Acercándose sigilosamente a una fobia hacia las serpientes - AHEFT

Algunas veces resulta difícil convencer a una clienta acerca de la naturaleza relativamente libre de dolor de EFT cuando ella ha experimentado muchas técnicas de sanación convencionales y dolorosas sin resultado, especialmente con fobias. Aquí se presentan los detalles de un acercamiento que he utilizado exitosamente con fobias en diversas ocasiones, e invito a todos a probarlo.


Funciona así. Vayan a una tienda de mascotas que venda serpientes y localicen la sección de serpientes. Entonces lleven al cliente a la tienda de mascotas pero no entren. Cuando menos no en ese momento. Afuera de la tienda de mascotas el cliente va a estar relativamente calmado porque él/ella se siente razonablemente seguro. Entonces usen EFT para la ansiedad que él/ella sienta de atravesar la puerta. Una vez que él/ella esté listo para proceder, entren a la tienda de mascotas (justo en la puerta, del lado de adentro). Entonces señalen a la sección de serpientes (tal vez pegada a una pared distante o en alguna esquina.) Entonces usen EFT para cualquier ansiedad que él/ella sienta estando así de cerca de una serpiente. Acérquense más y vuelvan a hacer tapping. Repitan este proceso hasta que él/ella se acerque, ponga su nariz contra la jaula de vidrio y, con la cooperación del encargado de la tienda de mascotas (por lo general cooperan), de hecho sostengan a la serpiente. Esta es una forma relativamente indolora de “acercarse sigilosamente a una fobia”.

Más abajo se muestra una carta del terapeuta que usó esta idea. Pensé que tal vez la disfrutarían.

CARTA: “Bueno, llevé a la mujer de la serpiente a la tienda de mascotas e hicimos nuestro asunto. No los aburriré con los detalles pero al final de alrededor de 45 minutos ella sostuvo una serpiente y estaba eufórica. Llamó por teléfono esa noche y dejó en mi contestadora un testimonio sorprendente. Quiere regresar a la tienda de mascotas y comprarse una mascota serpiente. (Debo admitir que ésta era bastante bonita).

Sólo quería que lo supieras. Feliz tapping”.

En teoría, una fobia delimitada simple sólo requiere una ronda o dos de EFT y ya terminaste. He tenido bastantes experiencias positivas con esto. Sin embargo, a veces hay más trasfondo que una simple fobia. Algunas personas con fobias, cuando menos en mi experiencia, también tienen un número de experiencias traumáticas relacionadas con éstas (por ejemplo, una clienta con fobia hacia las serpientes recuerda a alguien aventándole una serpiente en la tina mientras ella se encontraba dentro). Para ser concienzudo, uno también debe investigar tales traumas pasados.

Por ejemplo, he encontrado que dar tratamiento a lo que a simple vista parece ser una simple fobia a las alturas puede dar resultados equívocos. Esto es, pueden ser perfectos al tratarse estando en el balcón del tercer piso, que era para lo que lo estaban tratando. Pero al ponerlos en un piso más elevado, o en un acantilado, o en algún lugar sin barandal, o en un árbol, o si se asoman por un puente, etcétera (todos estos son posibles aspectos) en algunos casos, la fobia puede “regresar”.

De hecho, a lo que se le dio tratamiento no regresa para nada. En cambio, lo que aparece son nuevos aspectos que no habían sido tratados. Tal vez se están sintonizando con incidentes “atemorizantes” pasados donde existió un trauma, culpa, enojo, etcétera y puede ser bastante difícil saber con lo que se está lidiando. Lo que el cliente puede estar llamando miedo puede, de hecho, ser culpa, enojo o alguna otra cosa. Sin embargo, sin importar como lo nombre el cliente, el algoritmo abarcador de EFT tratará lo que sea que haya allí. Esta es la mayor ventaja de EFT.

Abrazos, Gary

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif