La pequeña Susan y las Arañas - AHEFT

Ilka Wandel nos relata cómo ayudó a una niña pequeña a superar su miedo a las arañas utilizando un cuento y un muñeco de tapping. Su uso de colores es particularmente eficaz en el trabajo con niños. Escribir a Ilka y visitar el sitio web de Ilka.
Por Ilka Wandel

Trabajo diariamente con niños. Pequeños clientes que me estimulan con nuevos desafíos, y mis propios hijos (9 y 3 años), o los niños de amigas.

De esta manera cada día aumentan mis experiencias con el trabajo con los niños con EFT constantemente, y eso me ha servido, y me sirve para desarrollar una manera de trabajar multifuncional que se adapta a sus necesidades, para compartirla con los padres y los terapeutas de EFT.

Cada uno de estos Pequeños me ha aportado impulsos nuevos, para mejorar. El desafío más grande son niños entre dos y cuatro años.

Tan solo la necesidad de moverse en un niño de tres años, puede ser un desafío. Si los Peques por cualquier motivo se bloquean, normalmente no hay nada que hacer. Con un poco de fantasía se puede solucionar esta situación de bloqueo, como en el caso de Susan que tenía dos años y medio.

La madre de Susan me contactó, porque su hija tenia una fobia a las arañas tan fuerte, que ella evitaba acercarse al lugar donde hubiese encontrado una araña.

Durante la primera cita Susan detectó una araña de plástico que guardo para mi trabajo, la pequeña empezó a llorar y a gritar, su cuerpo se puso tan tenso que parecía un palo tieso. En menos de dos segundos la pequeña sudaba tanto que parecía que había tomado una ducha con ropa. La cara estaba roja y el miedo comprimía su respiración.

Vámonos de este lugar, dije a la madre, conduciéndola a la sala de masajes. Mientras la madre sostenía a Susan en los brazos, yo le aplicaba secuencias de tapping hasta que la pequeña se hubo tranquilizado.

- Aunque tengo este miedo a las arañas me amo, soy una súper nena....ese miedo que tengo....

-Mama mira!, dijo Susan, ella acababa de ver a MO, una de las muñecas EFT que fabrico personalmente, tiene mas o menos el tamaño de un niño de dos años.

Gracias a MO, Susan permitió realizar la sesión encima del banco de masaje, mientras ella buscaba los puntos de EFT en el muñeco.
Introduje la sesión con un cuento preparado para este propósito.

Erase una vez una pequeña araña, que había construido su casita, una telaraña muy elegante, en un rincón de la casa, encima de la ventana.
Su telaraña era tan cómoda y tan bien ubicada, que fácilmente podía cazar los bichos más pequeños. Y en las mañanas la araña desayunaba ácaros en el sol, porque la telaraña se iluminaba con un rayo de sol.
Que vida tenia nuestra araña! Que alegría.
Después del desayuno, ella hacia un paseo por la casa, para visitar a sus amigos, la mosca gorda y un pequeño saltamontes, que entraba cada mañana por la ventana.
Pero hubo un día en que una mañana pasaba algo era diferente. No estaba el sol que despertaba a la pequeña araña, sino un ruido muy extraño, fuerte y a intervalos; bssss, Bs., Bs.
Oh, dios mío!! Su amiga, la mosca grande se había enganchado en una telaraña enorme a otro lado de la casa.
Que suerte, que la familia, que vivía allí, ya se ha marchado para pasar el verano en el jardín. Pero la mosca necesitaba ayuda.
Así la pequeña araña, se marcho para salvar a su amiga. Cuando ella estaba a la altura del sofá, una pequeña pelota atrapó una de sus piernas ¡que dolor! la pobre araña.
Había un niño, que quería coger la pelota, y al ver la araña se asustó mucho. El niño tenía mucho miedo a las arañas, y la araña tenia miedo a los humanos.
El niño se quedo mirándola un buen rato, y al final el niño dijo: Tú eres muy pequeña, te dejo vivir.
Agarró con cuidado, lentamente, la pelotita y se olvidó de la araña.
Por fin la araña podía ayudar a su amiga y como por milagro desde ese día, el niño nunca jamás tuvo miedo a las arañas, convirtiéndose en el amigo de las arañas.

-Las arañas no son mis amigas. Susan detesta las arañas. (Ella empezó a hablar en tercera persona), dijo Susan de mal humor pellizcando el pelo de MO.

Empecé de esta manera:
-Aunque las arañas no son mis amigas y Susan detesta las arañas, Susan es una nena fabulosa y excelente, su mamá la ama, su papá la ama, todos la aman, porque Susan es una niña estupenda.

PK : Estos sentimientos de arañas que tiene Susan, estos sentimientos de arañas...

Con niños trabajo siempre con colores, en la valoración.

- ¿Que color sientes, si piensas en arañas?
-Hmm, negro, dijo Susan, después un rato. Negro mostraba un aspecto de miedo. Seguí el Tapping con negro.

Pecho: Aunque tengo ese negro con las arañas, soy una nena fabulosa y excelente.
PK: Este negro cuando pienso en arañas.
Co: Esta emoción tan negra
Ce: Eliminar ese negro
Lo: Este negro
Bo: Este miedo a las arañas.
Bl: Las arañas me asustan.
Cl: Este negro arañoso
BB: Estas arañas que me producen pánico.
Co: Hago este miedo negro muy chiquitito.
Ce. Este miedo pequeñín me tiene miedo y está asustado.
Lo. Le doy cremita de luz para que se cure.
BO: Susan lo llena con luz
BN: Susan lo llena con amor
Bl: Susan se quita este negro de encima
Cl: Susan sabe muy bien quitarse este negro, porque Susan es una súper nena.
BB: El negro que traen las arañas está eliminado. Susan se siente bien.

Si piensas ahora en arañas ¿que color sientes en ti?
-Rojo, dijo Susan enseguida.

Hicimos un tapping para el rojo y para todos los otros colores que han aparecido, hasta que Susan no tenia ningún color.

-¿Todavía tienes miedo a las arañas?
-No tengo miedo, me dan asco.

PK: Aunque las arañas son tan asquerosas que tengo que gritar y sudar como sudo, todos me aman, porque soy una niña dulce y agradable.
-Soy una princesa, me interrumpió Susan, así que integré esto en mi tapping.

PK: Aunque encuentro las arañas tan asquerosas que tengo que gritar y sudar como sudo, todos me aman, porque soy la princesa más dulce del planeta.

Ese asco a las arañas......

-¿Puedes decirme de que manera las arañas te dan asco?
-Si estoy sola quieren sentarse en mi cara. Susan aprieta el Muñeco.
-¿Como te sientes si piensas en estas arañas? Susan escondió la cara en la barriga de la madre.
-Y ¿que color tienen estas arañas?
Susan escondida: -Negro. Y ella empezó a sudar.

PK: Aunque tengo tanto asco a las arañas que quieren sentarse en mi cara, soy la princesa más dulce, más buena del mundo, hasta las arañas me quieren. Puede que solo quieren decirme algo...

Hicimos tapping con diferentes colores que fueron surgiendo hasta que Susan llegó al rosa.
-¿De donde vienen estas arañas?
-No sé, se han ido.

-¿Todavía tienes miedo o asco, cuando piensas en estas arañas?
Ella movía la cabeza: -Pero si se han ido, respondió.

-¿Te atreves tocar una araña de plástico?
Encogió los hombros. Le traje la araña de plástico, la cual suavemente, toco con el índice.
-Esta es de juguete, dijo Susan.

Unas semanas más tarde la madre me llamó, para confirmar que el miedo a las arañas no ha vuelto a resurgir y que ahora le toca hacer EFT con su hija cuando ella (la Madre) mata una araña.

Al final dulce Susan, te has convierto en amiga de las arañas!

Ilka Wandel