¡A volar! –el miedo a volar - AHEFT


Por Gary Craig

Hola a Todos/as,

Ayer volé a California del Sur para mi reunión de escuela preparatoria (la número 40 —¡suspiro!) Cuando el avión estaba por despegar, escuché a una dama atrás de mí diciendo “¡Los aviones me aterrorizan!”. Era demasiado tarde para hacer algo al respecto en ese momento, puesto que los motores estaban rugiendo y el avión se encaminaba a la pista. En un momento estábamos ya arriba, arriba y lejos, volando hacia lo que pronto se convertirían los amistosos cielos de EFT.

Esta historia tiene un final feliz (sorpresa, sorpresa) como es la mayoría de mis casos en este foro. Además de la historia general, sin embargo, pensé que debería profundizar en algunos de los detalles del proceso. De esta forma podemos tener una visión más cercana del trabajo en el caso, con la esperanza de que algunos de nosotros encontremos formas de expandir nuestro ‘arte de aplicación’.

Como 10 minutos después de comenzar a volar, me volví y me presenté a ‘Ginny’. Yo era un extraño para ella, claro, y tenía que lograr algún tipo de relación si quería introducir una técnica tan extraña frente a un avión lleno de gente.

“Escuché que los aviones le aterrorizan”
“Si, siempre lo han hecho”
“¿Como se siente ahora?”
“Ahora me siento muy calmada. Es el despegue el que me hace sufrir”

Ahora, esto es importante. Sutil, pero importante. Cuando ella dijo que estaba muy calmada, no le creí. Por lo menos, no lo tomé literal. No es que ella estuviese mintiendo, no, pero me he dado cuenta que las palabras de los clientes no siempre reflejan lo que realmente significan. Se le puede llamar experiencia o intuición si lo desean, pero lo interpreté como que ella estaba diciendo REALMENTE “Ahora estoy muy calmada en relación a lo que estaba durante el despegue – pero todavía estoy tensa.”

Así que le dije, “Existe una probabilidad de 50% de que pueda ayudarle a eliminar su miedo a los aviones sin ningún dolor” (Noten que usé 50% porque 90% a un novato puede estar fuera de sus creencias, y por tanto elimina la capacidad de generar un lazo.)

“¿Es usted un psicólogo?”
“No, pero enseño esta técnica a psicólogos y terapeutas de todo el mundo” (Nota: ustedes pueden decir: “Soy un terapeuta y soy uno de los cientos alrededor del mundo que usan esta técnica exitosamente”)

“¿Me va a hipnotizar?”
“No. ¿Conoce algo de acupuntura?” (Nota: estoy buscando un gancho dentro de su sistema de creencias de donde pueda colgar EFT)
“Si”
“¿Lo ha usado con éxito?”
“No, pero mi hija si”

“Bueno, este es un uso psicológico de los meridianos de acupuntura. Sólo que no se usan agujas. Hacemos tapping con la punta de nuestros dedos mientras repetimos algunas palabras. Es bastante indoloro, pero se ve un poco raro. ¿Desea probarlo?” (Noten el enlace entre su sistema de creencias y EFT “es un uso psicológico de los meridianos de acupuntura…”)

“Seguro”

“Sé que se siente relativamente calmada ahora (usando su frase anterior, y agregando la palabra ‘relativamente’) pero ¿hay alguna sensación física en su cuerpo que pueda estar relacionada con la experiencia de estar en este avión?”

“Mi cabeza se siente pesada”

“En una escala de 0-10, donde 10 es lo más pesada que su cabeza se haya sentido jamás y 0 es nada de pesadez, estime donde está ahora.”

“Como en un 5”

“OK, sólo haga tapping aquí (le demuestro el punto de Karate) y diga estas palabras ya sea que las crea o no.” (Nota: frecuentemente les pido que digan las palabras ya sea que las crean o no. Esto parece quitar la carga de lo que a algunos pueden parecer frases raras. También noten que aquellos que realmente no creen en las frases preparatorias de todas formas tendrán una reacción emocional, la cual les permitirá llegar a un tema significativo sobre el cual hacer tapping.)

“Aún cuando tengo esta pesadez en la cabeza, me acepto total y profundamente” (ella repite esta frase)

“Aún cuando no merezco librarme de esta pesadez en la cabeza, me acepto profunda y completamente” (ella repite esta frase) (Nota: Yo elijo intuitivamente usar esta corrección de la frase preparatoria ‘merezco’. Creo que fue útil por la expresión que apareció en su cara cuando lo dijo. Sospecho que podíamos haber resuelto el problema sin esto, pero esto probablemente llegó al meollo del asunto un poco más rápido. Un agradecimiento al Dr. Fred Gallo por desarrollar esto así como el nivel de ‘seguridad’ de correcciones de frases preparatorias. Incluí entonces el nivel de seguridad, a pesar de que intuitivamente no creí necesitarlo)

“A pesar de que no parece seguro librarme de esta pesadez de la cabeza, me acepto profunda y totalmente” (ella repite esta frase)

Ginny hizo tapping en la secuencia de atajo (Ce a BB) y fue de un 5 a un 2. Una ronda más y llegó a 0. Ella estaba impresionada. Le pedí que imaginara el despegue y ella sólo pudo llegar a 3. Una ronda más y llegó a cero. Entonces le pedí que imaginara vividamente su peor experiencia de despegue y le pedí que exagerara a experiencia completa para tratar de subir su nivel. Ella no pudo subir de cero.

Entonces me di cuenta que tenía puesto el cinturón y le pregunté si estaría dispuesta a desabrocharlo y caminar por el pasillo. Ella dijo que eso le generaría un nivel de 7 u 8 si lo hiciera. Otra vez, no le creí. Intuitivamente ella había terminado. La gente espera tener una reacción emocional intensa a un evento que anteriormente le causaba miedo PORQUE ASÍ HA IDO SIEMPRE. Su reacción, he visto frecuentemente, es a lo que ellos PIENSAN que va a ser – no a lo que va a ser realmente. Sin embargo, en el interés de minimizar el dolor, hicimos dos rondas en “caminar por el pasillo” y bajó a cero. Se desabrochó el cinturón y por primera vez en su vida, caminó por el pasillo con completa libertad emocional.

Le pedí a Ginny que me dijera si tenía alguna otra cosa que le produjera ansiedad durante el vuelo y me senté. Ella no tuvo problemas durante todo el vuelo. Cuando aterrizamos, el avión parecía ir más rápido de lo debido y el piloto tuvo que revertir los motores en un grado mayor del normal para disminuir la velocidad. Eso hizo un ruido mucho más fuerte y atemorizante de lo normal, lo que causó que casi todos se preocuparan (incluido yo). Cuando volteé a ver a Ginny y le pregunté “¿Cómo estuvo?” Ella río y dijo “Fue casi divertido”.

¿Perdió Ginny su miedo a volar? Así lo creo. Sin embargo, la prueba es siempre cuando se enfrente a la situación real. Si vuelve a volar (ahora está deseosa de hacerlo) puede tener algo de intensidad en el despegue. Si es así, es posible que haga una o dos rondas de tapping para la resolución completa del problema.

Espero que esto ayude, Gary.

Nota: Unos 5 meses después, Ginny me llamó diciendo que había volado varias veces desde nuestro encuentro y que no ha tenido ningún problema.

Traducido por María Elena Blanco - Ir al Sitio WEB de Maria Elena

InEnglish.gif