La incredulidad y la claustrofobia (o como yo fui llamado médico brujo y EFT aún así funcionó) - AHEFT


Noten como la Dra. Kiya Immergluck prueba los resultados usando EFT para liberar a un escéptico cliente de su claustrofobia.
Por la Dra. Kiya L. Immergluck, EFT-ADV

Querido Gary,

La mayoría de las personas con quienes trabajo han estado ansiosas y muy curiosas acerca de EFT. Me encontraron a través de tu sitio WEB, bajaron el manual y/o experimentaron haciendo EFT por sí mismas. Por suerte, es raro que en estos días me encuentre con alguien que sea muy escéptico sobre EFT.

Esta semana, un amigo me recomendó un cliente, un muy inteligente y exitoso hombre de negocios que viaja por el mundo con un ego sano y un extremo escepticismo en que este "extraño" procedimiento pudiera ser de ayuda para él.

La razón por la cual "Dan" accedió a verme fue su desesperación. Su caso leve de claustrofobia fue empeorando a través de los años, y estaba interfiriendo ahora seriamente en su vida. Dan era agradable y encantador, pero todo intento de explicarle EFT a él parecía caer en oídos sordos.

Le hablé acerca de Einstein y la energía, después le pregunté si la acupuntura le era familiar. ¡Resultó ser que una vez tuvo un tratamiento de acupuntura en un barco pequeño en el río Yangtze dado por un hombre chino que no hablaba inglés! Me dijo que no lo ayudó en absoluto, pero que estaba impresionado por los resultados logrados en su esposa.

Me imaginé que al menos teníamos una conexión con la acupuntura, pero finalmente me di cuenta que Dan estaba deseando dejar su propio escepticismo con la remota posibilidad que EFT pudiera ayudarlo. Pienso que Dan hubiera llegado a visitar a un chamán en una aldea primitiva si hubiese pensado que pudiese deshacerse de su problema.

Le pregunté a Dan cuál era su peor experiencia con la claustrofobia. Antes que me lo dijera, compartí con él que aquellos de nosotros con un entrenamiento clásico en psicoterapia éramos frecuentemente tomados en broma en los círculos EFT porque tenemos "tanto por des-aprender". Le conté acerca de la primera vez que vi el DVD con los veteranos de Viet Nam. Literalmente grité fuerte cuando Gary Craig le dijo a un veterano hospitalizado en su primera entrevista: ¿Cuál fue su PEOR experiencia en Vietnam?

En mi entrenamiento tradicional NUNCA hubiera siquiera considerado preguntarle a alguien con PTSD severa cual fue su "peor experiencia" en una primera sesión.

Compartí esta historia para darle a Dan un ejemplo de mi propio escepticismo y cuán conmovida estuve cuando el veterano dijo al día siguiente que ¡"durmió toda la noche por primera vez en años"!

También le conté a Dan que aparte del tiempo, tenía dos posibles maneras de probar si EFT funcionaría para él. El tenía un vago recuerdo de un incidente de su infancia cuando otros niños le pusieron una sábana sobre su cabeza. Ese parecía ser el principio de sus problemas claustrofóbicos, le dije que mas tarde podríamos probar a ponerle una sábana sobre su cabeza (si es que él se sentía como para tolerarlo).

El otro posible 'test' sería tenerlo sentado en un pequeño closet con las luces apagadas. Comprendió la idea de los resultados de estas pruebas pero sabía que no era capaz de realizar ninguno de estos 'tests' al principio de la sesión. Consideró que pensaría en realizarlos al final.

Después de repetir algunas veces la expresión: "Yo me acepto a mí mismo..." Dan me contó su mas reciente (y peor) experiencia con la claustrofobia. Dan le pagó una gran cantidad de dinero a un piloto en un lejano país para que lo llevara a un alegre paseo en un viejo jet de guerra de dos asientos. El dinero estaba pagado y Dan sabía que no habría devolución. Estaba entusiasmado con la aventura que estaba por emprender, pero tan pronto como la cúpula de plástico bajó sobre su cabeza, entró en pánico extremo teniendo que abortar la experiencia.

Le pregunté a Dan si se sintió avergonzado o deshonrado. Me dijo que no, para nada. El piensa que tiene una condición que lo previene de hacer ciertas cosas, y aunque se sintió muy desilusionado, su ego estaba intacto.

La peor parte de la experiencia fue cuando al piloto le tomó varios minutos extra darse cuenta que el tema de Dan era serio cuando gritó: "Sácame de aquí"

Dan calificó a todos estos incidentes de una intensidad de 9 en una escala de 0 a 10 porque directamente no los pudo catalogar como 10. Hicimos una ronda sobre Aunque estaba aterrorizado cuando la cúpula plástica bajo sobre mi cabeza... y otra ronda de él gritando: ¡¡¡Sáquenme de aquí!!!

Dan cooperó con el proceso aunque seguía escéptico mientras lo hacía. Después de unas cuantas rondas tenía una apariencia de shock en su rostro. No quería decir que era verdaderamente un cero (¡tanto como le costaba aceptar que su comienzo había sido un 10!),
Pero sonrió y dijo, "¡Pienso que podría subirme al jet ahora mismo y volar sin ningún problema!"

Estaba preparada para hacer tapping con él acerca del tema de la sábana, y algunas otras aventuras que se vieron frustradas por su claustrofobia, pero Dan dijo que se sentía listo para hacer los 2 'tests'.

No mostró ninguna incomodidad cuando lo enfrenté con la sábana, la puse sobre su cabeza y le hablé durante uno o dos minutos con la sábana cubriéndole la cabeza. El dijo, "¡No siento miedo para nada!"

Le pregunté si estaba listo para hacer la prueba del closet oscuro. Estaba segura que él iba a querer hacer tapping antes que fuésemos adentro, pero dijo que estaba bien. ¡Se sentó en el 'closet' oscuro por varios minutos y me hablaba a través de la puerta absolutamente sin temor ni desagrado!

Dan se fue diciéndome que intentaría ahora hacer algunas cosas que había evitado por su claustrofobia. Pienso que aún estaba un poco escéptico acerca de EFT, pero ya estaba queriendo admitir que ¡sus temores desaparecieron por completo!

Bendiciones,
Kiya
Dr.Kiya L. Immergluck, EFT_ADV

Traducido por Lena Isis Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Ir a su Sitio WEB