Las películas y el miedo a las alturas - AHEFT


Muchísimas gracias a Chrissie Hardisty, del Reino Unido. Su ejemplo apunta hacia un uso de las películas que todo sanador energético debería tomar en consideración.

Las películas a menudo son representaciones gráficas de esas partes de la vida que nos dan miedo u otro tipo de intensidad emocional. Puedes ver cantidad de películas con escenas intensas de atrocidades, violaciones, guerras, serpientes que se deslizan, arañas que trepan, sangre, claustrofobia, ahogamientos y cosas por el estilo. Por ejemplo, cuando un veterano de guerra ve una escena brutal de guerra es muy probable que él/ella sienta emociones intensas; si este es el caso, ESTE ES EL MOMENTO IDEAL PARA HACER TAPPING. ¿Por qué? Porque el asunto está a tiro; está “sintonizado” y suplicando que se le haga tapping. Recuerda, la esencia de todas las técnicas energéticas es equilibrar el sistema energético mientras se está sintonizado al problema. Resulta que las películas pueden ser un método ideal para sintonizar; además es más probable que evoquen más aspectos.

Otra cosa para la que son buenas las películas es para comprobar los resultados. Si crees que has abarcado todos los aspectos de una fobia a las serpientes, por poner un ejemplo, pídele a tu cliente que vea la escena de las serpientes en el pozo de “En busca del arca perdida”. Si queda algún aspecto, lo podrás observar en tu cliente con “el factor sorpresa” cuando vea esa escena.

En el caso de Chrissie, una película desencadenó su miedo a las alturas de toda la vida; se le ocurrió hacer tapping, ya que la película provocó su intensidad, y después “se olvidó” de su fobia a las alturas a partir de ese momento. Curiosamente, ni siquiera se dio cuenta que había superado el miedo a las alturas hasta varios meses más tarde cuando vaciló sobre subir a lo más alto de un castillo. Como podrás comprobar, su vacilación fue simplemente una reacción a cómo solían ser las cosas. A veces, cuando un cliente dice que no ha progresado, necesitamos ponerlo a prueba, porque a menudo el problema se ha resuelto pero no se han dado cuenta. Qué fascinante, ¿verdad?

Aquí tenéis el mensaje de Chrissie.
De Chrissie Hardisty

Hola Gary

Tan sólo una experiencia personal reciente que puede que interese:

Una historia de alturas.

Desde que yo recuerdo, me han dado miedo las alturas. Cuando era pequeña solía subirme a los árboles pero me sentaba en las ramas más bajas, mientras que mis amigos se subían a la cima. Cuando nuestro hijo era pequeño y solíamos ir a de vacaciones al mar, monumentos, etc., yo era la que no podía/quería caminar por los senderos de los acantilados y se quedaba sentada en la hierba mientras el resto se subían a lo más alto del castillo. No ha sido nunca un gran problema que interfiriese en mi vida, sólo que era una pena que no pudiese participar en algunas actividades familiares.

Un par de semanas antes de las Navidades pasadas, estaba mirando una película en la tele en la que había numerosas escenas en lo alto de rascacielos, sobrevolando cañones en helicóptero y otras escenas varias que, como siempre, me revolvían las tripas. De repente me vinieron a la mente las palabras de Gary sobre EFT, cuando dice: “Pruébalo con todo”; así que hice un par de secuencias de tapping y luego me quedé tan absorta en la película que me olvidé por completo del asunto.

Al final de la película me di cuenta que no había tenido más problemas, pero entonces - ¿no lo hacemos así todos, los que somos GENTE DE POCA FE? - lo atribuí a una coincidencia o que tal vez ya no hubo más escenas de las que me hubiesen desencadenado las sensaciones.

Me olvidé totalmente del incidente durante 8 meses, hasta la semana pasada, que fui a pasar la noche con Mair y Tam en Yorkshire. Tenían como invitado a Kevin Hogan, un encantador hipnoterapeuta norteamericano que estaba en el Reino Unido dando un taller y me invitaron a que lo conociese. Al final de una tarde absolutamente encantadora, hicieron planes para llevarle a ver un castillo a la mañana siguiente. Después de todo a los norteamericanos les encantan los castillos ingleses, ¿no?

Así que, a la mañana siguiente tal como acordamos, nos encontramos en el exterior de un excelente ejemplo de castillo inglés. En el interior había tres plantas, unidas por una escalera en espiral, pero esto no suponía ningún problema porque todo estaba completamente cerrado y no podía ver el exterior. No obstante, cuando llegamos al último piso me di cuenta que el último tramo de las escaleras conducía a un parapeto ¡¡¡y al exterior!!! Dócilmente dije: “No se me dan muy bien las alturas” [pensando en cómo solía reaccionar]; así que Mair dijo: “Quédate aquí si quieres y te recogemos cuando bajemos”.

Decidí simplemente ir al final de las escaleras y ver cómo me sentía. Bueno, pues estaba BIEN. Entonces me encontré caminando alrededor del parapeto sin agarrarme a nada, sin tener ninguna de las sensaciones molestas en el estómago, ni pánico en el pecho, incluso me uní a ellos y me incliné sobre la baranda para ver el paisaje. ¡HALA!, no había hecho ESO nunca antes en mi vida. Casi, casi, que di la vuelta de honor, pero me las arreglé para contenerme. No quería darle excesiva importancia porque, como terapeuta, se espera que lo tengamos todo bajo control siempre, ¿no es así? Estaba verdaderamente asombrada, pero entonces me di cuenta que no había tenido ninguna de las sensaciones no deseadas desde que vi la película hacía siete meses y SEGURO que, en ese tiempo, habría visto algo en televisión que normalmente hubiese desencadenado el problema. Así que, seguramente el tapping funcionó.

Te mantendré informado cuando decida hacer salto de cuerda elástica; sí, claro, esto es en broma.

Con amor y mis mejores deseos
Chrissie Hardisty

Traducido por Ana Saval-Badía - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif