Un vistazo de calidad al “Efecto Ápice” - AHEFT

Silvia Hartmann-Kent nos da un vistazo de calidad al “Efecto ÁPICE”. Este es un buen artículo para mostrar a los incrédulos recién llegados a EFT. Podría servir como un espejo para ellos y posiblemente, ayudarles a verse en su propio reflejo.
por Silvia Hartmann

Casi todos los que han tratado de compartir EFT con otros deben pasar por el extraño fenómeno llamado Efecto Ápice.

Como un pequeño recordatorio, las personas afectadas por el Efecto Ápice pierden su miedo, dolor, o cualquiera que sea el síntoma durante el tratamiento, usualmente de forma total, pero no dan crédito al tratamiento en sí, sino que intentan encontrar otras explicaciones (“sólo me distrajiste”, “es hipnosis”, o como una señora que ustedes pueden recordar de mi libro “Aventuras en EFT” me dijo alguna vez “Eliminé mi severo dolor de cuello porque me hiciste reír”)

En la cúspide del Efecto Ápice, la persona puede ni siquiera recordar que tuvo un problema en lo absoluto, lo que es lo más desconcertante – en un momento dado está subiendo por las paredes a la simple mención de la palabra “araña” y diez minutos después insisten que nunca tuvieron este miedo en lo absoluto.

Uno de los problemas del Efecto Ápice es, como muchos de ustedes saben, que una persona que es afectada por él, ¡no le habla a todo el mundo sobre EFT! Digo que esto es un problema porque regularmente algo que es excelente y realmente funciona muy bien, es tan útil y tan fácil de adquirir, crece más que nada de boca en boca, un usuario feliz se lo menciona a otro.

Les comparto una historia que me llegó hace algunos minutos por teléfono y que muestra que hay esperanza para todos nosotros y nuestros amigos y clientes Ápice.

Una de las muchas personas con las que he practicado mi EFT es dueño de una tienda de la ‘nueva era’ en mi ciudad. Un día entré, llena de la felicidad de la primavera y ella estaba sufriendo por un severo dolor de cuello, por haberse sentado en un banco todo el día, un día lluvioso el otoño pasado cuando hubo muy pocos clientes que le permitieran distraer su mente.

Ella calificó su nivel de dolor de cuello y espalda entre 8 y 9 y le hice una ronda de tapping. Ni siquiera llegué a hacer el 9 gama cuando comenzó con risitas y después con grandes risas, y el dolor había desaparecido completamente – una maravilla de 1 minuto, como lo llama Gary. Esperaba que se brincara de su banco y me obligara a decirle todo acerca de EFT, pero ella insistió en que sólo la hice reír y eso le levantó el ánimo y no quiso saber nada de ese método nuevo acerca del cual estaba yo tan emocionada. Ella fue muy paciente y dijo que yo podía ir a su tienda y hacer una demostración en un sábado cuando hubiese más gente.

Fue una experiencia increíble. He tratado a gente de todo tipo para todo tipo de cosas, incluyendo fobias de casi toda la vida, depresión, miedo a manejar, y la gente había estado excitada y feliz – excepto esta dueña de la tienda. Ella aún no estaba interesada y sólo se mostró educada y bromeó conmigo de forma amistosa.

Esto fue hace un año.

Esta mañana, recibí una llamada telefónica de esa misma señora.

Parece que hace una semana se despertó en la noche con fuertes cólicos menstruales, y “se le ocurrió de la nada, hacer un poco de tapping para eliminarlos”. Ella sólo hizo una ronda “y simplemente desaparecieron en la nada”. Aparentemente, se sentó en la cama y no podía creer lo que sucedió, y de repente recordó todo lo que le dije en mis esfuerzos desesperados de convencerla y todas las cosas milagrosas que ella había visto en ese momento, pero que simplemente no pudo entender.

Esta mujer dirige círculos de curación espiritual, y desde esa noche ha estado diciendo a todos los que se detengan el tiempo suficiente para escuchar, y ha ayudado a más de una docena de personas con todo tipo de problemas. Ella está absolutamente feliz con EFT y desea aprender más acerca de todo el tema y del campo en general.

Yo luché por controlarme mientras la escuchaba, y después le pedí si estaba bien que le gritara en el teléfono “¡TE LO DIJE!” para terminar con el asunto :-)

Encuentro esto absolutamente fascinante. Realmente no sé qué fue lo que sucedió, o cómo fue posible que ella eliminara su bloqueo para ver lo que había estado frente a sus ojos todo este tiempo. Tal vez tuvo que ver algo con estar medio dormida cuando su incidente ‘convincente’ hizo que las palabras adquirieran sentido para ella.

Debo confesar que ya la había considerado un caso perdido en lo que se refiere a EFT, y realmente ahora estoy totalmente feliz de que esto haya sucedido.

Es también una señal para mí y una esperanza de que muchas otras personas que se van el día de la charla introductoria, de la primera sesión de tratamiento o de una charla con amigos enseñándoles EFT mientras se toman un café, y simplemente parecen olvidar lo que vieron, escucharon y sintieron, en un momento u otro recordarán, usarán la técnica y tendrán su propia experiencia de “¡Ajá!”.

Finalmente, para todos aquellos que están leyendo esto, que han probado EFT en sí mismos y no han tenido aún una de esas experiencias intensas que realmente son diferentes a todo lo que habían experimentado, el final del año de Ápice de mi amiga es un ejemplo maravilloso de cómo las cosas pueden suceder si simplemente te mantienes en el camino.

Mucha gente me ha escrito y ha expresado una tristeza y una especie de creencia de que “todos los demás tienen una experiencia maravillosa de curación, entendimiento, y revelación PERO YO NO”.

Yo le diría a cualquiera que esté leyendo esto y se sienten en esa posición que tomen nota. Existen muchos, muchos ejemplos de personas con quienes he estado haciendo esto durante un tiempo quienes simplemente tardan más en llegar. La primera experiencia importante de liberación puede suceder en cualquier momento, en cualquier tema, y una vez que lo hace, realmente se da un verdadero cambio en la aceptación de la técnica y realmente empieza a trabajar como lo ha hecho para todas esas personas cuyas historias se cuentan de forma cada vez más numerosa en el sitio de Gary.

Que estén bien, felices, y sigan haciendo tapping

Silvia Hartmann-Kent

Traducido por María Elena Blanco - Ir al Sitio WEB de Maria Elena

InEnglish.gif