Haciendo tapping durante una película atemorizante para quitar el miedo - AHEFT

Jon Harris se encontró a sí mismo comprometido para asistir a una película atemorizante y su nivel de miedo acerca del evento era de 10 . Para empeorar las cosas, estaba sentado cerca del frente, donde los eventos atemorizantes de la pantalla estaban aún más “en su cara”. Hay mucho que aprender aquí acerca de la manera en que él colapsó este problema mediante EFT.
Por Jon Harris

Estimado Gary:

Yo evito ver películas que son atemorizantes o que están llenas de mutilación, sangre y violencia. Cuando una amiga recientemente me pidió que la acompañara a ver “United 93”, yo accedí, algo poco característico en mí, sólo para arrepentirme de mi decisión inmediatamente después de colgar el teléfono.

Para cuando llegamos al cine esa tarde, mi nivel de arrepentimiento era de 10 , y mi ansiedad también. Al entrar al cine casi vacío le pregunté a mi amiga: “¿Dónde te gustaría sentarte?” Claro, su respuesta fue: “Abajo, cerca del frente”. Una nueva ansiedad: ¿cómo podría salir sigilosamente del cine a la mitad de la película?

Tomé mi lugar y empecé a hacerme tapping en un lado de mi mano izquierda. Sabía que simplemente haciendo esto mi ansiedad disminuiría, pero conforme la película empezó me percaté de que tendría que rascar muy profundamente y hacer tapping bastante en serio si quería mantenerme ecuánime. La tensión en la pantalla y dentro de mí se incrementaba rápidamente.

Primero hice tapping acerca de problemas generales de ansiedad relacionados con películas, y luego empecé a buscar recuerdos infantiles de películas atemorizantes. Sabía que entre más específicos fueran los recuerdos que yo averiguara, más grande era la posibilidad de no dejarme invadir por el pánico, y así no dejar a mi amiga sentada sola en un mar de butacas vacías. Un asunto práctico: para no parecer un individuo extraño tocándose nerviosamente la cara al hacer el tapping, dije las frases de preparación en mi interior y visualicé todo el tapping, a excepción del tapping discreto en un lado de mi mano.

EFT me apoyó de manera sobresaliente, ¡como es usual! A la mitad de la película ya no sentía ansiedad ALGUNA. Nada que sucediera en la pantalla me picaba ningún botón emocional, aún cuando la acción cada vez era más intensa. Siempre he tenido mucho éxito con EFT, pero realmente me sorprendió mi cambio esa noche, y mi actitud acerca de ir al cine ha sido alterada radicalmente.

Aquellos quienes están familiarizados con EFT raramente necesitan deletrear lo que las tres iniciales significan, pero deberíamos recordar que la “F” significa FREEDOM (LIBERTAD).

Suyo,
Jon Harris

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif