Eliminación del miedo a la muerte y la pérdida de dos niños en 15 minutos - AHEFT

Muchas personas experimentan un dolor prolongado cuando sus seres queridos mueren, y el cliente de Ted Robinson no era una excepción. Este dolor, sin embargo, se había transformado en un constante miedo a la muerte. Noten la forma en que todo se disolvió rápidamente, y cómo un seguimiento efectuado al día siguiente confirmó la sanación.
Por Ted Robinson

Estimado Gary:

Sólo quiero compartir un evento de sanación reciente en el cual conocí a un hombre y empecé a hablarle acerca de EFT. Yo practico la “regla de los tres pies”, lo que significa que le platico a quienquiera que se encuentre a tres pies de distancia de mí acerca de EFT. Deseaba mostrarle lo que EFT podría lograr para él y le pregunté que si padecía de temores, etcétera.

Inmediatamente él contestó: “Miedo a la muerte”. Le pregunté si tenía alguna razón específica para tal temor y dijo que había perdido a dos hijos como resultado de ataques de epilepsia. Cuando le pregunté acerca de sus edades, él dijo 2 y 4 años y yo noté cómo su labio inferior temblaba imperceptiblemente. Le pregunté cuánto tiempo hacía que había sucedido esto y él dijo que 23 años. Pregunté con qué frecuencia pensaba en esto y él de inmediato respondió: “todos los días”.

Empecé el proceso de EFT de inmediato sin mucho preámbulo y podía ver sus ojos mirándome con temor y curiosidad al mismo tiempo. Sabía que tenía que ser exitoso inmediatamente o él probablemente saldría corriendo para no volver más.

Su nivel de intensidad, en una escala de 0-10, empezaba en 8 e inicialmente bajó a 4. Usé más o menos las siguientes palabras:

Aún cuando mis hijos murieron y yo nunca quiero olvidarlos, este dolor ha durado suficiente, sin embargo me amo y acepto total y completamente.

Conforme avanzaba añadí cosas tales como:
Hice todo lo que pude y sé que no cometí ningún error, pero de algún modo, todavía me siento responsable por su pérdida.

Di seguimiento mediante frases recordatorias tales como: Perdí a mis hijos y fui impotente para hacer cualquier cosa para ayudarlos, y desearía haber sido yo en lugar de ellos, pero no fue así y ahora yo tengo que lidiar con esta trágica pérdida.

Me aseguré de incorporar palabras que hicieran patente que él nunca los olvidaría y nunca dejaría de amarlos, pero estaba dispuesto a soltar ese dolor constante.

Conforme hicimos la siguiente ronda, bajó a una intensidad de 2 ó 3 en una escala de 10, y entonces usé la escalera visual (como yo la llamo –mejor conocida como la mirada barrida del piso al techo) y entonces bajó a cero en la escala de 10.

Cuando le pregunté cómo se sentía, primero me miró como si fuera a romper en llanto y luego se alegró y dijo lo agradecido que estaba por haberse liberado finalmente de los sentimientos de miedo que había estado experimentando durante los últimos 23 años.

Súbitamente, todo su rostro se iluminó y una amplia sonrisa apareció, estrechó mi mano vigorosamente diciendo que se sentía de maravilla. Le pedí que me contactara al día siguiente y cuando lo hizo le pregunté que cómo se sentía. De inmediato dijo que fantástico y que el sentimiento se había ido. Me agradeció efusivamente. Yo estaba simplemente contento de verle sanar esta herida tan vieja y profunda. Espero que esto ayude también a otros.

Con gran respeto, Ted

Traducido por Ana Paula Aguirre Hall - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

InEnglish.gif