Maggie elimina su propia depresión

“Maggie”, quien no es terapeuta, utilizó EFT para eliminar su propia depresión y varios otros problemas que tenía desde hacía tiempo (miedo escénico, tristeza y rabia, mal de amores, etc.). Los terapeutas de EFT más avezados reconocerán que probablemente sus problemas restantes contribuían a que estuviera permanentemente deprimida por lo que, al tratar la causa o causas subyacentes, pudo disiparse la depresión. También observaréis que estudia con diligencia estos procedimientos, ya que consiguió eliminar muchos de sus problemas poco después de habérsele impartido el curso de EFT.
Hola Gary:

Tengo 58 años y durante toda mi vida he sufrido una depresión menor que NUNCA había desaparecido (hasta que utilicé EFT). Siempre ha estado ahí, en un segundo plano, y a veces era muy fuerte. Os resumo mi historia.

Para poneros en antecedentes, os diré que he luchado contra problemas de autoestima, paranoia, odio hacia mí misma y todo tipo de desgracias parecidas durante toda mi vida… He pasado por toda clase de modalidades curativas, excepto la medicación; he explorado el narcisismo, movido emociones, recibido masajes y osteopatía craneal, he escrito mucho sobre emociones, para moverlas y sanarlas… desde la terapia primal a la acupuntura y la nutrición… resumiendo, en el medio siglo de vida que tengo no he dejado piedra por remover, aparte de la medicación… la bala mágica… y también estuve a punto de usarla… pero al final no lo hice…

Aprendí que el alcohol, el café y el tabaco son sin duda toxinas vibratorias, así que dejé de tomarlas… todo se volvió muy sano… pero seguía doliendo… la mayor parte del tiempo… aunque mis amigos me veían como una persona divertida, animada y cariñosa. Entonces os encontré…

De hecho, os encontré la tarde del día después de llamar a mi hijo, que es médico, para pedirle una receta. No creía poder soportarlo más. Durante la llamada a mi hijo, lloré desconsoladamente y continué haciéndolo tras nuestra conversación… él iba a hacer algunas averiguaciones y ordenar una receta…

El hecho de llorar me permitió limpiar mi carburador, por decirlo de alguna manera, y la mañana siguiente volví a verlo claro. Llamé a mi hijo y le dije, “No te molestes, quiero solucionar esto por mí misma.”

Esa tarde descubrí la descarga gratuita de vuestro manual de EFT, me lo descargué y me apunté a vuestro listado. En dos días, había curado mi miedo escénico y empecé con mi pena y mi rabia… no para eliminarlas… sino para curarlas… y con la autoestima y la alegría que es nuestro derecho de nacimiento… e hice tapping conmigo misma y con todos los que venían a verme con algún problema…

Esto fue hace un mes y no he tenido depresión alguna… No tengo reverso psicológico y he curado un mal de amores como si se tratara de una adicción. De hecho, era una adicción, porque tenía un reverso contra mí misma.

No sé cómo lo hice, pero ha desaparecido. Mi hijo, el médico, está estudiando ahora varias terapias de meridianos también, porque no le gusta utilizar medicación cuando existen otras opciones… es osteópata, no alópata, así que se inclina más por la alineación espinal y las manipulaciones correctivas que por la medicación, en cualquier caso…

Gracias por darme tranquilidad de espíritu y confianza en la vida de nuevo… he estado trabajando con vuestro material formativo y también he empleado el procedimiento de tapping que se enseña en el seminario avanzado de Larry Nims y he trabajado con su manual formativo también. Estoy sanando mi creatividad, que había negado, y mi poesía ha vuelto a fluir… no sé cómo agradecéroslo.

Lo que resulta interesante, sin embargo, es que aunque he experimentado estos cambios, tiendo a olvidar lo malas que eran las cosas. Creo que esto es un VERDADERO progreso. Mis amigos comentan mis cambios y a menudo tengo que pararme a pensar cómo solían ser las cosas. Mis comportamientos saludables parecen realmente normales ahora.

Mis mejores deseos para todos y un millón de abrazos.
Maggie

Traducido por Eva Llobet Martí

InEnglish.gif