Cliente con dos fobias: Temor a ratoncillos y agujas - AHEFT

Hola a todos,

La Doctora Carol Look comparte con nosotros sus sesiones con una de sus clientes que “padece de dos fobias.” Por favor anoten que ambas fobias fueron tratadas en la oficina y aún produjeron resultados de calidad en una situación real. A veces una sesión de oficina puede completamente eliminar la respuesta fóbica. Pero cuando no sucede, por lo general podemos trabajar con el cliente mientras se encuentra en las actuales circunstancias fóbicas.
Por la Dra. Carol Look

Estimado Gary,

Trabajé con una señora de 24 años que tenía dos distintas fobias: ratoncillos y agujas. Recientemente su apartamento había sido invadido por ratoncillos que habían entrado por un agujero escondido dentro de la pared. El dueño mantenía una actitud de no responder a solucionar el problema.

Mi cliente se sentía muerto de miedo hacia los ratoncillos, y no podía dormir desde que su compañera de habitación había encontrado un ratoncillo correteando por el piso de la sala. Cuando mi cliente describió el problema, esto le produjo escalofrió y su cara se enrojeció un poco. Términos como “correteando” la hacían menearse con su silla. Ella se sentía apenada porque su compañera la había encontrado parada arriba de la mesa para sentirse protegida de los ratoncillos.

Hicimos tapping en lo siguiente:

“Aunque tengo miedo de esos animalitos con pelusa…” “Aunque tengo esta fobia a los ratoncillos…” “Aunque este miedo a ratoncillos no me permite dormir…” “Aunque tengo miedo que los ratoncillos me van a “tocar”…” “Aunque me siento ridícula por tener tanto miedo a ratoncillos…” “Aunque ODIO a LOS RATONCILLOS…”

La siguiente semana ella regresó muy satisfecha con sí misma. El dueño todavía seguía ignorando sus suplicas de ayuda, sin embargo, mi cliente se encontraba con una nueva actitud y veía la situación con gracia. Ella dijo que ELLA AHORA ESTABA CORRETEANDOLOS y que LOS IBA A COGER. Por fin había dormido bien por varias noches y se sentía totalmente confidente de que ella tenía control de la situación.
________________________________________
Esta misma cliente tenía fobia de agujas y esto verdaderamente le molestaba porque sabía que estaba en negligencia de su salud. No había visto un doctor en más de tres años precisamente por su reacción fóbica a las agujas. Admitió que le daba pena tener que admitir esto a mí.

Hicimos tapping sobre lo siguiente:

“Aunque tengo esta fobia de agujas…”

A pesar de ser verdad, la palabra fobia no parecía resonar emocionalmente con ella, así que usamos otros imágenes/ palabras/ etc.

“Aunque las agujas me dan escalofrió…” “Aunque siento escalofrió con sólo pensar de recibir una inyección…” “Aunque siente que me voy a desmayar cuando pienso en agujas…”

En mi oficina, esta fobia bajó lo suficiente para que ella pudiera ir a su cita con el medico. Ella regresó en dos semanas sintiéndose triunfante. Ella dijo que aunque prefería que no le sacaran sangre o le dieran una inyección, ahora esto le parecía “no ser la gran cosa.”

Cariñosamente,
Carol

Traducido por MMc

InEnglish.gif