El miedo que no cedía con EFT hasta que… - AHEFT

Los miedos y fobias frecuentemente se desvanecen rápidamente con EFT… aun aquellos que han estado por largo tiempo. Sin embargo, algunas veces, es necesario tomarlo por un ángulo diferente antes de lograr los resultados esperados. Andrew Robertson comparte su experiencia personal en estas memorias y dice, “para mí, simplemente hacer tapping sobre la fobia no fue suficiente; tuve que profundizar aun más y llegar al meollo del miedo escondido tras la fobia.”
Por Andrew Robertson

Hola, Gary

He utilizado EFT en mí mismo sólo unas cuantas veces, temiendo que no funcionara para mí. Temiendo también que al no funcionar, podría perder la fe en una de las pocas cosas en las que he llegado a creer. Así, tragándome mi miedo, empecé a utilizarlo en algo que me tenía agobiado desde un tiempo atrás.

Hace unos años, un amigo sufrió de cálculos en los riñones y me contó su historia con lujo de detalles. El dolor que soportó fue tanto que estuvo vomitando sin parar. Ni siquiera la morfina pudo aliviar su dolor. Yo escuché su historia sin percatarme que estaba absorbiendo todas esas emociones y dolor. Si en ese entonces hubiera conocido EFT, hubiera estado haciéndome tapping mientras él me narraba su historia.

A partir de allí he tenido fobia a tener cálculo en los riñones. Incluso me he despertado a media noche con una ligera punzada en la espalda temiendo que mis peores pesadillas se hayan vuelto realidad. Esto me ha atormentado al punto de la ansiedad. Apliqué EFT en mí mismo para la fobia varias veces, con poco o ningún resultado. Pero ocurrió una noche cuando hice EFT en mí mismo por el dolor y el sufrimiento de este amigo mío. Por el hecho de que él estuvo retorciéndose de dolor, vomitando y dando alaridos. Por el hecho de que esto ocurrió en una cena, y podría ocurrir en cualquier lugar, en cualquier momento. Así que empecé con esto:

Aun cuando Gareth pasó por todo este dolor, vomitando y dando alaridos; esto ocurrió en una cena, nada pudo ayudar para el dolor, ni siquiera la morfina…
Aun cuando el sufrió todo esto y ahora, escuchando y tomando conocimiento de todo esto ha desarrollado en mí este miedo y fobia de cálculos en los riñones…

Lo dije tres veces, y utilizando todos estos puntos claves en la frase preparatoria hice tapping. Solo tuve que hacerlo dos veces, y no puedo explicar el alivio que experimenté. En este caso, no fue sólo un suspiro de alivio, fue un Yuppiiii!! Parece que el problema se desvaneció.

Espero que esta pequeña historia pueda ayudar a todos a darse cuenta de la importancia de no hacerse de las emociones de otras personas, y cuán importante es hacer tapping sobre uno mismo cuando nos están contando algo terrible. También el hecho de que para mí, hacer tapping en la fobia no fue suficiente; tuve que profundizar aun más y llegar al meollo del miedo escondido tras la fobia.

Gracias
Andrew Robertson

Traducido por Rocío Hoshi

InEnglish.gif