Un sutil, completo y rápido cese del miedo a estar solo - AHEFT

Hola a todos,

¿Qué resultado más potente podríamos pedir que hacer desvanecerse un problema importante tan completamente que hasta olvidásemos que ni siquiera lo teníamos? Afortunadamente, con EFT, este sutil (pero poderoso) resultado sucede con cierta frecuencia.

Este se merece El Premio Nacional a la Pura Elegancia por ser tan suave para el cliente. Por otra parte, es tan sutil que el cliente no es probable que reconozca este sorprendente suceso. Los practicantes de EFT pueden hacer tapping en ellos mismos para el rechazo percibido porque el cliente puede que no le dé valor a su trabajo. Puede que tengan que indicárselo e incluso entonces, ellos pueden “explicarlo” usando “razonamientos” que se adaptan mejor a su sistema de creencias. Este fenómeno, por supuesto, es conocido como el problema APEX.

Damos las gracias a Margaret Haines, una terapeuta experimentada, por su ejemplo personal de la solución a este “hasta he olvidado que tenía este problema”.
Por Margaret Haines

Hola Gary,

Tal vez el problema APEX sacó lo mejor de mí porque he “olvidado” cómo me libré de mi miedo a estar sola en casa.

A la primera semana de pasar el curso de EFT, hice una ronda o dos “sólo para probar” sobre mi miedo a estar sola en casa. Estoy bien si mis hijos están en casa o si tengo un Pastor Alemán pero generalmente estaba atemorizada cuando estaba sola (observen el cambio de presente a pasado). Desde el tapping hace unas cuatro semanas, no he tenido miedo en absoluto y estoy sorprendida de mí misma por no estar más intimidada de lo que “debería”, ya que estoy bastante intimidada en lo que a otros resultados de EFT se refiere.

Por ejemplo, yo también me libro a mí misma de un miedo (o mejor dicho repugnancia) sobre animales pequeños tales como los hámsteres enanos de mi hijo. Dos rondas de tapping me permitieron sostener los antes llamados “monstruos”, ahora renombrados “lindos bichitos”. Un efecto secundario es que de hecho ahora me preocupo de si se escapan de su jaula y pudieran morir, cuando antes del tapping no me hubiera preocupado en absoluto, ya que de todos modos eran repelentes.

Otras ansiedades que he ayudado a los niños fueron el miedo a los fantasmas, miedo de salir al campo, miedo de las arañas, y de las abejas.

Margaret Haines
Traducido por Juan Carlos Vega - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif