Una sesión breve de EFT elimina un miedo que se originó en el momento del nacimiento - Importante para los estudiantes serios de EFT - AHEFT

Hola a todos / todas,

Alan Morison del Reino Unido le aplicó EFT al “miedo de su cuñada a los lavaderos de coches”. Resultó que no eran REALMENTE los lavaderos de coches que le causaban su miedo. Los estudiantes serios de EFT querrán estudiar esto para ver cómo EFT sacó a la luz, de la nada, al verdadero problema. Alan dice: “Después de terminar, Moya dijo con asombro abierto, '¡Desapareció! ¡No puedo creer esto!' A pesar de años de formación convencional y de práctica de la medicina, Moya estaba totalmente convencida de la eficacia de EFT…"
Por Alan Morison

Hola Gary,

Acabo de leer acerca de la experiencia de alguien con los ataques de pánico y me gustaría compartir con usted la sesión corta que tuve hace tres años con mi cuñada Moya Morison, profesora emérita de salud y de enfermería y una eminente autora de varios libros sobre el cuidado de heridas. Escribo esto con su bendición.

Moya tenía un miedo perenne a los lavaderos de coches y se sentaba en su automóvil paralizada por el pánico, con los músculos tensos, y se relajaba otra vez sólo cuando el ciclo terminaba y era capaz de 'escapar'. Sabiendo que esto era el síntoma de algo que la había afectado a ella, quizás en la infancia, tratamos de encontrar una memoria temprana que le pudiera haber causado su reacción violenta a los lavaderos de coches - pero nada surgió. Así que seguimos conversando sólo para mantener el flujo de la conversación ya que el silencio es una forma segura de detener el progreso de cualquier consulta.

Después de un minuto más o menos de repente dijo, '¡Viene de cuando yo estaba naciendo!' Increíblemente le vino un recuerdo de quedar atrapada en el canal del parto cuando era una bebé que aún no había nacido y relató la historia que su madre le había dicho de la partera que la instaba a que empujara. Fue un parto largo y difícil ya que su madre medía sólo 5 pies de altura y tenía caderas estrechas y la partera estaba muy preocupada de que dos vidas estaban en peligro. Su madre encontró la energía para ese esfuerzo final sólo cuando se le dijo de los peligros.

Hicimos la primera ronda de EFT para 'estar atascada', comenzando con la frase preparatoria:

Aunque me siento en pánico por estar atascada aquí...

Luego hicimos tapping diciendo una variedad de frases recordatorias, todas las cuales eran aplicables

Me siento tan en pánico... no puedo salir... estoy atascada... voy a morir si no salgo… es tan oscuro.
Me siento ansiosa... ¡Tengo que salir ahora!... Estos sentimientos de pánico.

Los sentimientos habían disminuido notablemente a un nivel de intensidad de 2-3 a partir de un original de 10 en una escala de 0 a 10, por lo que hicimos tapping para lo que quedaba de las emociones negativas utilizando una frase preparatoria similar, pero dirigiéndola a los sentimientos reducidos. También introduje una elección para reforzar el aumento de sentimientos positivos:

Aunque todavía siento algo de pánico acerca de estar atrapada ahí, elijo sentirme a gusto conmigo misma y disfrutar de ser una bebé...

Lo que resta del miedo... Me siento mejor ya... Aun con un poco de pánico... ¡Vamos mamá, apúrate!... Todavía un poco nerviosa... Me siento más relajada... ¡No puede usted hacer algo!... Me siento bien ahora.

Después de terminar, Moya dijo con asombro abierto, '¡Desapareció! ¡No puedo creer esto!' A pesar de años de formación convencional y de práctica de la medicina, Moya estaba totalmente convencida de la eficacia de EFT, tanto así que ha escrito el testimonio que aparece a continuación.

"Como una profesional en la atención de la salud NHS, he observado a menudo el poder de las creencias positivas, del optimismo y de la esperanza en la facilitación de resultados positivos para los pacientes. El médico hábil entiende que existen a la vez una ciencia y un arte de curación y utiliza este conocimiento en cualquier relación de terapeuta / paciente.

Hoy en día hay una plétora de libros de autoayuda que tratará de acceder al poder de la mente y, sin duda, muchos de los enfoques utilizados pueden tener éxito. Sin embargo, en sí mismos no contienen el beneficio de una terapia en la que un médico capacitado ayuda al paciente a aprender y a desarrollar técnicas de auto-ayuda.

Cuando me encontré con EFT la primera vez, la científica en mí estaba un poco escéptica. ¿Cómo podía esa técnica ser eficaz en tantos ámbitos de la vida? Sin embargo, mi propia experiencia con ella me ha hecho querer saber más. Aunque por naturaleza soy alegre y optimista, tenía una evidente fobia: lavaderos de coches en los que uno tenía que mantenerse en el coche. Mi ritmo cardíaco se disparaba, sentía un creciente sentimiento de pánico y sólo por un esfuerzo consciente de voluntad podía relajar mis tensos músculos y tratar de sentarme en silencio (aunque llena de agitación interior), hasta que el programa hubiera terminado. Tomó sólo 2 minutos de EFT con mi cuñado Alan Morison para que yo entendiera el origen de este miedo y lo superara. Estaba impresionada con el alivio que obtuve - ¡y tan rápidamente también! Mi miedo de estar en un lavadero de autos sencillamente ha desaparecido. ¡Mi mente repasa velozmente las interminables formas en que EFT se puede aplicar!

Esto puede parecer un ejemplo trivial, pero la mayoría de nosotros, sospecho, tiene miedos conscientes e inconscientes (nacidos de experiencias negativas pasadas) que nos causan limitaciones físicas y emocionales en nuestra vida cotidiana. Creo que EFT puede ayudar a la gente a comprender y a hacer frente a estos temores. Además, los mecanismos biológicos que median la relación mente-cuerpo son cada vez más entendidos - véase, por ejemplo, el maravilloso libro de Bruce Lipton: La Biología de la Creencia - ¡por lo que existe una ciencia en ello también!

Gracias a EFT más y más personas están llegando a experimentar la alegría de los niveles superiores de bienestar que todos merecemos".

Moya Morison
Profesora Emérita de la Salud y Enfermería

Con profundo agradecimiento una vez más, Gary.

Alan Morison

Traducido por María del Pilar Castillero - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. - Ir a su sitio Web

Ver el artículo original en inglés