Una fobia a la altura aparentemente simple con causas subyacentes - AHEFT

Hola a todos,

Hace unos pocos años, me visitó Maya DeVries en mi casa en California. Yo estaba impresionado por su dominio de EFT… Y… el hecho de que había venido directamente desde Alemania para verme. ¡Qué delicioso! Desde entonces hemos tenido correspondencia de vez en cuando en relación a su uso de EFT y de los talleres que realiza en Alemania.

Recientemente, ella me ha enviado esta historia de un caso instructivo sobre lo que parecía ser un simple caso de fobia a la altura. Al final, sin embargo, resultó que era bastante complicado. Observen por favor cómo Maya descubre expertamente algunos sucesos concretos que forman la causa subyacente detrás de esta fobia.
PD: Añado algunos comentarios útiles dentro de su mensaje.
________________________________________
Por Maya DeVries

Querido Gary,

La mujer de Holanda, que llamaré Rosie, vino para una sesión a causa de su miedo a las alturas. Pensé que sería un asunto rápido pero resultó ser un caso muy complejo.

Rosie tenía mucha fobia a las alturas, siendo su miedo principal el de bajar una escalera empinada. Ahora, ustedes podrían no saberlo, pero Holanda es famosa por sus escaleras empinadas, especialmente en esas maravillosas mansiones de Ámsterdam entre los canales.

Habitualmente empiezo pidiendo al cliente que dé un nivel de intensidad de cero a diez para el enunciado general “Tengo miedo de (en este caso) las alturas”. Ella misma se dio una puntuación de 9.9 para ello. Luego le pedí que me diera la primera asociación con ese enunciado general y ella empezó a decirme sobre una reciente visita que hizo a su profesora de baile en Ámsterdam. Esta mujer vivía en el tercer piso de una mansión en un canal. Subiendo las escaleras, Rosie ya tuvo pánico mentalmente de la idea de tener que volver a bajar al final de la tarde.

Le pedí luego (gracias Gary por ese maravilloso truquito) que me enseñara cómo tener miedo de las alturas, forzándola así a describir con detalle qué pensamientos van por dentro de su cabeza y vigilar sus sensaciones corporales.

COMENTARIO DE GARY: Esta técnica de “enséñame cómo hacerlo” se muestra en nuestro vídeo “Pasos para Convertirse en Terapeuta Extraordinario” en la sesión con “Craig y su vergonzosa vejiga”. La idea es que el cliente puede enseñarme a mí a tener el mismo problema que él o ella tiene, después yo puedo meterme en los recovecos de sus procesos mentales y ser más eficiente con EFT.

MAYA CONTINUA: Ella describió sus miedos de esta manera: “Estás en lo alto de la escalera y quieres que tu pie baje hasta el primer escalón pero sabes que tus piernas no responderán a tu voluntad. Ni siquiera me atrevo a intentarlo. Mis piernas flojean. Soy arrastrada hacia las profundidades”. Noté que su respiración se había vuelto superficial y rápida de veras cuando ella me explicaba el proceso de su miedo.

COMENTARIO DE GARY: Un punto de interés… a veces el miedo de las alturas (y las escaleras) es alimentado por el sentimiento de ser arrastrado hacia abajo por las líneas convergentes que uno ve desde lo alto de un edificio o de las escaleras. Una pista de esto es el enunciado de la clienta…”soy arrastrada hacia las profundidades”.

MAYA CONTINUA: Luego comprobé si había miedo a otras situaciones de alturas:

1. Volar (nada bonito, miedo al espacio por debajo del avión)
2. Balcones (realmente atemorizada, se había tenido que sentar en una representación de ópera en un palco de la segunda fila últimamente).
3. Montañas (miedo de senderos estrechos, miedo de conducir por carreteras serpenteante en los Alpes. “No confío en misma, caeré por un barranco, no seré capaz de frenar”)
4. Cruzar puentes (miedo al espacio vacío a izquierda y derecha, miedo a cruzar el pequeño bordillo entre los dos lados de un puente levadizo con una bicicleta (¡una situación muy holandesa!)

Pero llegamos a la conclusión que las escaleras era su miedo más grande.

Hicimos varias rondas de tapping vigilando sobre las escaleras pero no hicimos muchos progresos. Le pedí que estuviera muy atenta y que me dijera si algunas otras emociones le aparecían aparte del miedo. Por entonces, me di cuenta de que esta no iba a ser una tan fácil como el habitual cliente con miedo a las alturas.

De pronto aparecieron lágrimas en los ojos de Rosie y ella me contó sobre un suceso traumático que había sucedido cuando ella tenía catorce años. Mientras esperaba al tren en alguna estación en Holanda, ella y sus amigas habían estado saltando sobre una cadena que colgaba entre dos postes. Justo cuando llegó el tren y las otras chicas ya se estaban yendo, Rosie decidió saltar una vez más. De alguna manera, su mochila se enganchó en uno de los postes, tropezó con la cadena y cayó de cara en el pavimento, rompiéndose los dientes de delante. Ella perdió la conciencia y cuando volvió en sí otra vez, lo primero que preguntó a sus amigas, que estaban rodeándola en círculo a su alrededor, fue: “¿No estoy muerta?”.

Hicimos tapping por su tristeza por este suceso. Hicimos tapping por sus verdades personales: “caer es peligroso”, “si me caigo podría morir” y “caer puede destrozar”. Ella bajó rápidamente desde ocho a cero de su tristeza. Entonces hice que la Rosie adulta perdonara a la Rosie adolescente por su imprudencia. Después de esto, ella fue capaz de simplemente mirar al suceso como algo desafortunado que le sucedió cuando era joven.

Esperaba entonces ser capaz de hacer tapping en su miedo a las alturas en unas pocas rondas pero algo más apareció mientras estábamos luchando por bajar su nivel de intensidad cero-diez.

Ella me contó otra historia sobre un suceso traumático cuando estaba en tercer curso. Su clase se fue de viaje a Utrecht (una gran ciudad en el centro de Holanda) para ver la catedral. Subieron a la torre; por entonces yo estaba sonriendo por dentro porque yo personalmente tuve mi primera experiencia de miedo a las alturas en esa misma torre precisamente en segundo curso. Una vez que estuvieron en lo alto de la torre, sin embargo, ella fue incapaz de mirar por encima de la barandilla porque ella era demasiado baja. Su profesor se dio cuenta de cómo ella intentaba ver la panorámica de la parte vieja de la ciudad circundante y la tomó por detrás aguantándola, presionando su cintura contra la barandilla de piedra (¡restricción respiratoria!). Rosie le pidió a su profesor que la dejara en el suelo otra vez pero él le dijo que disfrutara de la vista un poco más porque pronto tendrían que bajar. Cuando finalmente la bajó, ella tuvo que apretarse contra el seguro centro de la pared de la torre lejos de la barandilla. De aquí nació su fobia a la altura.

Hicimos tapping contra la ira hacia su profesor y luego para el miedo que ella experimentó durante el suceso.

Ahora podíamos volver a la escalera de Ámsterdam y de pronto, caí en la cuenta: su fobia a las alturas estaba pendiente y mantenida a raya entre estos dos sucesos traumáticos: su profesor de tercer curso agarrándola por la espalda (“¡mis piernas no responderán a mi fuerza de voluntad!”) y a su inconsciencia cercana a la muerte esperándola al momento en que levante un pie del suelo para descender (“soy arrastrada hacia las profundidades”).

Hice que ella se sintonizara realmente con este cuadro e hice tapping con ella. Mágicamente, su intensidad cero a diez bajó muy rápido. Ella estaba radiante y me dijo que ahora ella podía verse a sí misma de hecho bajando las escaleras de Ámsterdam.

Le hice imaginarse a sí misma en un avión, conduciendo por las montañas, en un balcón, etc. Solamente el espacio en el puente todavía necesitó otra ronda de EFT (“ahora puedo poner mi pie en la ranura”)

Me encanta hacer una comprobación inmediata del éxito si puedo. Sucede que vivo en una casa de tres plantas con un balcón en el piso superior. Sugerí que ella podría acompañarme escaleras arriba si quería (dos tramos de escaleras, no demasiado pronunciadas). Primero miramos afuera con la puerta del balcón cerrada y ella me dijo que ella quería probar a salir afuera. Salí al balcón y la observé mientras ella cuidadosamente se acercaba a la barandilla. Se quedó allí completamente libre de cualquier miedo y fue capaz de acercarse mucho y mirar directamente hacia abajo.

COMENTARIO DE GARY: Soy un gran aficionado de las comprobaciones siempre que sea posible. Esto es lo que les permite saber si han tenido éxito… O… si tienen más trabajo que hacer. El test definitivo en este caso, por supuesto, es volver a los lugares que le causaron la fobia. Esto no siempre es posible, por supuesto, pero, si pueden, posiblemente sacará los aspectos que queden (si hay alguno).

MAYA CONTINUA: Esa fue una tarde de domingo muy satisfactoria, por supuesto.

Con amor desde Alemania.
Maya de Vries.

Traducido por Juan Carlos Vega - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif