junio) sufriendo ocasionalmente de falta de respiración, el último fue hace una semana; pero pueden pasar dos o tres semanas en las que puedo estar libre de sentir alguna adversidad. Si siento que los síntomas se aproximan, regularmente sólo me relajo, recuerdo que ellos se fueron y que ellos se irán. Pocas veces hago tapping con ellos ahora. Tengo deseos de vivir otros 15 o 20 años más por lo menos.

Malcolm Kirke

Traducido por Marco Rivas – Escribir a MarcoIr a su sitio Web