Usar EFT con el Cliente Depresivo-Colapsar el Enojo

Forrest Samnik nos ilustra su punto de vista sobre la depresión y cómo trata esta seria condición. La manera en que utilizar varias técnicas para conducir al cliente a un lugar donde puede liberar el enojo relacionado con la depresión debe ser estudiado por cualquier terapeuta serio. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y visitar el sitio web de Forrest.

Por Forrest Samnik, LCSW, EFT Cert-I, CCH

La mayoría de la gente está familiarizado con el dicho “La depresión es enojo dirigido hacia adentro”. En mi opinión, éste es un enunciado demasiado simplificado. Muchos factores pueden entrar en juego en el desarrollo de la depresión. Sin embargo, el enojo sin resolver siempre debería explorarse cuando un cliente se presenta con depresión. Antes de hablar de cómo colapsar el enojo que puede estar asociado con la depresión, primero examinemos clínicamente qué es el enojo. En sus raíces, el enojo es una reacción emocional y fisiológica a una de tres cosas:

1) Dolor - El enojo es una respuesta defensiva a una herida emocional o física.
2) Miedo - El enojo es una respuesta protectora para evitar una herida emocional o físicamente.
3) Frustración - El enojo es una reacción al sentirse decepcionado o derrotado por ser incapaz de alcanzar los propios propósitos u objetivos, o cuando las expectativas no se hacen realidad.

Si miramos los signos fisiológicos del enojo - aumento del ritmo cardíaco, sudoración, mandíbula o puños apretados, molestia en el estómago- reconocemos que éstos son también signos de la respuesta de lucha o huída. En pocas palabras, el enojo es una señal que nos dice que algo en nuestro entorno no está bien. Puede motivarnos a tomar acción para corregir esa cosa incorrecta, o puede protegernos de sentir dolor o miedo al enfocar la atención en la o las personas que nos hirieron o nos están amenazando. El enojo también puede ocultar la realidad de encontrarnos en una situación aterradora que nos hace sentir vulnerables.

La depresión, relacionada con el enojo, generalmente se establece una vez que una persona deja de luchar contra un problema y pierde la energía del enojo. Esto crea los sentimientos de desesperanza e impotencia, dos puntos de referencia de la depresión.

El enojo no es bien tolerado -social, cultural ni espiritualmente- en la mayoría de las sociedades civilizadas. La tradición Judea-cristiana conceptualiza la ira como un pecado. Nunca he escuchado a un niño contestar “bueno o ni uno ni lo otro” a la pregunta, “¿Es el enojo bueno o malo?” Las niñas son especialmente condicionadas culturalmente para suprimir su enojo. A menudo se escucha a los adultos decirles a los niños, “No te enojes”. Raramente estos niños son guiados hacia qué se puede hacer con la energía que surge desde la respuesta del enojo.

Me suena intuitivamente lógico que tantas personas que están experimentando depresión a menudo no sepan que están enojados. Literalmente se les ha enseñado a mentirse a sí mismos acerca de lo que están experimentando. Por supuesto, el enojo no se va por negar su presencia. Sólo permanece tapado (reprimido). Esto puede hacer que llegar a la raíz del enojo exija un poco de esfuerzo.

Una técnica que encuentro particularmente útil para revelar el enojo es una variación de “El Color del Dolor” de Paul Lynch ( http://www.eftuniverse.com/Pain-management/color-of-pain.htm ) a la cual llamo “Pinta el Cuadro”. Cuando un cliente depresivo viene a mi consultorio sin saber por qué está deprimido, lo guío a través del siguiente ejercicio:

1) ¿Cómo sabes que estás deprimido? ¿Cómo te lo señala tu cuerpo? ¿Dónde lo sientes?
2) Si fueras a pintar un cuadro para ilustrar esta sensación en tu cuerpo, ¿cómo se vería el cuadro? Cierra tus ojos y mira el cuadro en tu mente. ¿Ocupa todo el lienzo o es muy compacto? ¿Qué forma/s o símbolo asume? ¿Qué colores se usan? ¿Puedes ver a través de las pinceladas, o son espesas con pintura?
3) ¿Qué emoción representa ese cuadro? Sólo adivina, la primera cosa que te venga a la mente.

Puede ser que el enojo no sea la emoción que se identifique primero. El cliente depresivo es más que probable que identifique la tristeza. A menudo es más seguro sentir tristeza que enojo. Cualquiera que sea la emoción a la que el cliente está accediendo, yo la acompaño. Por ejemplo: “Aunque siento esta tristeza espesa, roja, aguda, me acepto y amo profunda y completamente.”

Después de unas pocas rondas de tapping, hago que el cliente se sintonice con su cuerpo nuevamente y le pregunto si algo ha cambiado. Si ha sido así, le pido que pinte un nuevo cuadro sobre cómo se ve el sentimiento y repito el proceso. Esto es una reminiscencia de “persiguiendo el dolor” (descripta en EFT-Beyond the Basics DVD series). Puede tomar un tiempo, pero generalmente nos lleva a donde necesitamos ir.

Otra opción que uso más frecuentemente ahora, es sólo seguir mi intuición. Encuentro que si estoy recibiendo un mensaje, el cliente está listo para “ir allí.” Podría decir, “Estoy sintiendo que este cuadro tiene un gran contenido enojado. Si tú estuvieras enojado con algo o alguien, ¿con qué o quién estarías enojado?” Si dice que no lo sabe, le digo, “Haz de cuenta que lo sabes”. Darle tiempo para procesar esta pregunta es imprescindible. El sentirse cómodo con las pausas de silencio es una habilidad esencial a desarrollar.

Si no hubo cambio en el cuadro original, le pregunto sobre la primera vez que recuerda haber tenido esta sensación de “tristeza espesa, roja, aguda” en su cuerpo. Ahora tenemos un hecho sobre el que podemos hacer tapping. “La Técnica de Trauma sin Lágrimas” (http://www.eftuniverse.com/trauma/tearless.htm ) es una excelente opción en este punto. Las personas depresivas ya se sienten vulnerables; encuentro mejor reducir la intensidad tanto como sea posible antes de hacer que recuerden vívidamente hechos específicos.

Una vez que la tristeza del hecho ha sido reducida, le pregunto: “¿Cuán enojado estás porque esto te haya pasado a ti?” ¡Bingo! La intensidad, la mayoría de las veces, rápidamente vuelve a subir. Comienzo con:

“Aunque estoy realmente enojado porque me a mí...”
Después mido el nivel de SUD. Pero aún si la intensidad ahora está en cero, le pregunto, “Si no hubiera consecuencias al decirle ahora a esta persona cuán enojado estás/estuviste, ¿qué le dirías?” Luego tomo sus palabras e inserto el perdón. Por ejemplo:

“Aunque estoy realmente enojado porque me , y tú no tenías el derecho de hacer esto, elijo perdonarte por esto porque no te mereces más mi energía.”
La respuesta habitual a esto es, “¡Perdonarle! Yo nunca podré perdonarle.” Por supuesto, éste es el momento perfecto para pasar a una conversación sobre el perdón. La siguiente ronda de tapping es algo así como:
“Aunque me niego a dejar ir este enojo porque quiero que tenga este control sobre mí para siempre, amo y acepto quien soy profunda y completamente.” Siempre sonrío mientras digo esto. Si el cliente no me devuelve la sonrisa, continúo con una ronda completa:
Frase Preparatoria:

“Aunque me niego a dejar ir este enojo porque quiero que tenga este control sobre mí para siempre, me amo profunda y completamente y acepto cómo me siento.”
Ceja: ¡Me niego a soltar este enojo!
Lado del Ojo: ¡Nadie puede hacer que yo lo deje ir!
Bajo el Ojo: ¡Yo puedo sentir cualquier cosa que quiera sentir y nadie me lo puede impedir!
Bajo la Nariz: Cómo me siento es una cosa sobre la cual yo tengo control total.
Mentón: Mientras yo esté enojado todavía tengo el control.
Clavícula: El enojo me mantiene ligado a esta persona y a este hecho.
Bajo la Axila: ¿Por qué querría dejarlo/dejarla ir?
Sobre la Cabeza: Pero yo no quiero seguir más apegado a él/ella.
Ceja: Sí, quiero.
Lado del Ojo: No, no quiero.
Bajo el Ojo: Yo no quiero ser controlado por este enojo.
Bajo la Nariz: Mientras siga enojado, ellos me siguen hiriendo.
Bajo los Labios: Quizás puedo abrirme a la posibilidad de dejar ir esto.
Clavícula: ¿Por qué debería darle a esta persona la satisfacción de continuar aferrado a esto?
Bajo el Brazo: No se merece mi energía.
Coronilla: Me merezco liberarme de este enojo y este dolor.

Si el cliente me devuelve la sonrisa, ¡lo comprendió! En la siguiente ronda de tapping uso las “Elecciones” de la Dra. Carrington (http://www.eftuniverse.com/articles/choices.htm). Aquí hay un ejemplo:

Frase Preparatoria:
“Aunque todavía siento algo de enojo porque me , elijo perdonarle y dejar ir este enojo”
Ronda Uno: “Este enojo por
Ronda Dos: Alternar “Este enojo por ”; “Elijo el perdón”
Ronda Tres: “Elijo el perdón”

Ahora es el momento de chequear en el cuerpo nuevamente. Si el sentimiento de depresión todavía está allí, le pido que recuerde otra vez dónde experimentó este mismo sentimiento. Si no surge un evento específico, hago que pinte un nuevo cuadro y comience el proceso nuevamente.

La depresión puede tener múltiples capas, y muchos aspectos. El dolor físico, vergüenza, trauma, abuso y pérdida pueden contribuir a los síntomas de la depresión y estas condiciones deberían ser exploradas y evaluadas. Tratar la depresión con EFT no va a ser “la maravilla de un minuto” pero con tenacidad y habilidad, el alivio puede ser relativamente rápido y significativo.

Forrest Samnik, MSW, LCSW, EFT Cert-I es psicoterapeuta y coach con su práctica privada en Palm Harbor, Florida. Para preguntas o comentarios visitar LifeWorks Counseling & Coaching: www.LifeWorksWithEFT.com

Traducido por Patricia Carvia - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif