Miedo a volar, a dejar el hogar, dejar el hogar es peligroso y ¡nunca se puede regresar! - AHEFT

Hola a todos,

Este es un caso clásico de un miedo limitador de la vida que se desvanece una vez se descubre y se colapsa el tema principal con EFT. Baerbel Froehlin experimentaba una inexplicable ansiedad cada vez que tenía que ir de viaje. A través del proceso y el uso de EFT sobre sus sentimientos de miedo, descubrió un tema principal y que, consecuentemente, lo colapsó con el EFT. Ella afirma “Y allí estaba: una gran facilidad y calma, emparejadas con comprensión. Después de aquello, fui capaz de ir de vacaciones, de estar en un avión durante ocho horas, de cruzar el Atlántico (¡¡sin red de seguridad por debajo!!) Ni una sola vez pensé en estar o no segura. ¡Lo estaba!¨ Su historia continua abajo.
Por Baerbel Froehlin

¡Hola Gary!

Durante toda mi vida nunca me he sentido cómoda al salir de casa para ir de vacaciones, en ningún tipo de viaje. No importaba si quería o no estar donde tenía que ir, solamente que nunca me he sentido cómoda dejando el hogar. Preparar un viaje o ir en avión siempre estaba lleno de ansiedad. No importaba lo mucho que me preparara con hipnosis y audio casettes de relajación. No podía ni escucharlos con tranquilidad en el avión.

Esta vez, cuando me preparaba para un viaje a Europa, noté una mayor ansiedad, así que finalmente, empecé a hacer tapping sobre el tema. Sentada delante de mi ordenador, tecleando tan deprisa como podía, empecé a llorar ácidamente.
• Aunque tengo miedo de dejar el hogar…
• Aunque sólo son unas vacaciones…
• Aunque no soy capaz de controlar lo que me ocurre mientras estoy viajando...
• Aunque da miedo dejar el hogar, SIN SABER SI VOLVERÉ...

Me encontré teniendo cuatro años (1949), en la oscuridad de la noche, con mi madre y mi hermana pequeña, en un bosque desconocido y espantoso, intentando escapar del Este de Alemania, que entonces estaba ocupado por los rusos. Hubo una serie de situaciones traumáticas que recordé claramente. Mi madre, mi hermana bebé y yo nos fuimos porque insistí en que tenía que hacer pipí. En contra de la voluntad de mi madre de separarnos del grupo, nos escondimos detrás de un árbol, quedándonos allí mientras el resto del grupo de gente los cogieron delante de nuestros propios ojos para ser transportados a prisión, o peor.

Estando muertas de miedo como estábamos, corrimos hasta tropezarnos con un soldado ruso. Se giró para dejarnos pasar y así llegar a un campo de refugiados al otro lado de la frontera.

Mientras hacía tapping, todo se desplegó muy deprisa, y podía sentir otra vez mi increíble miedo, y por encima, el de mi madre.
• Aunque ahora entiendo de donde viene mi miedo…
• Aunque lloro por esta pequeña y asustada niña que era entonces…
• Elijo entender que puedo protegerme… Ya no soy esa niña pequeña y desamparada…
• Elijo salir de situaciones que me dan miedo… Sé como protegerme... No tengo que quedarme con gente que me hacen sentir incómoda.

Entonces se me ocurrió. Esa niña tuvo que dejar su hogar relativamente seguro, ¡para luego darse cuenta de que no podría volver! Que nunca podría estar en su ambiente seguro otra vez, que nunca podría jugar con sus juguetes otra vez… Y por no mencionar el tiempo terrible que debería pasar en abarrotado campo de refugiados, donde tuvo que pasar un tiempo largo.

Aunque quizás sienta que no tengo el control de lo que ocurre a mi alrededor… Si hay situaciones o gente que me dan miedo… cuidar de mi misma… del modo que sea necesario… Elijo protegerme de cualquier situación que requiera mi protección... Elijo aceptar el hecho de que hoy tengo opciones… Elijo estar alerta de mis decisiones en todo momento... en cualquier situación.

Finalmente me calmé.

Elijo sentirme liberada, relajada y calmada... mientras entienda... que no necesito controlar porque estoy en buenas manos... todo va bien conmigo... estoy bien cuidada... estoy protegida por poderes superiores... ¡siempre lo he estado!

Aunque dejar el hogar significa no estar tan cómoda….
Elijo ver la parte positiva de mis vacaciones... visitar amigos... sentirme cerca de la familia... ver cosas nuevas emocionantes...
¡Elijo sentirme completamente relajada y en paz!

Y allí estaba: un gran relajamiento y calma, emparejados con comprensión. Después de aquello, fui capaz de ir de vacaciones, de estar en un avión durante ocho horas, de cruzar el Atlántico (¡¡sin red de seguridad por debajo!!) Ni una sola vez pensé en estar o no segura. ¡Lo estaba!¨

Me lo pasé de maravilla con mis amigos, familia y otros que conocí en el viaje. Muchas cosas sorprendentes me ocurrieron durante el viaje, muchas veces me sentí muy especial y muy querida. Toda mi familia y amigos se preguntaban una y otra vez, qué es lo que había hecho para parecer tan feliz y en paz, todos querían estar conmigo. Me referiré a esas historias en otro momento.

Con cariño,
Baerbel Froehlin, CHt./HypnoCoach

Traducido por Ester Muro Rodríguez - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Ir a su Sitio WEB

InEnglish.gif