Miedo de toda la vida a las “sirenas chillonas” se desvanece después de concientizar varios aspectos - AHEFT

Hola a todos,

Nancy Gnecco detalla esta importante sesión para nosotros.
Por Nancy Gnecco, M.Ed., LPC, EFT Master

Querido Gary,

Deseo compartir con ustedes una de las muchas exitosas historias desde el retiro de Atlanta. Llamaremos Pat a nuestra cliente.

Pat es una mujer de 59 años de edad con una fobia de toda la vida a las “sirenas chillonas y luces parpadeantes de las ambulancias y de los carros de bomberos”. Lo describía como “una reacción emocional extrema” en la que se le arrasaban de lágrimas los ojos y rápidamente “suprimía la intensidad” en la forma en que podía.

Hace unos 7 años se percató de memorias corporales reprimidas de su vida al estar en peligro durante su infancia. Durante una sesión de beneficios compartidos en el primer día de retiro se enfocó en una película de una de sus hermanas que trataba de matarla cuando era niña. Ella había borrado este trauma, y sabía que el significado de su reacción a los vehículos de rescate se basaba en su “niña con dolor y en peligro que requiere de ayuda extrema”. A pesar del factor clave conocido ella “se sentía resignada y sin orientación de cómo sanar esos sentimientos tan arraigados y esta asociación”. Había tratado ya diferentes modalidades terapéuticas con muy poco éxito o sin él.

El día anterior a nuestra sesión ella había venido a mi tarde “Libre de todo” en la cual había tratado de compartir beneficios para “El asunto de la sirena” pero no experimentó una reducción de intensidad significativa. Le ofrecí que fuera ella la persona que demostrara la sesión de Beneficios Compartidos que ofrecería el día siguiente. El hecho de que fuera incapaz de enfocarse en un evento específico (“la película”) pudo ser la razón de que no obtuviera beneficios significativos en el trabajo de grupo, además de que estaba tratando de eliminar todo el “Asunto de la sirena” a la vez.

En vista de esa posibilidad, cuando comenzamos la sesión el día siguiente la hice enfocarse en la última vez que la hubiera perturbado el sonido y las luces parpadeantes de una ambulancia, evento que ocurrió apenas unos días previos al retiro. Lo comentamos antes de la sesión, así como la importancia de terminar con la “pata de la mesa” específica, el evento clave.

Antes de comenzar en su “película” redujimos a cero lo que ella llamó su “ansiedad habitual global”. Cuando se redujo esa ansiedad ella dijo que “aterrizamos justo en la película” y lo describió así: “Ocurrió apenas hace unos días cuando conducía al trabajo y una ambulancia se me echó encima desde atrás; no podía distinguir miedo de tristeza. En el segundo que ‘vi’ la ambulancia estaba en una intensidad de 8 o más. Derramé lágrimas en la sesión tal y como había sucedido realmente”.

Hicimos tapping un momento con “La película de la ambulancia”; Pat respiró con mayor facilidad. La intensidad comenzaba a disminuir pero después se disparó de nuevo. Resultaba claro que tenía aspectos intercambiados, ya que se estaba aliviando del trauma de su niñez así como del otro día. He aquí lo que narró como experiencia: “Decía —tanto a la persona ubicada al final de la carrera de la ambulancia y a mi ser de la infancia y a la parte de mí que todavía dolía— algunas frases. ‘Resiste’ era la primera frase y hacíamos tapping para bajar la intensidad desde el 10. Después vino la segunda frase: ‘Ya viene la ayuda’, que me regresó de vuelta a 10.”

Pat se disociaba en este punto y le pregunté: “¿A dónde fuiste?” Ella informó que había “abandonado el edificio” de modo que hicimos tapping en:

Aunque necesito abandonar el edificio...
Aunque no se sienta seguro permanecer en esta habitación...
Aunque no se sienta seguro quedarme con esta gente...
Aunque no se sienta seguro estar en mi cuerpo...

Pat se tranquilizó, pero sus ojos aún estaban cerrados y parecía estar procesando el trabajo que hacíamos, de modo que le pedí que apretara mi mano cuando regresara a su cuerpo. Después verificamos de nuevo la seguridad de estar en su cuerpo, en la habitación con el grupo de gente. La intensidad estaba en cero en todas las afirmaciones.

Más tarde regresamos para probar la frase: “Ya viene la ayuda”, y vino a su mente una tercera frase. Dijo en voz alta: “Resiste”. Su cuerpo se puso rígido e informó tener tensión (intensidad: 8) en el cuello, después “huellas de pulgares” en su cuello. Perseguimos el dolor por su cuerpo, provocando que disminuyera cada vez más hasta que estaba en su “sentadera”. Pareció que se quedaría ahí, de modo que sugerí que, mientras hacíamos tapping, ella visualizara que el dolor viajaba hacia bajo por las piernas y salía hacia la Tierra. Fue capaz de visualizar que el dolor bajaba por sus piernas y salía hacia la Tierra: después de esto, ella fue capaz de hacer tapping hasta cero.

Verificamos nuevamente las tres frases y la película original: todas estaban en cero. Al final de la sesión Pat decidió que cuando viera nuevamente una ambulancia o camión de bomberos con sirena prendida, ella podía recitar las tres frases como una bendición, tanto para la persona o personas que fueran el destino del vehículo, como para su niña interna, una bendición que termina con “Elegí la vida, elijo la vida. Y así es.”

El otro día me encantó recibir un email de Pat que decía: “Oí una sirena hace un par de días, nueve días después de la sesión de beneficios compartidos. Aunque no se situó directamente frente a mi auto, como lo manejé en mi película, la podía ver y oír. No sentí ninguna intensidad. Tan sólo empecé con la bendición: ¡Resiste, cariño; ya viene la ayuda!”. Sentí que algunas gotas me llenaban los ojos”. Empezó a hacer tapping en el punto karate con el volante del automóvil, y fue capaz de reducir la intensidad y concientizar esa nueva escritura en sus muros.

Si ella no hubiera trabajado en el trauma infantil con su hermana en una sesión anterior en el retiro, y no hubiera hecho la conexión con su respuesta a los vehículos de emergencia, es improbable que hubiéramos podido realizar ese progreso tan grande en una sesión.

Nancy Gnecco

Traducido por Ricardo Viesca - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif