¿Qué había en realidad detrás del miedo de Janice a volar? - AHEFT

Hola a todos,

Los miedos y fobias usualmente se disipan en un periodo corto con EFT. En aquellas ocasiones cuando no lo hacen, de todos modos, debemos buscar por problemas subyacentes. A menudo una pregunta simple los traerá a la superficie y luego estaremos a una sesión corta de EFT para solucionarlos. Alan Morison (del Reino Unido) ilustra esto en una buena forma con su artículo concerniente a su cliente, Janice.
Por Alan Morison

Janice había tratado una variedad de tratamientos antes de venir a mí, y nada le había funcionado. Ella ahora se estaba poniendo algo desesperada pues tenía que volar a Singapur para vacaciones en 4 semanas. Ella describió como se sentía asustada dentro de áreas estrechas, inclusive al punto de sentirse incomoda al sentarse en el puesto exterior en el transporte público “porque algo podría pasar”. Lo que ese “algo” podría ser era lo que ella no podía decir.

Hice un par de rondas introductorias en la cuestión general sabiendo que no brindaría muchos resultados pero que haría su ansiedad un poco más leve. No me sorprendí cuando ella dijo después de unos minutos que aunque estaba más relajada, ella no sentía ningún cambio en su miedo a volar. Cuando parecía que nada estaba pasando o cuando parecía que llegábamos a un punto muerto, allí es cuando yo exploraba en el pasado, la niñez en particular.

Le pregunté a Janice si ella podía recordar algún incidente, quizá uno traumático, que ella pudiera recordar. Instantáneamente ella recordó el tiempo a la edad de 8 cuando ella fue redada en un cobertizo oscuro cuando un extraño se expuso a ella. Hice tapping en ella para esa experiencia y en un par de minutos ella se sintió mucho más ligera. Cuando le pregunté por su miedo a volar ella dijo que se había ido. Ella simplemente no podía creer que fuera cierto, diciendo que no podía “echar cabeza” en la conexión entre el cobertizo y su miedo a volar. Cuando le recordé el pánico que sintió al estar en un lugar estrecho ella empezó a entender el pánico que sintió en otros lugares donde su movimiento estaba restringido, aviones por ejemplo. Ahora todo tuvo sentido para ella y un vuelo de prueba en su imaginación no produjo reacción alguna.

Dos meses después ella retornó de Singapur habiendo tenido unas maravillosas vacaciones. Ella había disfrutado de los vuelos y los ascensores y el transporte público no fueron problemas. Tan encantada estaba con los resultados que ella escribió su historia para una revista familiar.

Alan Morison

Traducido por Camilo Buitrago - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif