Principiante colapsa por completo un miedo a las alturas - AHEFT

Hola a todos,

Les presento una de esas notables “maravillas de una sesión” en donde un miedo limitante de toda una vida pasa a la historia en poco tiempo. Gracias a Diane Balsara por enviar el caso. Casi al final, ella comenta “Estoy notando que la gente que ha hecho EFT, a pesar de tener recuerdos de la discapacidad, trauma o fobia, poseen un apego emocional tan pequeño que hablan de ello como si les pidieras que te pasen la sal durante la cena. Se convierte en un no-evento total en sus vidas. “¡Este es precisamente el objetivo!”
Por Diane Balsara

Querido Gary,

A pesar de que no soy un profesional médico, estoy interesada en el sistema energético del cuerpo y he trabajado con diversas modalidades curativas. Me siento extremadamente entusiasmada con EFT, después de haberla empleado conmigo misma y con otros. En esencia, soy una persona común y motivaría a cualquiera que haya visto tus DVDs a que no dude o se sienta intimidado de utilizar EFT por no tener referencias. Es tan efectivo que lo puedes malinterpretar, voltearlo de cabeza o sacarlo de secuencia y aún así funcionará.

Recientemente trabajé con una mujer a la que llamaré ‘Kate’. Kate había ingresado a la escuela de bomberos después de convertirse en socorrista médica y después en paramédico. Desertó después de las primeras semanas porque no le gustó el trabajo físico, y porque tenía miedo a las alturas y sentía que podría poner en riesgo a sus compañeros de trabajo así como a quienes fueran rescatados.

Kate y yo trabajamos en su miedo a las alturas, sentadas en un parque de la zona centro. Ella atribuía su miedo a las alturas a su niñez y me dijo que surgió de las películas –al ver personas peleando y cayendo de los edificios. Ella siempre sintió que alguien la iba a empujar de la reja. Hicimos tapping en su temor a las alturas, en su conciencia de que sentía miedo desde que era una niña pequeña, en su conocimiento de que en su mente su miedo no era racional, en que hubiera dejado la academia.

Yo simplemente tomé la dirección a partir de lo que ella me dijo. Después, cuando bajó a cero, le pregunté si le gustaría probar EFT al subir al sexto piso de un estacionamiento. Me dijo que sí. Cuando salimos del elevador, la previne y le dije: esto no tiene que ver con que te sientas incómoda, si experimentas cualquier molestia dilo y nos vamos.

Ella me dijo que estaba de acuerdo y caminó hacia la orilla en donde había dos cables gruesos, colocó su mano en el cable y dijo, “¡Wow! Esto es genial. Es tan lindo,” mientras disfrutaba de la vista. Le pregunté si sentía molestia alguna y me dijo que si pensaba que alguien la iba a empujar, aún sentía que su nivel de intensidad era 2 o 3 en una escala de 0 a 10, así que hicimos más tapping. Su nivel de intensidad bajó a cero mientras se encontraba de pié en el sexto piso del estacionamiento, cerca de la orilla.

Dos semanas después le pregunté cómo iba su temor a las alturas y si sentía algo al respecto. Me respondió, “Bueno, la semana pasada fui a una feria y nos subimos dos veces a la montaña rusa. Me divertí mucho.” Se mostraba muy segura sobre el tema. Le pregunté si habría hecho eso antes y me dijo que jamás se habría subido al juego.

Estoy notando que las personas que han hecho EFT, a pesar de que tienen recuerdos sobre la discapacidad, el trauma o la fobia, tienen un apego emocional tan pequeño que hablan del tema como si les hubieras pedido que te pasen la sal durante la cena. Se convierte en un completo no-evento en sus vidas. ¡Y este es precisamente el objetivo!

Gracias Gary, por todo tu trabajo, ¡qué modalidad curativa tan maravillosa!. Estoy dirigiendo mi vida en una dirección en la que puedo practicarlo en un rol más profesional.

Gracias
Diane Balsara

Traducido por Lilliana Maya Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif