La insostenible fobia hacia las serpientes --¿Cómo hiciste eso? - AHEFT


Por Gary Craig

Hola a todos/as:

Este tal vez aparezca en la televisión nacional –en el Canal Discovery.

También es un caso importante porque ilustra tres puntos vitales en relación con EFT y una fobia tenaz…

Con EFT, no importa cuánto tiempo haya padecido la fobia el cliente o lo intensa que sea. Lo que sí importa es su complejidad.

Lo valioso de la persistencia. Con frecuencia prevalece cuando somos incapaces de efectuar un tratamiento de una forma más artística.

Después de que una fobia es tratada mediante EFT, algunos clientes aún exhiben una precaución mayor a lo normal en relación con el objeto temido. Esto es normal PORQUE AL CLIENTE LE FALTA EDUCACION con respecto al tema que han evadido durante toda una vida.

Hace alrededor de 6 semanas, el equipo de filmación del Canal Discovery me pidió volar a Phoenix, AZ y aplicar EFT para una “insostenible fobia a las serpientes”. Era considerada insostenible debido a que era extremadamente intensa y el cliente la había padecido durante casi 40 años. Mis esfuerzos resultaron ser bastante exitosos, aún cuando el camino hacia el éxito no fue precisamente por la vía rápida.

Cuando llegué a Phoenix fui acompañado por el equipo de filmación hasta un rancho desolado, en donde la temperatura superaba los 100 grados (Fahrenheit) y donde no había nada más que un corral para caballos, unos cuantos acres de maíz, una o dos construcciones y tierra polvorosa hasta donde llegaba mi vista.

Y… oh sí… Byron Wilkerson también estaba allí.

Byron es un vaquero profesional… una estrella del rodeo con la rudeza atractiva del hombre Marlboro. Tiene un “deje” vaquero en su hablar que acentúa su heroico personaje del oeste. Podría salir directamente de una vieja película del oeste.

Como otros héroes, habla y camina con un aire invencible de confianza y una falta absoluta de temor. Y todo esto era real… hasta que…

Él veía una serpiente…
O veía una fotografía de una serpiente…
O oía a una serpiente cerca…
O incluso al pensar en una serpiente.

Y entonces, todo el asunto macho desaparecía mientras su “porte gallardo” temblaba bajo sus rodillas de hule. Su mano temblaba, su estómago se endurecía y él sentía que el pánico le recorría todo el cuerpo. Una respuesta fóbica real.

Después de que Byron y yo pasamos unos cuantos minutos conociéndonos, las cámaras empezaron a filmar y yo empecé a tratarlo mediante EFT para su temor a las serpientes en general. Estaba siendo global a propósito en esto, debido a que él ya estaba nervioso y yo quería bajar la intensidad.

“Aún cuando las serpientes me molestan…”
“Aún cuando tengo esta indeseable reacción hacia las serpientes…”

Él no creía que este proceso o CUALQUIER otro proceso pudieran ayudarle en absoluto. Para él, esto resultaba imposible. Sólo estaba ahí porque prometió al equipo de filmación que lo intentaría. Después de los primeros 2 minutos, empezó a reírse de mí a carcajadas. Él pensaba que todo este asunto del tapping era ridículo (aún cuando traté de explicárselo desde un principio). Afortunadamente, había accedido previamente a hacerlo hasta el final. Eso, y mi congruencia acerca del proceso, permitieron que se quedara. De otra forma, se habría ido mucho antes.

Entonces yo cambié la técnica y usé la Técnica sin Lágrimas para dos eventos específicos de su pasado, relacionados con serpientes. Uno fue al despertar de una siesta para encontrar a una víbora de cascabel subiéndosele encima, y la otra era un recuerdo acerca de su primo permitiendo que las serpientes se le enroscaran en el cuello (de su primo). Éstas eran fáciles. Dos rondas de EFT para cada una y los recuerdos previamente intensos fueron neutralizados.

Ahhh… esto va a ser fácil, pensé. Simplemente acabaremos con estos recuerdos acerca de serpientes y colapsaremos el fundamento de la fobia. Sin embargo, al preguntarle sobre más recuerdos él dijo que “no podía recordar más”. Eso era raro. Aquí teníamos a un hombre que ha temido intensamente a las serpientes durante casi 40 años y ¿sólo podía recordar dos eventos específicos? Hmmmm.

Continué indagando en busca de más recuerdos, pero me topé con una pared en blanco. Sospeché que esta fobia hacia las serpientes era una metáfora para ciertos recuerdos intensos de su infancia y, si estuviéramos a solas y no frente a las cámaras, yo hubiera continuado hasta encontrarlos. Sin embargo, este hombre macho no accedió a tal cuestionamiento frente a las cámaras. Yo tenía que respetar eso.

Así queeeee, dado que no podía tratar lo que yo creía era el ojo del buey, sólo me quedó EFT en sí, y persistencia.

Según resultó, el equipo de filmación trajo un libro lleno de fotografías de serpientes y, aún cuando habíamos colapsado dos de los recuerdos específicos relativos a serpientes de Byron, él todavía no lograba acercarse al libro. Su mano temblaba con la sola presencia del mismo, y estaba a punto de salir corriendo fuera del corral. Así que hice que pusieran el libro en el piso a una distancia de alrededor de 30 pies, e hicimos tapping para su miedo presente…

Aún cuando ese libro me asusta…
Aún cuando mi mano está temblando…
Aún cuando es sólo tinta sobre papel y no hay ninguna serpiente en realidad…

Unas cuantas rondas con esto y él se calmó. Estaba sorprendido ante su ausencia de miedo y dijo…

“¿Cómo hiciste eso?”

Entonces acercamos el libro como 5 pies más (hasta 25 pies) y su respuesta de miedo regresó (aún cuando era de tan sólo 50% en comparación con la anterior). Unas cuantas rondas más de EFT y él estaba en calma nuevamente. Entonces 20 pies… luego 10 pies… luego 5 pies…

Y así continuamos hasta que Byron sostuvo el libro sobre sus piernas y pasó sus dedos sobre las fotografías sin ninguna respuesta de temor. Estaba impresionado y, nuevamente, dijo…

“¿Cómo hiciste eso?”

A continuación, el equipo de filmación trajo una computadora que mostraba una película de serpientes. Estas eran serpientes malas, resbalosas, rastreras, atacaban, y con los colmillos llenos, y habrían avergonzado a la escena de serpientes de “En Busca del Arca Perdida”. Byron observó esta película con muy poco miedo –sólo hizo una ocasional mueca cuando la serpiente se enroscó y atacó. Pero unas cuantas rondas de EFT con frases de preparación tales como…

“Aún cuando me da miedo la pantalla de la computadora…”
“Aunque sé que esas serpientes en la computadora no pueden hacerme daño, aún así les temo…”

…y Byron tocaba calmadamente la pantalla de la computadora justo donde estaban los colmillos de la boca abierta. Otra vez él dijo…

“¿Cómo hiciste eso?”

Así finalizó el día 1. Él aún no había visto una serpiente viva (lo cual supone la principal prueba de nuestros procedimientos), pero eso vendría mañana. Por favor noten que yo pienso que habría podido colapsar todo esto en 15 ó 20 minutos si hubiera podido hacer tarea de detective y encontrar los asuntos centrales bajo la fobia. Así es que, la primera sesión tomó más de 2 horas de EFT ininterrumpido. Es importante recordar esto para aquellos quienes piensan que 10 minutos son una adecuada persistencia.

En el día 2, le pedí a Byron que volviera a visitar los recuerdos previamente colapsados y él informó que no sentía ninguna intensidad al respecto. Éxito. No había asuntos pendientes por tratar aquí.

Entonces hice que sostuviera el libro y pasara sus manos sobre las fotografías. Nuevamente, no hubo problema alguno. Aparentemente fuimos suficientemente concienzudos como para colapsar todos los aspectos, tanto del asunto del libro como de los recuerdos. La pantalla de la computadora no estaba disponible, por lo que no pude probar esa parte.

Así que proseguimos hacia la prueba principal. El equipo de filmación contrató a un experto en serpientes que trajo dos serpientes enjauladas dentro del corral… una peligrosa víbora de cascabel y una inofensiva boa constrictora. Byron sabía que esto iba a ocurrir y, a pesar de todo nuestro trabajo previo, se puso muy nervioso al ver a las serpientes. Aparentemente había algo acerca de las serpientes vivas que no estaba presente cuando trabajábamos con los recuerdos y las fotografías.

El experto en serpientes sostuvo las jaulas de vidrio (con las serpientes dentro) a alrededor de 50 pies de distancia y gradualmente las fue acercando y yo usé EFT persistentemente con Byron. Incidentalmente, ellas SÓLO fueron acercadas con permiso de Byron. En todo momento, yo le indiqué que él tenía el control del progreso del proceso.

Para el asombro de Byron, él de hecho tocó la jaula de vidrio sin que su mano temblara y sin sentir la necesidad de huir. Sin embargo, él todavía estaba algo nervioso y esta experiencia, que claramente era una mejoría dramática para él, aún no era una acción favorita. Él incluso anunció muy convincentemente…

“Pero yo no voy a tocar ninguna serpiente”.
Yo acepté eso y nuestra sesión se acercó a su final.

En este punto uno podría concluir que EFT falló en conseguir el alivio final… es decir… que Byron tocara cuando menos a una serpiente inofensiva. Sin embargo, ésa sería una conclusión falsa. Verán, Byron ha escuchado que algunas serpientes son inofensivas y algunas son peligrosas. Pero dentro de sí, ÉL NO LO CREE REALMENTE. Para él, TODAS LAS SERPIENTES SON PELIGROSAS y deben ser evitadas. ¿Para qué arriesgarse? Esto es lo que él cree.

Byron y yo hablamos acerca de esto a profundidad y yo le ofrecí la metáfora siguiente, con la cual él estuvo de acuerdo enfáticamente…

Supón que alguien te muestra una pistola y te demuestra que no está cargada. Entonces se para a unos cuantos pies de distancia y apunta hacia tu cabeza. ¿Tú sólo te quedarías ahí sentado y permitirías que él jalara el gatillo?¿O serías prudente y te moverías? Sólo porque la pistola parece no estar cargada no significa que no lo está. ¿Por qué correr el riesgo cuando no hay necesidad alguna?

Y así es como Byron ve a las serpientes. Todas son peligrosas. Esa fue la educación que recibió sobre ellas. Así que, hasta que su entendimiento acerca de las serpientes cambie, él las tratará a todas como peligrosas y no va a empezar a hacerles caricias. Dadas sus creencias, yo tampoco lo haría. Esta es una precaución normal por parte de Byron… no es parte de una fobia. Resulta muy importante entender esto. De otra forma, podríamos pensar que fallamos al “quitar todo” cuando todo lo que se necesita para “terminar el asunto” es una educación apropiada.

La realmente buena noticia es que 15 minutos después de haber terminado nuestra sesión, el experto en serpientes puso una de ellas sobre la tierra… fuera de la jaula… para que el equipo de filmación pudiera filmarla. Byron estaba parado como a 15 pies de ella y estaba completamente consciente de su presencia. Él entabló una conversación normal, no le temblaron las rodillas ni la mano, ni tuvo una reacción de pánico. Resumiendo, no tuvo ningún tipo de reacción fóbica. Sólo la precaución normal que sus creencias le requieren tener.

Éxito

Alrededor de 3 semanas después, Byron me telefoneó para informarme que había visto varias serpientes en ese lapso y en ningún momento presentó una reacción fóbica. Esto es algo nunca experimentado por él. Después de que ambos concordamos en lo extraño que resulta este procedimiento, él dijo…

“Después de los resultados (que experimenté) no me importa lo idiota que sea. Me has convertido en un creyente”.

Abrazos, Gary

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif