“Tengo un terrible temor a conducir que sobrevino de la nada” - AHEFT

Traducido con la autorización de www.EFTfree.net

Una conexión inesperada es la clave para eliminar un miedo a conducir.
Por Lynne Shaner

“Tengo un terrible temor a conducir” me dijo un cliente. “Y sobrevino de la nada”. Así que- un misterio. Esta mujer había estado conduciendo sin problemas toda su vida y de pronto, unos años atrás, ella estaba abrumada por el temor y tuvo que dejar de conducir completamente. No sabía qué hacer y esperaba que EFT la pudiera ayudar.

En su formulario de ingreso, ella notó que había tenido una caída cercana al tiempo en que había dejado de conducir. Había sido una caída seria, se lastimó significativamente una pierna y tuvo que ir al hospital. Cuando llegó para su sesión hablamos acerca de su fobia y le pregunté qué es lo que estaba sucediendo en ese tiempo en que dejó de conducir. “¡La caída!” dijo, refiriéndose al accidente. “Nunca me di cuenta de ambas cosas hasta que rellené el formulario pero después de esa caída nunca volví a conducir”. ¿Podrían estar relacionadas aunque la caída no tuviese nada que ver con el conducir? Absolutamente. ¿Por qué? Debido a que ella sintió una conexión. Fue una caída traumática y digna de ser tomada como base, pero lo que era especialmente crítico para resolver el misterio de la fobia fue que seguimos el hilo de su sentido intuitivo. Me sonó cierto a mí también, pero lo más importante era que ella tenía muy claro que estas dos situaciones se relacionaban.

Así que, primero hicimos tapping sobre el accidente, tratándolo como un incidente EPT (estrés pos-traumático). Lo catalogamos algo así como “la caída” y evaluamos el nivel de intensidad (a 9) y le pregunté dónde lo sentía en el cuerpo y cuáles fueron sus emociones. Una de sus emociones primarias fue impotencia, un sentimiento que estaba fuertemente ligado a su fobia a conducir.

Llevamos el evento de 9 a 0, primero con la técnica de la película, después de que ella bajó significativamente su nivel de ansiedad, la guié a una técnica de tapping continuo que uso rutinariamente una vez que el nivel de intensidad baja a 2 o 3. (Es muy simple – el cliente simplemente relata la historia mientras tapeamos continuamente alrededor de los puntos. Cada vez que la historia es relatada, chequeamos el nivel de emoción y nos aseguramos que baje a 0).

Luego de esto, por supuesto, no teníamos un auto esperándonos para ver si ella podía manejar así que le pedí que se imaginara conduciendo. Ella dijo que se sentía bastante bien, pero que no estaba completamente segura. Usamos entonces un enfrentamiento directo haciendo tapping sobre “el temor a conducir que pudiera subsistir”, “mi nerviosismo restante”, etc. Luego tornamos a lo positivo, una vez que cualquier rastro de miedo se había ido se abrió la idea de sentirse muy bien en el auto, amar conducir y disfrutar de la libertad de estar nuevamente en su auto sintiendo calma y confianza.

A la semana siguiente volvió y me dijo que no tenía ya ningún problema – estaba conduciendo como si nada hubiese ocurrido nunca. Tratando el núcleo del evento traumático y siguiendo el ejemplo del cliente y el conocimiento de sí misma, la fobia a conducir se disolvió suavemente y no ha retornado. ¡Estoy tan agradecida de estar haciendo este trabajo!

Lynne Shaner
www.eftpraxis.com

Traducido por Lena Isis - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Ir a su Sitio WEB


InEnglish.gif