La Doctora Patricia Carrington sobre la depresión -una detallada discusión, incluyendo medicinas

La Doctora Patricia Carrington tiene una abundante pericia y experiencia que compartir. Ella es un baúl de tesoros de ideas, calidez y sabiduría y, como verás en su detallado mensaje a continuación, tiene una experiencia sustancial con la depresión. Ella detalla sus pensamientos sobre los diferentes tipos de depresión, los particulares desafíos que presentan y la mejor manera de manejarlos. Mientras que ella usa EFT en la mayoría de los casos, ella también suministra pensamientos sobre como podría uno trabajar con los casos realmente difíciles que requieren medicación.

Muchas gracias a ti Pat por tomarte el tiempo para tan elocuentemente presentar tus pensamientos. Su contenido puede que no sea de interés para todo el mundo en la lista pero, para muchos, cae en la categoría de los imprime-guarda.
Por Dra. Patricia Carrington

Gary,

Desde que me llamaste para pedir aportes sobre EFT y depresión, he estado pensando sobre mi propia experiencia usándola con pacientes deprimidos. En el momento actual el 90% de mis clientes utilizan EFT durante una parte de prácticamente cada una de sus sesiones de terapia. Aunque nunca expliqué esto antes, pienso que ahora veo un patrón en su reacción a EFT en aquellos clientes que han estado deprimidos.

Con mucho las depresiones que mas responden a EFT, con las que he trabajado son las llamadas Depresiones Reactivas (para aquellos que están interesados, yo no utilizo las actuales categorías del Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos Mentales para la depresión, mas que para rellenar las planillas del seguro- las encuentro bastante sin sentido para propósitos de terapia). La Depresiones Reactivas son aquellas que son desencadenadas por un evento o serie de eventos específicos en la vida de una persona, y que usualmente ocurren en una persona que no estaba deprimida justo antes del evento- son exactamente lo que el nombre implica- REACCIONES a algo. El “algo” usualmente es una pérdida o la amenaza de una pérdida. Puede ser la pérdida de una persona, de una carrera, o de dinero, o seguridad, o un riesgo, o la amenaza de una enfermedad peligrosa de un miembro de la familia, o la perdida de la juventud, o hasta el futuro de uno. El evento precipitante dispara una especie de duelo por el objeto perdido o persona o circunstancia de la vida y el resultado es una sensación de tristeza y desesperanza.

Esta es el tipo de depresión que según mi experiencia más a menudo se presta extremadamente bien al tratamiento con EFT. Es posible hacerle tapping, porque tiene límites identificables, no es vaga o generalizada, y hay muchas cosas específicas con las cuales hacer tapping. Es cierto, algunas personas puede que inicialmente no sean capaces conscientemente de identificar justo cual es su pérdida dolorosa o separación, aunque yo encuentro que la mayoría de los clientes con este problema, sí saben cual fue el evento y me pueden contar sobre él con un poco de indicación. Con otros casos, puede que hasta que no haya hurgado un poco en su vida para averiguar cuando empezó todo esto y qué pudo haber ocurrido en torno al momento en que sucedió el evento, o qué cosa molesta pudo haber estado esperando en aquel momento, que la causa de su profunda e íntima tristeza pueda ser desenterrada. Estos tipos de personas puede que no sean capaces de decirme la causa precipitante al principio, particularmente si era el “aniversario” de algún evento desagradable o doloroso que trajo la depresión -los aniversarios son escrupulosamente observados por las mini-calculadoras en nuestros cerebros, aunque conscientemente no nos “acordemos” de ellos, y pueden ser grandes alborotadores.

Otra razón por la que una persona puede que no identifique el evento de inmediato es que pueden estar minimizando en su mente el impacto real de la cosa que está molestándolo - tal vez un ex esposo que se casó hace 3 meses, cuando la depresión comenzó, y no pensaba que le molestaba en aquel entonces (pero sí lo hacía), o tal vez su hijo menor se fue a la universidad dejando un vacío en la casa y todo parecía bien para ellos (pero no lo estaba), etc. Yo encuentro que estos eventos precipitantes parecen aflorar si se identifican naturalmente, y a menudo muy rápidamente a medida que hacemos tapping en sus sentimientos de tristeza, o vacío, o desaliento, o auto culpa -o lo que esté surgiendo para ellos. Es como si la verdadera razón quisiera “salida”; que solo estaba esperando a ser vista y ser tratada. Por supuesto, una vez que está al descubierto entonces podemos seguir con EFT haciendo tapping en eventos ESPECÍFICOS y esos eventos pueden a menudo ser manejados sorprendentemente rápido y con ellos se va la depresión. ¡¡Voila!!

Como todos sabemos, esto no es siempre tan fácil. Bajo la pérdida que inició la depresión pueden yacer una serie de otras pérdidas y separaciones que están escondidas en los oscuros recesos del pasado, algunos son las muy tempranas y extremadamente dolorosas pérdidas que pueden ocurrir en nuestra infancia aún antes de que el niño tuviera palabras para colocarle. Si éstas han sido reactivadas por la pérdida más reciente, entonces éstas son las fuerzas impulsoras detrás de la depresión y tenemos una red conocida de, a menudo, aspectos múltiples, que rastrear a través del tapping. A veces tendré que ayudar a un cliente a hacer esto laboriosamente y lleva gran paciencia, pero la ganancia puede ser tremenda. Aunque a veces, va mucho mas rápido de lo que yo había esperado. No obstante, la mayoría de las veces hay algunos asuntos de raíz que deben ser tratados y la depresión que trajo a mi cliente a mi oficina puede sólo haber sido el problema mas obvio, la bandera de “SOS” por así decirlo, que ha motivado a esta persona a venir por ayuda. Una vez que la ayuda (la terapia) está ahí, entonces el significado mas profundo de todo ello puede ser tratado. A esto digo -¡estupendo! A menudo he encontrado que este proceso es más importante aún que el limpiar los propios síntomas de la depresión -ahora la vida entera de una persona está siendo volteada, está naciendo una nueva perspectiva, la luz está inundando una existencia que en otros tiempos puede haber sido apagada o sin vida -la calidez está ahí en lugar de frialdad y entumecimiento. Ese, por supuesto, es el verdadero significado de lo que hacemos.

Podría dar un montón de ejemplos de cómo EFT ha actuado como un salvavidas para la gente que he tratado, todos los cuales se habían rendido y resignado a una existencia menos que viva -que es lo que es la depresión. Pero otros están haciendo eso tan bien en sus reportes en esta lista sobre la alegría de ayudar a otros a levantar su depresión, que no desperdiciaré tiempo aquí con más de estas maravillosas historias inspiradoras.

En vez, me gustaría decir algo sobre las otras depresiones que vemos, la llamadas “endógenas” la cuales son de alguna manera causadas internamente, porque no sabemos qué es lo que realmente las causa. Estas son las depresiones que a menudo tienen sus raíces en las más profundas capas de una personalidad, porque están tan incrustadas, sus orígenes tan tempranos en la vida de la persona, y usualmente son oscuros y vagos. Estas depresiones tienen una pesadez en ellas, que hacen que el tratar de lidiar con ellas, con el uso de EFT o con cualquier otro medio, muchas veces, sea una prueba de resistencia para el terapeuta que, una y otra vez, puede traer a la persona a un lugar de ligereza y sentir que el peso se levanta de ellos, -a veces después de que han hecho tapping en una serie de aspectos que parece ser un maravilloso resultado –solo para encontrar que en su próxima cita, la persona viene a su sesión casi como si hubiera colapsado y sus ganancias parecen haber sido barridas. Es como ver a un niño construir castillos de arena junto al mar –tanto trabajo meticuloso y atención va en esas torretes y los fosos y las torres y los puentes levadizos de palitos, ¡parece que el castillo ya se ve ahí! – y luego las olas chocan en la playa y se lo llevan todo, y todo lo que queda es una masa y unos pocos bultos de arena mojada.

Cuando esto le ocurre a un cliente mío sigo tratando. Realmente sigo trabajando con ellos. Uso EFT con todo mi estímulo e ingenio y uso todas las otras técnicas que podrían ayudar. Me siento esperanzada y luego desilusionada. A menudo tengo que hacer tapping en mí, después de que se van de la oficina, para mantener mis ánimos arriba y asegurar mi apoyo a ellos. Pero cuando pasa una y otra y otra vez, entonces finalmente captaré el mensaje. ¡Lo que estamos construyendo está siendo socavado tan rápidamente como lo creamos! El cliente puede estar tratando, como yo lo estoy, para ganar este juego, pero es como tratar de detener una avalancha, una fuerza que es tan inmensa, que no podemos adelantarla, que los tumba cada vez de manera que eso que estamos construyendo tan cuidadosamente simplemente no se sostiene.

Comentario de GC: Aunque Pat lo menciona abajo, me gustaría enfatizar que los alergenos, toxinas energéticas y cosas parecidas pueden ser muy importantes colaboradores para un estado de depresión que de otra forma es inamovible. He visto varios casos donde la sola remoción de ciertos ítems de la dieta, hace grandes progresos. Cuando la depresión sigue “volviendo” siempre sospecho que la verdadera causa en un irritante al sistema, que típicamente, forma parte de su dieta. Cuando éste es el caso, el “volver” es simplemente la mas nueva reacción a alguna sustancia irritante.

PAT CONTINÚA: Es en ese punto, luego de agotar todas las avenidas –incluyendo, si el cliente colabora, refiriéndolo para una prueba completa de alergia y sensibilidad y tratamiento por un terapeuta alergólogo energético – que me encuentro a mi misma profundamente agradecida por el hecho de que todavía tengo esperanza de tener éxito al obtener asistencia temporal al referir al paciente a un especialista para que sea usada la medicación psiquiátrica JUNTO CON la terapia y EFT. Decir esto puede sonar como herejía para aquellos que usan las asombrosas terapias alternativas y complementarias que sabemos que funcionan tan bien, y que yo misma uso en todos los casos DONDE FUNCIONAN, pero hay una importante función que los medicamentos llamados psicotrópicos pueden llenar para la depresión, por lo menos a estas alturas de la historia, algo que ninguna otra cosa puede hacerlo tan bien en cierta forma. Los Prozacs y los Zolofts y Paxils, o hasta en ocasiones sus parientes mas prohibidos como los inhibidores de la MAO, Litio y sus semejantes, son drogas poderosas y como cualquier cosa de poder pueden ser peligrosamente mal utilizados. PERO –y este es un “pero” importante -también pueden, en ocasiones, hacer posible el continuar tratando y en última instancia “salvar” a una persona con la que de otra forma habríamos tenido que rendirnos.

Un ejemplo es mi cliente “María”, quien es una talentosa maestra. Ella ha estado trabajando conmigo para superar sus problemas de personalidad profundamente asentados, por tres años, incluyendo una tendencia fuerte a la depresión y frecuentes episodios incontrolables de llanto. Estos provienen, por lo menos en parte, de una separación temprana en la infancia y en parte del rechazo de una madre mentalmente enferma, frecuentemente hospitalizada que había podido darle a su hija algo de amor, cuando era una niña, pero le brindó poco después. María es altamente inteligente y fuertemente motivada a superar sus sentimientos de desamparo irracional y amenaza, y es realmente gratificante trabajar con ella. Sin embargo, pronto descubrimos en su tratamiento, que aunque a menudo hacía un excelente progreso, aun tratando con asuntos de raíz que eran centrales en su vida con la ayuda de EFT, el cual usa con destreza (en su casa también) todavía no sabíamos de donde provenía la marea de la depresión. El miedo y la desesperación eran demasiado para ella y podían por completo socavar nuestro trabajo. Por lo que se hizo necesario para ella tener la asistencia de medicación, la cual podía usar mientras que hacíamos tapping con estos problemas en la terapia, con miras a dejarla tan pronto ella construyera su fuerza interior.

A pesar del uso de Prozac (sí, la palabra “terrible”) de forma habitual, María y yo hemos podido hacer un trabajo de transformación juntas. Con la ayuda de EFT ella ha podido explorar los asuntos más profundos, algunos con un origen tan temprano que hasta no tienen palabras y resolverlos uno a uno. Y con el apoyo a nuestro trabajo, que ella ha obtenido de la medicación –que por si misma no resolvió sus problemas, pero si le permitió trabajar con ellos diligentemente en la terapia – ella ha reconstruido un “yo”, ha reestructurado sus relaciones con la gente y el mundo, y recientemente ella, de hecho, ha podido reducir drásticamente la medicación y dejar de tomarla periódicamente del todo. En este momento ella, una vez más voluntariamente, ha dejado toda la medicación y lo está haciendo increíblemente bien en una emocionante nueva etapa de su tratamiento.

El punto que quiero destacar es que sin la ayuda de una droga no lo podríamos haber hecho, y de igual manera, si ella hubiera tomado la droga sola sin la terapia y la ayuda increíble de EFT, ella no hubiera sanado -en el mejor de los casos la droga la hubiera mantenido en un patrón sostenido. Ella probablemente podría haber funcionado y continuado con su docencia y familia sin colapsar sin tomarla, pero su verdadera vida, su verdadero ”yo”, nunca habría surgido. Por lo que esto no ha sido un asunto de “todo o nada” ni un asunto de drogas o EFT, como si estas dos cosas fueran opuestas una a la otra, sino que ha sido lo que yo supongo podría ser llamado “EFT asistido por medicación”, las dos modalidades trabajando en conjunto una con la otra.

Quiero añadir, que en la mayoría de los casos donde ha sido necesario el uso de medicación, junto con cualquier terapia y EFT, los clientes involucrados usualmente han buscado dejar voluntariamente las drogas en la primera oportunidad. La mayoría de la gente no quiere mantenerse dependiente de una sustancia como una medicación si puede evitarlo en lo posible. Algunas veces estas personas hasta han dejado la droga demasiado pronto, y emociones inmanejables han aflorado, en las que hasta el uso persistente de EFT y la terapia no han podido manejarlas suficientemente rápido, y han tenido que volver a tomar la medicación, usualmente en una dosis reducida, hasta un debido tiempo, a medida que trabajaron otros asuntos que habían estado esperando en las alas. He encontrado que hasta este primer esfuerzo de dejar la medicación, aunque no siempre sea exitoso, usualmente es un muy positivo signo cuando ocurre. Casi siempre, aquellos que lo intentan, aunque al principio tenga que retomar la medicación, con persistencia y mas trabajo, logran finalmente dejarla con éxito. La necesidad de ella se ha ido porque el daño subyacente ha sido reparado, las heridas profundas han sido selladas y la causa, no solo los síntomas han sido removidos.

Sin embargo, tengo que admitir que he experimentado algún cliente ocasional con depresión que ha continuado progresando en sus terapias al usar EFT en una forma creativa, pero que sin embargo no ha podido arreglárselas sin medicación, sin importar cuan duro intentaron de dejarla. Cuando esto sucede, no lo veo como un fracaso. Si Dios escoge sanar a esta persona con varios medios a la vez, ¿quién soy yo para discutirlo? Si lo que yo veo en la terapia es un fortalecimiento interno de la persona, una profunda sensación de paz y alegría en sus vidas, entonces yo pienso “que así sea”, y seguimos desde ahí.

El asunto es que algunas personas pueden hasta tener que mantenerse con medicación psiquiátrica por el resto de sus vidas, de la misma manera que algunos diabéticos tienen que mantenerse con insulina para poder vivir. Estas drogas pueden salvar vidas cuando son realmente necesarias, de ser así, éstas son prescritas con pericia y sensibilidad -es simplemente el momento de la historia en el que estamos ahora. Algún día serán obsoletas, cosas del pasado, pero en este punto de la historia hay algunos problemas que todavía no hemos resuelto, algunos misterios todavía sin explicar. Encuentro que lo mejor que puedo hacer por mis clientes, cuando esto sucede, es reconocer que éste es un hecho y aceptar “completa y profundamente” a esta gente tal como ellos son. Eso en sí mismo puede ser una de las mejores curaciones de todas.

Con buenos deseos para todos
Pat Carrington

Traducido por Elisa García Gómez