Deborah Miller, PHD nos provee una vista detallada de como ella minimizó el trastorno de cambio de horario en su viaje de ida y vuelta a Holanda. Para los viajeros, este es un procedimiento muy útil.

Por Deborah Miller, PhD

Hola Gary,

En las vacaciones de Pascua, hice un viaje a Holanda y decidí probar EFT para el trastorno de cambios de horario. He efectuado varios viajes cruzando el “Gran Charco” en el pasado y siempre me he sentido fuera de mí misma y cansada por varios días a causa del cambio de horario. Pensé que este sería un buen campo para jugar con EFT y poder así disfrutar mi viaje.

En la tarde del 22 de Marzo salí hacia Holanda desde Oaxaca, México llegando la tarde siguiente. El cambio de horario es un salto de 7 horas adelantadas. Normalmente no duermo bien en vehículos en movimiento (carro, bus, o avión) pero decidí que tapping haría de este, un viaje maravilloso. Hice tapping cada dos horas estableciendo que los ritmos de mi cuerpo se adaptaban al cambio de horario. Hice tapping para que en la medida que el avión se acercaba a su destino, mi reloj biológico se ajustase a las nuevas zonas de tiempo al movernos a través de ellas y que cuando llegásemos yo estaría totalmente sintonizada al tiempo actual. De hecho, logré dormir más en este viaje que lo normal para mí, en tandas de una a dos horas. Cada vez que despertaba hacía tapping para reajustar mi reloj biológico y seguir durmiendo.

Llegué a Holanda en la tarde y pasé el resto del día con mi amiga. Me acosté a una hora normal para Holanda, las 11 p.m. Dormí un poco más tarde el primer día. Me levanté alrededor de las 10 a.m. pero había despertado mucho antes. Me mantuve en horario a partir de ese momento. Me sentía alerta y refrescada. Mi amiga me preguntaba si estaba cansada y si necesitaba descansar, pero yo me sentía bien. Tan solo tuve un periodo de 10 minutos donde me sentí algo fatigada por el cambio de horario. Luego de eso, no sentí ninguna otra molestia por el síndrome, y mi amiga estaba atónita pues ella viaja extensamente.

En el viaje de regreso me mantuve despierta 22 horas por el cambio de hora y el tiempo de vuelo. En este viaje no dormí mucho, pero aun así me sentí bien durante todo el viaje. Hice tapping para que mi reloj biológico se ajustara durante el proceso del viaje. Sólo me sentí algo inquieta hacia el final del trayecto. Llegué a casa y continué como si hubiese estado allí todo el tiempo.

Durante este viaje experimenté cuatro cambios de horario ya que ocurrió durante la semana cuando el ajuste de la hora por el cambio de luz ocurre primero en Holanda y una semana más tarde en México, adicionalmente a los cambios que estaba experimentando por el viaje. Por tanto, me adelanté una hora más en mi viaje. Luego retorné a México con ocho horas de diferencia. Dos días después ocurrió el cambio de horario en México. Durante todo el tiempo hice tapping y me sentí muy bien.

Los cambios de tiempo:

Marzo 22 – 7 horas de adelanto

Marzo 27 – adelanto de una hora por el cambio de horario

Abril 1 – 8 horas de retraso

Abril 3 – retraso de 1 hora por cambio de horario

EFT es una maravilla y me encanta utilizarla, especialmente cuando uno puede viajar largas distancias y puede sentirse refrescado, y preparado para disfrutar la experiencia.

Namaste,

Deborah Miller, PhD

Traducido por Leopoldo Proano, EFT-ADV – Escribir a Leo