Por María Aurora Villarreal, México

Correo: [email protected]

‘Valeria’ es una joven de 21 años y vino a mí por recomendación de una tía. Cuando llegó y empezamos a platicar me dijo “Ando muy mal, no sé qué me pasa, ya no puedo más” y empezaron a salir lágrimas de sus ojos.  Me acerqué a ella y le dije que si podía tocarle unos puntos en su cara y sus manos para que se sintiera más a gusto, a lo cual me dijo que sí. Ella no decía nada y yo hablaba mientas le tocaba sus puntos con mucha delicadeza: “ya no sé qué hacer”, “no sé qué me pasa”, “ya no puedo más”, “aquí estoy y estoy bien”, y poco a poco se fue tranquilizando.

Le pedí que se pusiera la mano en el corazón y que respirara tranquilamente. Se fue relajando y me explicó que acababa te haber terminado una relación muy tóxica, donde él constantemente la dejaba plantada y la presionaba mucho con su peso (que no fuera a engordar). También me comentó que estaba muy decepcionada de ella misma, que ella no se valoraba.

Después de darle una pequeña explicación de lo que es EFT y cómo funciona, se sintió mejor para hacerlo ella sola.

A pesar de que Luis Carlos me dejó plantada en año nuevo, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


En los puntos: “me dejó plantada”, “año nuevo”, “me dejó plantada”.

Le pregunté que si tuviera que revivir la historia de nuevo, hasta dónde llegaría su intensidad y me dijo que hasta 10. Hicimos una ronda de:

A pesar de que el sólo recordar lo que pasó en año nuevo me pone muy triste, yo soy una gran persona y me puedo aceptar como soy.

En los puntos: “sólo recordar”, “año nuevo”, “sólo recordar”.

Se sintió más tranquila y empezó a contar el evento. Subió la intensidad cuando llegó a la parte que le dijo como a la 1:00 “mejor no vamos” y que ya habían quedado y ya estaba emocionada por ir.

A pesar de que no le importe en lo absoluto, me dijo “mejor no vamos”, yo me amo y me acepto así como soy.

En los puntos: “mejor no vamos”.

A pesar de que faltó a su palabra ya habíamos quedado y yo estaba emocionada por ir, yo me amo y me acepto completa y profundamente.

En los puntos: “ya habíamos quedado”, “yo estaba emocionada”, “quería estar con él y el no quiso”.

Fuimos trabajando poco a poco los asuntos relacionados con las cosas que su ex le había hecho.

En otra sesión tratamos el tema de su obsesión por el peso y lo mucho que le preocupaba engordar. Aquí nos fuimos a su infancia cuando ella era un poco gordita y su hermano mayor también, y cómo él la molestaba y le decía gorda fea.

En otra ocasión trabajamos sobre el problema de bulimia que había presentado, que ahora estaba bien pero que tenía miedo de recaer.

A pesar de que tengo miedo de recaer porque soy débil, siempre caigo (palabra de ella), me amo y me acepto así como soy.

Después de 3 rondas relacionadas con “soy débil” me dijo es que también tomaba mucho, pero mucho. Le pregunté que desde cuando tomaba; me dijo desde los 15 años. También le pregunté ¿qué tan culpable te sientes de que tomabas? y me dijo muchísimo todavía, y su voz se empezó a cortar. Le pedí que se tocara sus puntos de tapping y ella me seguía contando: estaba en un círculo vicioso, tomaba, hacía cosas que están mal, me sentía mal hasta que llegaba el siguiente fin para volver a tomar y así acumulaba sentimientos de culpa horribles.

Se fue calmando y le pregunté ¿qué te acuerdas que hiciste que te hizo sentir mal? Me besé con el novio de mi mejor amiga. Empezamos a hace tapping en ese aspecto:

A pesar de que besé al novio de mi amiga porque estaba tomada, me amo y me acepto completa y profundamente.

En los puntos: “tomé mucho”, “no sabía lo que hacía”, “me besé con el novio de mi amiga”.

A pesar de que necesito que me quieran, me amo y me acepto así como soy y todo el amor que necesito me lo puedo dar yo.

En los puntos: “necesito que me quiera”, “tengo esta necesidad de que me quieran”, “me siento sola”.

Sus ojos se empezaron a llenar de lágrimas y luego conforme continuábamos se fue tranquilizando.

Valeria luego de algunas sesiones más conoció a un joven que le agradó mucho pero al poco tiempo se dio cuenta de que sus intenciones no eran buenas y lo cortó. Se sintió muy bien al poder decir “no, no quiero esto” y dejarlo ir.

Tuvo varias recaídas en donde lloraba mucho pero no eran días sino máximo 30 min y se levantaba de nuevo.

En otra sesión trabajamos en su desesperación, pues como vive con sus papás éstos no dejan de estarla observando y juzgando (palabras de ella), así que hicimos varias rondas de:

A pesar de que mis papás no están a gusto con lo que hago, yo me amo y me acepto completa y profundamente.


A pesar de que me dicen floja sólo porque no hago lo que quieren, yo soy una gran persona independientemente de lo que digan o piensen.


A pesar que desde niña quieren que sea diferente y un día en la cocina de mi casa mi mamá me comparó con mi prima, yo hago lo mejor que puedo y me amo y me acepto como soy.

Valeria decidió trabajar en el negocio de sus papás. Se metió a clases de francés, cosa que no quería hacer por su pánico a leer en voz alta, lo cual también trabajamos con EFT. Se inscribió a un curso por Internet de Nutrición holística y se siente muy realizada.

Éste es un escrito que ella me mandó sobre sus reflexiones:

La palabra aceptación es muy fácil decirla y muy difícil aplicarla en nosotros mismos. Poder aceptarnos nos abre el camino a grandes cosas; somos seres únicos y perfectos ante Dios. ¿Alguna vez has amado o creído en algo o alguien que no aceptas? La respuesta es no.

No podemos amar si no aceptamos, no podemos creer en nosotros mismos si no nos aceptamos tal y como somos, sin juzgarnos. Si no nos podemos aceptar como somos, nos estamos rechazando. Es tan fácil perdernos en el camino por simples pensamientos que nosotros mismos nos ponemos, barreras que no dejan fluir nuestra energía, que truncan nuestra razón de vivir.

Es importante aceptarnos para poder aumentar nuestra autoestima; no podemos mejorar lo que no aceptamos. Somos humanos y tenemos nuestros errores y nuestras caídas; lo importante es saber reconocerlos y tratar de ser mejores personas día con día. Cuando vemos nuestra belleza interior, de inmediato atraemos energía positiva, purificamos nuestra mente, pensamientos, emociones y eso nos hace ver la belleza interior de las personas a nuestro alrededor.

Aceptémonos tal y como somos, trátate con ternura, veamos nuestra belleza interior y las cosas ilimitadas que podemos lograr.

María Aurora Villarreal, México

Formadora y Facilitadora Avanzada de EFT

Correo: [email protected]

Sitio: http://eftalegria.com.mx/