Tapping de segunda mano para el miedo a volar - AHEFT

Hola a todos,

Clark Long nos envía esta carta testimonial de John, quien solo fue testigo de EFT mirando a su esposa hacer el procedimiento durante una sesión telefónica. Luego, él procedió a hacer “tapping de segunda mano” en sí mismo para el miedo a volar. Entre otras cosas, esta carta testimonial nos da una cierto perspectiva de lo que piensan los recién llegados a EFT mientras usan el procedimiento.


Gary,

Este es el resultado de una sesión telefónica que hice con su esposa para el dolor de la parte baja de la espalda. Él miró dónde se hacía tapping su esposa y al día siguiente lo usó en sí mismo para el miedo a volar.

Clark Long
________________________________________
Hola Clark,

Espero estar encarando esto correctamente. Si no, mis disculpas. Justo antes de nuestro viaje a Italia (de hecho la noche anterior al vuelo), me empecé a sentir con muchas dudas acerca de ir. Era como si tuviera una premonición de que algo desastroso iba a suceder. Yo podía “ver” al avión caerse del cielo en picado igual que hacía en “Flight Deck” en la TV satélite, que mostraba un avión Airbus europeo estrellándose en el Salón Aéreo de París. Y yo sabía que íbamos a viajar en un Airbus europeo.

También, mi esposa anterior era una azafata de vuelo y me había persuadido para que volara con ella en un 747 a Hong Kong después de convencerme de que un Jumbo podría aterrizar con solo un motor, si hiciera falta (lo que es lo mismo, ¡si los otros tres fallaran!), así que pensé que me había sobrepuesto a mis miedos a los viajes aéreos, pero esto era con la suposición de que volaba en un avión de cuatro motores preferiblemente un Boeing 747, mientras que el Airbus sólo tiene dos…

Aunque no estaba seguro sobre la conveniencia de descartar una premonición genuina al pasar a EFT, la cual asumí que trataría solo con los síntomas físicos del pánico, yo me convencí a mí mismo que si EFT funciona trabajando con los campos de energía más bien que con la sugestión, entonces no me engañaría de sentirme bien por volar hacia mi muerte, ya que alinearía mi sistema energético con el sistema Energético Universal y me permitiría (hacía la hipótesis) decidir calmadamente si proseguía con el viaje o no, en lugar de responder lleno de pánico a algunos síntomas físicos que estaba interpretando incorrectamente. También consideré cómo me sentiría si no volaba en el avión pero no impedía que Julie y Jonathan volaran y luego se estrellaran. No me costó mucho tiempo darme cuenta de que no me gustaría vivir si ellos morían de esa manera.

Así que luego hice el procedimiento de EFT que usted habló con Julie, usando la etiqueta “Italia” y un nivel de diez para empezar. En el punto de salida, estaba sintiendo náuseas y atacado por el pánico, pero después de un par de rondas, había bajado a seis. Una ronda más y estaba en dos. En este punto todavía sentía un poco de incertidumbre por ir, pero los síntomas físicos se habían todo menos ido. Sentí que no tenía sentido hacer otra ronda ya que tal vez un nivel de dos es normal para alguien que vuela tan raramente como yo. Luego me fui a la cama. A pesar del hecho de que teníamos que levantarnos pronto para tomar el avión, y con frecuencia duermo muy mal cuando tengo que madrugar, por miedo a quedarme dormido, pronto estuve completamente dormido y me desperté antes de que tocase el despertador y tomé un baño antes de llevar una taza de té a Julie.

Ocasionalmente, todavía me estaba preguntando si debíamos suspenderlo, pero fui capaz de desechar tales pensamientos como irracionales y concentrarme en asegurarme de que todo estuviera empaquetado y hacer que las cosas siguieran su curso de forma alegre hasta que mi cuñado llegó para conducirnos al aeropuerto. Él tiene un curioso sentido del humor y pronto me preguntó si había oído de la huelga de Controladores Aéreos en Italia, en las noticias. No, no lo había oído, pero estaba seguro que si había algún problema por ello, el vuelo sería cancelado de todas formas. No lo fue, por supuesto, y tuvimos un vuelo muy suave hasta Roma, volando sobre los Alpes en un hermoso cielo azul con una vista clara de las montañas nevadas bastante por debajo de nosotros.

La espalda de Julie también sobrevivió a las vacaciones, la mayor parte de las cuales las pasamos ascendiendo pendientes muy pronunciadas para visitar iglesias y basílicas famosas en la Toscana. Hice más ejercicio en esa semana que en los cinco años anteriores, ¡estoy seguro! Pero mereció la pena. Ver las obras maestras de Miguel Ángel y estar en la Basílica de San Pedro, en Roma, fue realmente algo especial. Así que estoy contento de que no me porté como una gallina, gracias a EFT y a su guía a través del teléfono desde Los Ángeles.

Julie disfrutó cada minuto de ello y Jonathan también. No nos lo habríamos perdido por nada. Así que un gran GRACIAS de todos nosotros.

Abrazos (¡de todo corazón!)
John

Traducido por Juan Carlos Vega - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif