EFT en una depresión personal -“Estaba furiosa conmigo misma”

Catherine O'Driscoll es una eficiente practicante de EFT en Escocia (no es terapeuta) y está aficionada en particular con los animales. Yo he tenido mucha correspondencia con ella en los últimos dos años y la he encontrado muy creativa. Ella ha aplicado EFT en ella misma cuando estuvo en un estado depresivo y se alegró de los cambios inmediatos que tuvo en ambos, su conducta y su comprensión personal. Yo pienso que todos hemos tenido momentos como estos y Catherine, en su honesto mensaje, nos brinda un espejo constructivo en donde mirarnos.

Por Catherine O'Driscoll

Hola Gary

Hace 2 semanas, las cosas iban particularmente mal para mí. Había organizado dos talleres de EFT y les había hecho publicidad entre los miembros de Salud Canina, pero la respuesta fue tan pobre que tuve que cancelar uno de ellos, en Inglaterra. El otro, en Dundee, debería haber ser cancelado si no pudiera reunir 10 personas. Esto, realmente me había desilusionado- Hago marketing y soy consultora en PR, por lo tanto con una terapia tan magnífica como EFT, yo debería ser capaz de trasmitir sus beneficios. ¿Por qué la gente no quería sanar? Me preguntaba a mí mismo. Yo estaba deprimido- realmente deprimido.

La tarde que yo me di cuenta de que no estaba yendo tan bien como yo esperaba, me sentí realmente enfadada con mi esposo- todo lo que él hacía estaba mal. Al final, salí al jardín dando pisotones y me senté con mis perros sintiéndome tan depresiva como en el infierno.
Me senté allí, quejándome amargamente por todo lo que mi marido estaba haciendo mal. Y entonces me vino el pensamiento: “Soy una perdedora, todo lo hago mal”.

¿Sabes, muchas veces estos pensamientos están tan arraigados que a menudo no los vemos? Pero yo los pillé. ¡Me vi a mi misma teniendo estos pensamientos! Por lo tanto le hice tapping: “A pesar de que soy un total fracaso”. Instantáneamente, yo “perdoné a mi marido” (que era inocente desde el principio). No estaba enojada con él. Estaba enfadada conmigo misma- quizás, era la raíz de la depresión. De hecho, cuanto más uso EFT, más me doy cuenta de que los pensamientos negativos que tengo hacia otras personas, son pensamientos enraizados que tengo de mí misma. Presumo que el enfado y la depresión están muy directamente relacionados.

Entonces, me fui adentro de la casa y abracé a mi esposo, y le expliqué que no estaba enfadada con él, sino conmigo misma y me encontré mucho mejor. ¡El quedó más aliviado!

Aquí también hay un final feliz para esta historia. El seminario de EFT que se daba cerca de mi casa en Dundee, Escocia, ha doblado el número de peticiones que yo esperaba. Todos vinieron por el boca a boca- y todos eran sanadores de una clase u otra. Virtualmente, no hice nada, y todavía están viniendo- ¿un milagro, quizás? Yo me siento fuertemente guiada. Aparte de extender EFT, que es un querido y apreciado gol, he encontrado maravillosos amigos nuevos, y encontraré más en el taller del domingo (9 de Julio) ¡Y NO soy una perdedora!

Aparte de esto, mi marido y yo hemos visitado amigos a los que hacía años no veíamos, aunque sí teníamos un contacto permanente. Mi amigo Simón dijo, “Catherine, tú has cambiado. Todavía piensas en las necesidades de la gente pero ahora también piensas en las tuyas.” Esto es una manera de romper para mí, y agradezco a EFT por esto. He tardado mucho en incluirme en la lista de gente que importa, Gary. Quizá, esto es algo que pueda compartir con otros sanadores que encuentre este domingo.

Así como todo mi “hacer” publicidad de los talleres ha probado que, algunas veces no necesitamos hacer esto, pero sí, confiar en un Poder Superior.

Con amor y Muchísimas gracias,
Catherine O'Driscoll

Traducido por Marisa Niticia

InEnglish.gif