De una fobia extrema al agua a nadadora con la EFT... "¡no me importaría probar el buceo!" - AHEFT


Aquí tenemos un artículo excelente por Julia Williams, del Reino Unido, que debería ser útil tanto a neófitos como a profesionales. Nos conduce paso a paso a través de muchos, muchos aspectos en el camino que lleva al colapso de este miedo de hace tanto tiempo por ella misma.

Por Julia Williams

Espero que puedan estar interesados en escuchar los resultados que he obtenido con la EFT al tratar con una fobia extrema al agua de larga duración (35 años).

Primero, déjenme explicarles dónde pienso que se origina esta fobia. Cuando tenía 7 años, mi padre me llevó a un centro de recreo local y me tiró en el lado hondo (2.1 m de profundidad) de la piscina pública, porque mi madre quería que yo aprendiese a nadar, y ya que él tampoco sabía nadar, pensó que era la mejor manera de hacerlo. Entonces me dejó allí sola durante 45 minutos mientras se fue de compras. Yo no sabía nadar y nunca antes de ese día había estado en una piscina. Me agarré a los lados de la piscina y grité durante los 45 minutos. Todo el mundo me ignoró; la piscina estaba llena de niños grandes que salpicaban por todas partes con una pelota de playa gigante, aterrándome. No es sorprendente que desarrollase una fobia al agua que cada vez se volvía peor.

Con 10 años en la escuela pública, las lecciones de natación eran obligatorias durante un año completo. Pasaba cada lección encerrada en las habitaciones en la escuela con los profesores intentado hacer que saliera, mientras que el autobús escolar iba al centro de recreo sin mí.

Mi fobia se desarrolló hasta el punto en que no podía usar la ducha (ya que no podía soportar que el agua me cayera desde arriba con fuerza). Tenía que cruzar la calle al pasar por un centro de ocio que tuviese una piscina ya que el olor del cloro me disparaba un ataque de pánico. Tenía que evitar fiestas y eventos sociales en los que el anfitrión tuviera una piscina en su jardín, ya que no podía arriesgarme a acercarme a ella. Solo de ver una piscina a lo lejos, me reducía a un llanto desconsolado.

Un amigo intentó ayudare a aprender a nadar en el mar cuando alcancé la veintena. Me metí en el agua hasta que el agua me llegó justo bajo las rodillas y entonces me desmayé. Mi amigo me dijo que mientras estaba en el proceso de desmayarme, yo había luchado con él y le había dado un puñetazo en la cara muy fuerte. No lo recordaba, pero vistos los moratones de su cara, se veía claramente que era verdad.
Hace unos 18 meses, decidí intentar superar esta fobia de una vez por todas. Mi compañero Mark, me ayudó a meterme en la piscina para niños en un centro local de ocio encantador. La piscina estaba vacía aparte de nosotros, pero no podía meterme más hondo del nivel de la rodilla sin empezar a tener pánico, agarrándome a él y agarrándome a los lados, incapaz de moverme. Gradualmente, en varios meses, me las arreglé para meter mi cuerpo completamente dentro del agua poco profunda pero no podía pensar en nadar o en dejarme ir de la orilla de la piscina.

Entonces descubrí los DVD de la EFT y decidí aplicar la EFT al problema. Así es como usé la EFT para ayudarme a superar esta etapa de mi fobia al agua. Primero me sentaba tranquilamente en casa y meditaba sobre mi miedo al agua. Observaba los pensamientos que brotaban en mi mente. Esto llevaba alrededor de 10 minutos.

Los primeros pensamientos que salieron fueron recuerdos largamente olvidados de cómo mi madre solía lavarme el pelo cuando yo era una niña de entre tres y cinco años de edad. Su método era sentarme en la bañera y derramar grandes cantidades de agua de una cazuela para aclararme el pelo. Recuerdo no ser capaz de respirar cuando el agua caía en cascada por encima de mí y el recuerdo de sentirme aterrorizada.

Al recordar esta sensación sentí una gran cantidad de ira contra mi madre, así que me golpeteé con las siguientes palabras:

Aunque mi madre no debía haberme hecho eso...
Aunque ella fue estúpida al hacérmelo...
Aunque yo no podía respirar...

El nivel de intensidad de estas estaban todas en un nivel de 9 ó 10 en una escala de 0 a 10 y las reduje a 1 ó cero después de 4 ó 5 tandas de cada. La de no ser capaz de respirar fue de lejos la peor de todas.

Una vez que estas fueron tratadas, pasé al siguiente miedo más significativo que apareció, que era el miedo de que el agua fuese algo viscoso y pegajoso como un jarabe y me asfixiase. Me hice tapping como sigue: Aunque el agua me parece como pegamento... Este se curó en 3 ó 4 rondas, pero era de un nivel de intensidad de 10 sobre 10 para empezar. Lo llevé a cero de 10.

El siguiente miedo que apareció fue el miedo de tener el agua arremolinándose alrededor de mi cuerpo - el hecho de que parecía moverse a decisión propia, me asustaba. Me hice tapping con Aunque el agua está moviéndose... Este empezó con alrededor de 8 sobre 10 y bajó a cero en dos rondas.

Siguió un miedo bastante extraño - que el agua estaba viva y de alguna manera era maligna. Me hice tapping con esta frase, Aunque pienso que el agua está viva e intenta matarme... Este fue 9 de 10 y bajó a cero en 2 ó 3 rondas.

Me di cuenta de que el incidente cuando tenía 7 años de edad de ser tirada a la piscina fue el siguiente suceso significativo relacionado con el agua que me había asustado, después de los incidentes del lavado de pelo. Para tratar este suceso, decidí hacer la técnica de la película, empezando por mi excitación inicial al andar hacia el centro de ocio, directo hasta el incidente traumático mismo, hasta el regreso a casa y mi incomprensión de mi padre diciéndole a mi madre después que lo había hecho bien en la piscina. Hice la técnica de la película sola, hablando en voz alta como si estuviese diciéndoselo a alguien en la habitación lo que me había pasado. Tuve que parar prácticamente después de cada frase y hacer tapping y esto me llevó 45 minutos hasta que pude narrar la escena entera en voz alta sin registrar ningún miedo.

Luego vinieron algunas emociones específicas. Registré una fuerte ira contra mi padre y me hice tapping con la frase siguiente: Aunque no entiendo como él pudo hacerme esto a mí... Esto fue un nivel de intensidad de 10 sobre 10 y me llevó varias rondas llevarlo a cero.

El siguiente suceso atemorizante significativo en mi vida había sido las lecciones semanales de natación en la escuela cuando tenía 10 años. Usé la Técnica de la Película en esto. La película empezó con las noches en vela que sufría cada domingo (en anticipación de las lecciones del lunes por la tarde), directo a través de las confrontaciones en la escuela cuando me encerraba a mi misma en los dormitorios de la escuela para evitar subir al autobús escolar hacia la piscina. En estas noches de domingo, siempre experimentaba ataques de pánico tipo asma que duraban la mayor parte de la noche.

Mis padres siempre rehusaron ayudarme a evitar las lecciones de natación escribiendo una carta a la escuela y no tomaban mis miedos seriamente. Así que siempre había algo de ira con ellos que tenía que ser encarado durante la película. Trabajé en la técnica de la película sola, hablando en voz alta. Esto fue un asunto sorprendentemente fácil de hacer progresos y solo me tomó 10 ó 15 minutos para tratarlo completamente. No tuve que pararme demasiadas veces para hacer tapping.

Seguidamente seguí para trabajar con las emociones alrededor del incidente en la playa cuando ataqué a mi amigo y me desmayé en el agua. Otra vez usé la técnica de la película, parando donde era necesario. Esto fue un suceso bastante duro de tratar porque había estado inconsciente dentro del agua por unos momentos, así que no estaba 100% segura de cómo tratar esto, ya que no tenía conocimiento de qué había pasado durante este corto periodo. Sin embargo, fui capaz de narrar la historia en voz alta sin emociones después de unos 30 minutos de tapping.

Así, habiendo tratado con todos los puntos anteriores, fui con Mark a la piscina otra vez. Al salir del vestuario de caballeros, se quedó asombrado al verme flotar bastante alegremente de espaldas en medio de la piscina infantil, ¡sola!

En los meses siguientes, hice un buen progreso pero todavía estaba asustada de nadar de cara. No podía alejarme demasiado del borde de la piscina. Estaba bien sin embargo estar de pie en la piscina de adultos (1.5 m de profundidad) mientras no me alejara demasiado del borde.

He estado haciendo algún trabajo en casa, leyendo un libro sobre natación y he estado practicando los movimientos de braza esperando anticipadamente que un día pueda ser capaz de hacerlos realmente en el agua. Es bastante raro que no se me había ocurrido hacer la EFT otra vez. Esto siguió por unos meses hasta que decidí hacer un poco más de práctica de la EFT.

Empecé mi sesión de EFT sentándome tranquilamente y meditando en los pensamientos que brotaban en mi mente relativos al agua. El primer miedo a materializarse fue el miedo de que perdería el control de mis brazos y piernas en el agua, así que me hice tapping con: aunque esté atemorizada de perder el control de mí misma... hice tres rondas, bajando de un nivel de intensidad de 8 sobre 10... a 3... y luego a 1.

El siguiente fue el miedo de estar demasiado lejos del borde de la piscina. Cuando pensé en estar demasiado lejos del borde, sentí un fuerte golpe de miedo en mi pecho, que consideré un 10 sobre 10. Me hice tapping con: aunque estoy asustada de estar lejos del borde... este miedo bajó a cero en solo 2 rondas.

Luego salió el miedo de poner mi cara cerca del agua así que me hice tapping con: aunque estoy asustada de poner mi cara cerca del agua... Esto empezó con un 10 de 10 y bajó a 3 y luego derecho a cero después de 2 rondas.

Vino después una emoción sorprendente - un sentimiento de vergüenza de que yo no podía nadar. Me hice tapping con: aunque esté avergonzada de que no puedo nadar... Esto bajó de 9 a 0 de 10 en dos rondas.

Finalmente, descubrí un miedo a haber extraños en la piscina al mismo tiempo que yo, probablemente unido atrás en el tiempo cuando fui dejada en la piscina a los 7 años y los niños grandes salpicaban y me asustaron. Así que me hice tapping con: aunque esté asustada de los extraños en la piscina conmigo... Esto bajó de 9 sobre 10 a cero en dos rondas.

Realicé este tapping un sábado. Esa misma tarde, volvimos a la piscina... y qué puedo decir excepto que me fui directo a la piscina infantil y me sumergí debajo del agua para ver qué se sentía. Luego probé a flotar horizontalmente cara abajo en el agua y finalmente fui capaz de hacer brazadas - después de unos pocos intentos crucé toda la longitud de la piscina (unos 10 metros).

Después me fui directo a la piscina grande (1.5 metros de profundidad) y fui capaz de nadar varios anchos con una técnica de brazada perfecta, sin ningún miedo en absoluto, para total sorpresa de Mark. Mi cara estaba de hecho en el agua y no tenía miedo. Sentía que este progreso era totalmente anormal e imposible, ¡pero estaba complacida y victoriosa! No sentía miedo en absoluto, ni siquiera un 1 en una escala de 0 a 10, y ¡no puedo esperar a intentar una longitud completa de la piscina grande la próxima vez que vaya! De hecho no me importaría probar el buceo y el año que viene cuando espero ir de vacaciones a Florida podría probarlo.

Interesantemente, compré los DVD de EFT para ayudarme con los efectos del miedo escénico (soy cantante profesional) y he tenido mucho éxito con esto también- ¡pero esto es otra historia! He usado la PNL y la técnica de los Dones Humanos (¿tenéis esto en los EEUU?) para eliminar los temores involucrados en el miedo escénico, pero los síntomas físicos como la boca seca, palpitaciones, estómago revuelto, no se transformaron permanentemente hasta que descubrí EFT.

Espero más entrenamiento con EFT y pasar las técnicas que he aprendido a mis alumnos cantores y colegas en el negocio. Por favor, siéntase libre de mencionar o usar cualquier cosa de lo anterior, si piensa que podría ayudar a otros y gracias por darme esta gran herramienta que está haciendo tan gran diferencia en mi vida.

Julia

Traducido por Juan Carlos Vega Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.