Utilizando EFT para Problemas Crónicos

El presente artículo puede ser ideal para aquellos cuyos problemas son crónicos y aparentemente sin ayuda. Jayne Morgan-Kidd nos describe sus 10 años de lucha con una situación crónica y cómo, a través del uso persistente de EFT, eventualmente se eliminó. Ella nos dice:
“Como terapeuta, utilizando EFT regularmente varias veces al día para otros, sin siquiera saberlo, yo estaba beneficiándome en mi actitud para mi propia sanación. Empecé a saber que me podía curar. Eventualmente descubrí la fuente emocional de mi problema físico y trabajé en ello durante varias semanas hasta que desapareció completamente, para nunca regresar.”
Ella también nos provee con varios ejemplos de frases preparatorias para esta situación.
Por Jayne Morgan-Kidd

Hola Gary,

A menudo recibo preguntas de personas que sufren de problemas crónicos desde hace mucho tiempo. Han recorrido los sistemas de la medicina y psicología convencional y se encuentran poco satisfechos con los resultados. Obviamente, o no estarían buscando ayuda. Aunque sus problemas originales tienen raíces emocionales especificas de una lucha a menudo muy prolongada, yo creo que han desarrollado un problema adicional. Me refiero a una depresión específica relativa a la larga lucha por encontrar alivio. Y esta depresión debe ser resuelta antes de poder dirigirse a la solución del (los) problema (s) original (es).

Estoy segura que esto es cierto para algunas personas, ya que creo encontrarme entre “esas personas”. Tuve un problema crónico por espacio de 10 años. Estuve en manos de uno y otro especialista durante los primeros años. Tal vez parte de mí había tomado la decisión de que no me podía curar. Ciertamente esa era mi creciente experiencia con el pasar del tiempo, pero continuaba buscando diferentes posibilidades.

Debido al constante aumento de mi depresión, mis pensamientos se concentraban más y más en el problema físico. Y mientras más me concentraba en el problema, peor me ponía. Y mientras peor me ponía, peor se ponía el problema. De hecho, me era difícil pensar en otra cosa cuando no estaba trabajando.

Al final del 10mo año, encontré un medico quien se suponía era un especialista para justo mi problema. ¡Un especialista especial!!! Cuando fui a verlo, me dijo que había ayudado a todas las mujeres que habían acudido a su oficina. Sentí una nueva esperanza. Tres meses más tarde, no solamente no había mejorado, sino que el problema estaba peor. Lo único que veía en mi futuro era un continuo empeorar de la situación y empecé a tener pensamientos suicidas. Por la sugerencia de una amiga, decidí ver un naturopata quien me dio algunos suplementos, alguna esperanza, y unos sitios en la red para mirar. Uno de estos era el del Dr. Mercola, y allí había un enlace con la página Web de EFT.

Empecé a hacerme tapping aunque no sabía lo que estaba haciendo. No sucedió mucho con mis síntomas físicos. Sin embargo, mientras más leía sobre EFT y los éxitos de otras personas, mas esperanzada me sentía. Continué a hacerme tapping en todo lo que se me ocurría, pero sin resultado en mis problemas físicos. Pero después de algunas semanas, me di cuenta que mi humor había mejorado. Empecé a utilizar EFT en mis clientes con resultados sorprendentes. Esto también era esperanzador. Aunque mis problemas físicos no se iban, ya no me concentraba en él. Mi humor se encontraba estable nuevamente.

Pienso que esto fue clave. Fue necesario parar mis casi constantes pensamientos negativos sobre mi problema, antes de poder enfrentarme con el problema original. Para mí, esto constituye un problema separado. Como terapeuta, utilizando EFT regularmente varias veces al día para otros, sin siquiera saberlo, yo estaba beneficiándome en mi actitud para mi propia sanación. Empecé a saber que me podía curar. Eventualmente descubrí la fuente emocional de mi problema físico y trabajé en ello durante varias semanas hasta que desapareció completamente, para nunca regresar.

Muchas de las personas que me escriben acerca de sus problemas crónicos tienen miedo/ depresión/ ansiedad como parte de su lista para sobreponerse a su problema. Así que empecé a desarrollar frases para algunos de estos clientes para confrontar las perspectivas negativas de sus propias inhabilidades para sanar. Algunos ejemplos incluyen:

Aunque nunca pueda sanarme de esto, acepto que estoy haciendo lo mejor que puedo.

Aunque he estado luchando con esta situación por mucho tiempo, estoy abierto a la posibilidad de que puedo recuperarme completamente.

Aunque no me he podido sanar de esto, elijo pensar que existe la posibilidad.

Aunque parte de mi se siente cómoda con la familiaridad de este sentimiento, me amo y amo todas mis partes.

Aunque tengo miedo a sanar, acepto esta lucha como parte de mi proceso de sanación.

Aunque parte de mi no quiere sanar, estoy dispuesto (a) a soltar esta energía negativa.

Aunque no soy digno (a) de sanar, estoy abierto (a) a cambiar la percepción de mi mismo (a).

Aunque estoy muy incapacitado para sanarme, no estoy fuera del alcance de la ayuda de Dios (la ayuda del Universo – utilice su manera de expresar esto).

Aunque me siento defectuoso (a) para sanar, elijo sanarme de todas maneras.

Recibí buenos comentarios de muchos clientes de que estas frases tienen significado para ellos. Tocan su punto. Una vez que experimentan algún alivio del constante miedo y la preocupación de sobreponerse a sus problemas, estos se hacen más pequeños y por tanto más fáciles de eliminar con EFT.

Espero que esto pueda dar confianza de continuar usando EFT a aquellos que luchan con problemas crónicos. Tal vez enfrentando los temores sobre su habilidad para sanar pueden permitirle concentrarse para hacer un trabajo más comprehensivo. Y cuando esto se resuelve, el resto es mucho más fácil.

Amor y mis mejores deseos, Jayne

Traducido por
Leopoldo Proaño, EFT-ADV

InEnglish.gif