13° Encuentro Internacional de EFT

 

XIII Encuentro Internacional de EFT: Un Encuentro Contigo.

Por  F.A. Carla Mendoza Sodi

En días pasados ocurrió un mágico Encuentro con gente de diferentes latitudes que, nos dimos cita en la hermosa finca Teoyocann, cerca de la ciudad de Puebla.

 La palabra Teoyoccan proviene del Náhuatl: (Teotl = Dios; Yocatl = herencia o regalo; Can = lugar) y, significa "Lugar heredado o regalado por Dios" o "Regalo de Dios". Este regalo de Dios, de frondosa naturaleza, fue el marco ideal donde unimos corazones e intenciones para vivir una experiencia espectacular.

El XIII Encuentro Internacional de EFT, fue sin duda, un encuentro que marcó la diferencia, gracias a la sinergia poderosa entre todos los allí reunidos.

Previo a este Encuentro, lanzamos al ruedo el reto de 21 días, "Un Mundo sin quejas", que fue preparando y haciendo más conscientes a las personas, subió su frecuencia vibratoria y provocó que al final, tuvieran un resultado exponencial durante estos cuatro días de intensos talleres,  donde alrededor de 60 personas hicimos innumerables rondas de Tapping para:

Enfocarnos en nosotros mismos uniendo mente alma, cuerpo y emociones.

Notar los bloqueos en nuestras raíces para sanar las relaciones con nuestra tribu devolviendo a papá y mamá lo que les corresponde.

Cambiar nuestras resistencias con la secuencia causal de la vida para encontrarnos con nuestra verdad. 

Unirnos a otras voces para crear un espacio sagrado donde se circunscriben todos los infinitos posibles utilizando ReImpronta.

Encontrarnos con nuestro propósito, la abundancia, la prosperidad y la alegría de estar vivos.

Notar nuestras resistencias para disfrutar de la vida tal y como es y gozar del instante presente.

Transformarnos dejando atrás el papel de víctimas, despertando nuestro poder personal para ser creadores de nuestra realidad

Reconectarnos con nuestra verdadera esencia, sostenidos por un campo de energía curativa y sanadora

Olvidarnos del pasado liberando la culpa sistémica en nuestros ancestros para reconciliarnos con nuestro árbol.  

Para llevar a cabo esta meta, fue imprescindible la conjunción con los ponentes, gente amorosa y muy preparada con la que se fue tejiendo una amorosa y sutil red energética que conectó y enlazó un tema con otro.

Los entusiastas, dinámicos, poderosos, amorosos, alegres y puntuales talleres y las rondas de Tapping impartidos por Janine Fajard, Elsa y Norma Leal, Carolina Téllez, Nadia Maurer, Nidia Cárdenas, Aurora Campusano, David Mackay y Ana Espiga, aunado a la organización de Tere Blanco y mi participación como maestra de ceremonia, lograron llevar a los asistentes por una espiral que liberó, transformó e integró pensamientos, emociones y acciones.

Durante este Encuentro germinaron lazos profundos, creándose así una hermosa hermandad “EFTera”con personas de diferentes países como Honduras, Chile, Canadá, España, Perú, Francia, Italia y gente de Sonora, Baja California, Durango, Monterrey, Querétaro, Chiapas, Sinaloa, Edo. De México, Puebla, Guadalajara, San Luis Potosí, Morelos, Coahuila, Ciudad de México, Veracruz, Puebla y Tabasco.

Es así que, luego de este torbellino emocional lleno de satisfacciones y entrega, nos despedimos, seguros de que las personas que llegaron al Encuentro no fueron las mismas que salieron, porque vivir esta experiencia sembró las bases para cambiar nuestra vida y lograr el verdadero encuentro con uno mismo.