Se aclara el miedo a las agujas después de tratar varios aspectos con EFT - AHEFT

Saludos a todos/as,

Algunos miedos y fobias se disipan en momentos con EFT. Otros, como en el caso de Nancy Southern, envuelven muchos aspectos y requieren enfoques más diestros.
Por Nancy Southern, MSW, EFT-ADV

Estimado Gary,

Estaba en el banco departiendo con una amiga sobre EFT cuando una mujer se acercó a mí en el momento en que me iba y pidió hablar conmigo. Dijo haber escuchado lo que decía y se preguntaba si EFT podría ayudar a su hija adolescente. Madre e hija estaban planeando un viaje a Costa Rica este verano y la hija le tenía miedo a las arañas que ella consideraba iban a ser un problema al viajar a un clima tropical.

Estuve de acuerdo en que valía la pena intentarlo aunque la verdadera prueba sería cuando dieran el viaje. Al enseñarle a usar EFT, al menos tendrían una herramienta que podrían necesitar si se daba la ocasión.

Aún antes de tener la oportunidad de trabajar con ella sobre su fobia a las arañas, la madre llamó y dijo que la hija estaba muy afectada ante la idea de tener que inocularse antes del viaje. Sólo imaginar el recibir la inyección le causaba notable angustia. De modo que el día antes de su cita en la clínica tuve una sesión con la hija.

Le pregunté si había tenido anteriormente alguna experiencia desagradable con inyecciones. Me contestó que la única inyección que había recibido había sido con el dentista. Pensé que esa podía ser la causa de modo que le pedí que evaluara la experiencia. Pensando sobre la experiencia, en una escala de 0 a 10, era solo un 4. Sin embargo, cuando le pregunté sobre su miedo a las inoculaciones, su ansiedad estaba entre 9 y 10 de un 10.

Hicimos un par de rondas en su experiencia con el dentista y bajó algo el nivel sobre esa memoria pero no cambió su ansiedad ante la inyección que le esperaba al día siguiente. En ese momento, opté por enfocarme en la situación que venía y utilicé la Técnica de la Película ya que no había ningún otro pasado evento que ella podía recordar. Ella optó por hacerlo en silencio en vez de en voz alta.

Parecía poder visualizarlo vívidamente, ya que podía ver la reacción en su rostro según pasaba por cada escena. Tan pronto veía su cara cambiar, la detenía y le preguntaba en qué parte se encontraba en la película y hacíamos tapping para esa parte. Una vez estuvo bien, le pedí que comenzara a ver la película de nuevo y, tan pronto viera subir la intensidad, pararíamos y haríamos tapping en esa fase como se la había imaginado, y así sucesivamente.

La primera parte era la anticipación de ir a la clínica, la próxima era sentarse en la sala de espera, luego era ser llamada al salón de tratamiento, entonces era ver la aguja, y finalmente sentir el pinchazo en el brazo. Cada fase tenía su propio nivel de intensidad que variaba entre 6 a 10 de un 10 y cada uno bajó de 0 a 2 antes de continuar a la próxima fase. Después de la escena del “miedo al pinchazo”, hice que comenzara de nuevo la película en su mente y que le pusiera mucha atención, tratando de que reaccionara al hacer las escenas tan vívidas como fuera posible.

Se tomó bastante tiempo y la observé de cerca para ver si su cara reflejaba alguna señal de ansiedad o angustia pero no hubo ninguna. Cuando finalmente abrió los ojos y le pregunté qué tan lejos llegó, me dijo muy calmada, “Llegué hasta el final, incluyendo ver la enfermera darme el pinchazo y estaba bien.”

Una semana más tarde vi a la madre y, cuando le pregunté cómo le había ido a la hija con la inyección, sonrió ampliamente y me dijo que bien. Cuando todo terminó, la hija le dijo, “No puedo creer que le diera tanta importancia a esto.” La semana siguiente me reuní con la hija de nuevo para su fobia con las arañas y le pregunté cómo había sido su experiencia con la inyección y me dijo, “No me dolió en lo absoluto. Hicimos esa cosa con el hielo y le sostuve la mano a mi madre pero estuve calmada todo el tiempo. En el camino sentí un poco de ansiedad pero hice tapping un par de veces y estaba bien. Es más, cuando el brazo de mi madre se encontraba enrojecido y le dolía, mi brazo estaba muy bien.”

Procedimos entonces a trabajar con la fobia a las arañas. No sabré lo efectivo que habrá sido hasta que regresen al final de agosto. Mientras tanto, muchísimas gracias por esta asombrosa herramienta que está ayudando a esta joven viajante del mundo a neutralizar sus temores y esperar con entusiasmo sus aventuras en Costa Rica.

Atentamente,
Nancy Southern, MSW, EFT-ADV

Traducido por Gladys Muñoz Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif